Desarchivamos las bodas de ayer: Felipe de Borbón, Letizia Ortiz y otros enlaces 'reales'

Os invitamos a las bodas que se celebraron hace 30, 40, 50…años. Cada jueves, nuestros compañeros de archivo Susana Payá y Juan Pedro Alcaráz desempolvarán y rescatarán los documentos gráficos que confirman que Diez Minutos fue testigo de esos enlaces con los que disfrutaron nuestras lectoras de ayer. Hoy nos tomamos una licencia y damos un salto más pequeño en el tiempo para recordar el enlace de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, que este 22 de mayo celebrarán doce años de casados. Además, recordamos como fueron los "Sí, quiero" de otros royals europeos, ¿qué anécdotas se vivieron? ¿qué vestido de novia te gustó más? Pasen y vean.

image

Os invitamos a las bodas que se celebraron hace 30, 40, 50…años. Cada jueves, nuestros compañeros de archivo Susana Payá y Juan Pedro Alcaráz desempolvarán y rescatarán los documentos gráficos que confirman que Diez Minutos fue testigo de esos enlaces con los que disfrutaron nuestras lectoras de ayer. Hoy nos tomamos una licencia y damos un salto más pequeño en el tiempo para recordar el enlace de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, que este 22 de mayo celebrarán doce años de casados. Además, recordamos como fueron los "Sí, quiero" de otros royals europeos, ¿qué anécdotas se vivieron? ¿qué vestido de novia te gustó más? Pasen y vean.

1 de 53
La boda de Felipe VI y Letizia Ortiz

6.307.200 minutos, 105.120 horas, 4.380 días, 625 semanas, 144 meses, o lo que es lo mismo, 12 años separan el próximo 22 de mayo de aquel lluvioso 22 de mayo de 2004, en el que Felipe de Borbón y Letizia Ortiz Rocasolano consolidaron su bonita historia de amor en la catedral de La Almudena.

En Diezminutos.es queremos celebrarlo recordando algunos de los momentos más emotivos del enlace y comparándolo con el otros royals europeos, prestando especial atención a los trajes de las novias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 53
El traje de Letizia

La reina Letizia lució un diseño de Pertegaz con una cola de 4,5 metros con bordados heráldicos. También llevaba un velo de tul de seda natural de tres metros de largo y bordados que mezclan la flor de lis y la espiga.

Como joyas eligió unos pendientes de platino con diez diamantes, regalo de los Reyes, y la diadema de estilo imperio de platino y brillantes que doña Sofía lució el día de su boda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 53
La boda de Felipe VI y Letizia Ortiz

Fue una ceremonia sobria, en la que destacó la seriedad de la novia, que al parecer sufría una infección de garganta; el olvido del príncipe que después del intercambio de las arras, tuvo un pequeño despiste y ha estado a punto de olvidar las palabras que debía pronunciar; o los nervios a la hora de intercambiarse las alianzas. La intensa lluvia también marcó la boda de los príncipes.

Ya convertidos en marido y mujer, Felipe y Letizia salieron al balcón del Palacio Real y se dieron un casto beso ante la insistencia de los allí presentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 53
La boda de Felipe VI y Letizia Ortiz

Se pueden recordar muchas anécdotas del enlace real, entre ellas la ausencia por una supuesta resaca de Ernesto de Hannover, el gran trueno tras el 'sí, quiero' o que muchas de las invitadas tuvieron que hacer cola en el cuarto de baño cuando llegaron a palacio.

Pero sin duda hay una que merece una mención especial, el hijo de la infanta Elena protagonizó uno de los momentos más recordados de la boda. Al tratar de dar una patada a su prima Victoria López de Quesada y Borbón Dos Sicilias. Después de amonestar varias veces a los niños, la cuidadora que iba con ellos tuvo que sacarlos de la zona del altar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 53
La boda de la infanta Elena y Jaime de Marichalar

La catedral de Sevilla fue el marco elegido por la infanta Elena y Jaime de Marichalar para casarse. Fue el 18 de marzo de 1995 y cientos de andaluces se echaron a las calles para ver de primera mano la boda de la primogénita de Don Juan Carlos y Doña Sofía y el hijo de los condes de Ripalda.

Antes de pronunciar el "Sí, quiero", a la infanta se le olvidó mirar al Rey Juan Carlos y pedirle la bendición, como manda la tradición.

Jaime y Elena intercambiaron 13 arras y la novia no se quitó el velo hasta que no fueron marido y mujer.

El 13 de noviembre de 2007, la Casa Real anunció el "cese temporal de su convivencia matrimonial" con el duque de Lugo y en 2009, firmaron el divorcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 53
El traje de Elena

La Infanta Elena optó por un diseño de Petro Valverde. Un modelo de corte recto, escote cuadrado, con bordado en hilo de seda, al igual que en las mangas, y falda de vuelo lisa.

El velo de cuatro metros iba prendido por una tiara de los Marichalar, una joya realizada en oro blanco y diamantes que fue un regalo de la madre del novio a la infanta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 53
La boda de Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín se casaron en la catedral de Barcelona el 4 de octubre de 1997. La novia llegó 25 minutos después que el novio, del brazo de su padre, el rey Juan Carlos.

Iñaki la recibió con un beso y ella, a su vez, besó a su padre antes de que éste ocupara su asiento.

La ciudad de Barcelona se volcó con los novios. En la víspera se organizó un espectáculo de fuego, agua, luz y música en la fuente mágica de Montjuic, junto al Palacio de Congresos. Asistieron al enlace 1500 invitados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 53
El traje de Cristina

La Infanta Cristina encargó su vestido de novia a Lorenzo Caprile. Un diseño de escote barco y corte imperio de manga larga, cuyo tejido, en seda, se fabricó específicamente para la ocasión en la prestigiosa empresa Rafael Catalá.

La falda evasé resaltaba el velo de encaje de Bruselas, prendido por una original corona. Una pieza de platino y diamantes, compuesta por cinco flores, de la prestigiosa joyería francesa Mellerio y que puede ser usada como broche y como gargantilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 53
La boda de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson

El 14 de mayo de 2004 –apenas unos días antes que nuestros Reyes–, Federico de Dinamarca y Mary Donaldson unían sus vidas en una ceremonia religiosa en la catedral de Nuestra Señora de Copenhague. De los 800 invitados a la ceremonia, solo la mitad acudieron al banquete, que se celebró en el castillo de Fredensborg.

Su llegada hasta el altar no fue nada fácil, ya que la reina Margarita no veía con buenos ojos que una plebeya ocupara el trono. Hoy, 14 años después, la relación entre ambas ha mejorado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 53
El traje de Mary

La mujer de Federico de Dinamarca escogió un vestido marfil de escote redondeado, manga francesa y falda de vuelo con pliegues firmado por el diseñador danés Uffe Frank.

Mary lució unos pendientes de platino, diamantes y perlas, diseñados en exclusiva para la ocasión por la diseñadora de joyas Marianne Dulong.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 53
La boda de Joaquín de Dinamarca y Marie

Los novios se dieron el "Sí, quiero" en la iglesia medieval de Mogeltonder, al sur de Jutlandia, el 24 de mayo de 2008. Esta era la segunda boda para él, que unos años antes se había separado de la madre de sus dos hijos mayores, Alexandra Mandley.

Fue una ceremonia sencilla con poco más de 280 invitados y en la que Joaquín y Marie se sentaron en el centro de un corazón de rosas que yacían en el suelo, como marca la tradición de este templo del sur de Dinamarca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 53
El traje de Marie

Diseñado por Arasa Morelli, el vestido que lució Marie está elaborado a base de encajes de bordado francés y motivos florales.

El velo de tul también está ribeteado con blondas de encajes e iba sujeto por una tiara, que pertenece a su suegra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 53
La boda de Haakon de Noruega y Mette-Marit

El príncipe Haakon de Noruega y Mette-Marit Tjessem se casaron en la catedral de Oslo el 25 de agosto de 2001. Fue una ceremonia muy emotiva y el heredero noruego no pudo aguantar las lágrimas en varias ocasiones.

A Mette-Marit le costó ganarse el cariño de los noruegos, por su pasado: Haakon se casaba con una plebeya, madre de un hijo y republicana confesa.

Cabe destacar las sencillas alianzas que escogieron los novios: en oro blanco y sin ningún tipo de incrustación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 53
El traje de Mette-Marit

Elaborado en crêpe de seda, de mangas largas y cuello barco, el diseño que lució Mette-Marit estaba cargado de simbolismo al estar inspirado en el vestido que lució la reina Maud, bisabuela de Haakon de Noruega, el día de su boda con el rey Haakon VII.

Destacaba el ramo, en tonos violeta y con forma en cascada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 53
La boda de Marta Luisa de Noruega y Ari Behn

El 24 de mayo de 2002, en la Catedral de Nidaros, la princesa Marta Luisa de Noruega y el escritor Ari Behn sellaban su historia de amor.

Siempre transgresora, la novia avanzó hacia el altar mientras el coro infantil de la catedral cantaba un salmo de peregrinos titulado 'Eg er glad' (Soy feliz), en lugar de la tradicional marcha nupcial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 53
El traje de Marta Luisa

Un sencillo vestido de novia, obra de la modista Wenche Lyche confeccionado en crêpe de seda y su escote delantero y a la espalda reproducían la forma de los arcos góticos de la catedral de Nidaros.

El abrigo que Marta Luisa lucía sobre su vestido estaba elaborado en satén duquesa y bordado con cuentas de cristal Swarovski.

El ramo estaba formado por tres tipos de flores distintas: orquídeas, lirios de 'Marta' (flor que eligió su abuela cuando se casó) y una flor típica de Noruega, 'liljekonvall'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 53
La boda de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton

La abadía de Westminster fue el lugar elegido por Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton para convertirse en marido y mujer el 29 de abril de 2011.

Protagonizaron un enlace ante 1.900 invitados y 2.000 millones de espectadores como testigos que pasará a la historia por ser el más caro, con unos gastos de 30 millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 53
El traje de Kate

Confeccionado por Sarah Burton, responsable de la firma Alexander McQueen. Llevaba un velo hecho de capas de tul suave, de seda color marfil con un recorte de flores bordadas a mano, que fue bordado por la Real Escuela de Costura, y una tiara Cartier prestada por Isabel II.

Sencilla y fiel a su estilo, destacaba su peinado, realizado por James Pryce, estilista del prestigioso salón de belleza Richard Ward, que cobra unos 163 euros por cortar el pelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 53
La boda de Victoria de Suecia y Daniel Westling

El 19 de junio de 2010, la princesa Victoria de Suecia, heredera al trono sueco, se casaba con Daniel Westling, en la catedral de San Nicolás en Estocolmo. Victoria y Daniel se casaban siguiendo otra tradición: haciéndolo el mismo día y en el mismo sitio que habían elegido los padres de ella 34 años antes. Esta tradición se remonta a otros reyes desde 1823.

El pastel de bodas con forma de trébol de cuatro hojas contaba con 11 pisos y más de 3 metros de altura, 250 kilos de peso y el 95 por ciento de los ingredientes eran orgánicos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 53
El traje de Victoria

Diseñado por uno de los creadores habituales de la princesa, el sueco Pär Engsheden, está hecho de seda satinada en color crema, con manga corta y un cuello con escote tipo barco; y tiene en la cintura un fajín y la espalda con forma de V. La cola del vestido, de cinco metros de longitud, está ribeteada, sujetada a la cintura y cubierta con el velo dispuesto en la misma forma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 53
La boda de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill

La princesa Magdalena, hija menor de Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, contrajo matrimonio con Christopher O'Neill, el 8 de junio de 2013, en la Capilla del Castillo Real de Estocolmo, en una ceremonia religiosa con música clásica y moderna que emocionó a ambos y que se desarrolló en inglés, en deferencia hacia los invitados extranjeros, y en sueco.

Chris pronunció el "sí, quiero" en inglés y ella, en sueco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 53
El traje de Magdalena

El vestido, creado por Valentino, estaba creado en seda de organza con bandas de encaje de Chantilly en color marfil. En la parte superior del cuerpo y en las pequeñas mangas, el encaje tomaba protagonismo mientras que el escote barco se pronunciaba un poco más en la espalda.

La cintura está acentuada por pequeñas pinzas verticales que se abren y caen sobre la falda, que está rematada con un volante.

El velo, de cuatro metros de largo, es de seda de organza terminado en tul, con un cordón de encaje de Chantilly en flores

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 53
La boda de Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist

Carlos Felipe de Suecia y Sofía contrajeron matrimonio el 13 de junio de 2015 en la capilla del Palacio Real de Estocolmo. La anécdota de la boda se produjo cuando Carlos Felipe tuvo algunos problemas en colocar la alianza a su prometida.

La Casa Real de Suecia hizo público unas horas antes de la boda el presupuesto del enlace: 650.000 euros que salen directamente del bolsillo del rey Carlos Gustavo de Suecia. Se trató de una decisión personal del monarca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 53
El traje de Sofía

La esposa del príncipe Carlos Felipe elegía para el 'sí, quiero', un diseño de la firma sueca Ida Sjöstedt, elaborado con seda organza italiana y encajes de alta costura del español José María Ruiz.

Sofía llevaba en el pelo un ramillete de mirto, tal y como manda la tradición en la Familia Real sueca y que simboliza el amor verdadero

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 53
La boda de Constantino de Holanda y Laurentien Brinkhorst

El enlace religioso de Constantino de Holanda y Laurentien Brinkhorst tuvo lugar el 21 de amyo de 2001 y reunió en La Haya a más de 1.000 invitados.
Como curiosidad, los novios quisieron encargarse personalmente de todos los detalles de la ceremonia religiosa: la iglesia de San Jacobo de La Haya se engalanó con flores en tonos pastel y el príncipe heredero Guillermo leyó un fragmento del evangelio de San Juan que hacía referencia al amor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 53
El traje de Laurentien

Laurentien lució un sencillo traje de seda de color marfil con una cola de 3,65 metros de largo, obra del Edouard Vermeulen, de la casa belga Natan.

La novia sujetaba su velo nupcial con una tiara de brillantes que componían hojas de laurel y que pertenecía a la reina Beatriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 53
La boda de Friso de Holanda y Mabel Wisse

El príncipe Johan Friso de Holanda, el segundo hijo de la reina Beatriz, contrajo matrimonio con su novia, la plebeya Mabel Wisse Smit, en la localidad de Delft, el 24 de mayo de 2004.

A la posterior ceremonia religiosa en la Iglesia Vieja asistieron 1400 personas.

El príncipe Friso de Holanda, segundo hijo de la princesa Beatriz, falleció en agosto de 2013 en La Haya. Friso, de 44 años, se encontraba en coma profundo desde que el 17 de febrero de 2012 sufriera un accidente de esquí en la estación de Lech (Austria).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 53
El traje de Mabel

La firma Victor&Rolf fue la elegida por Mabel de Holanda para su gran día. El diseño estaba realizado en satén, de manga larga y escote barco. Lo más llamativo del traje eran los lacitos que forman un patrón de rombos por todo el modelo. Un total de 248 lazos: 128 en la falda, 85 en el cuerpo y 35 en la cola. Estaban cosidos a mano.

El vestido llevaba una cola de más 2,75 metros, adornada por los mismos lacitos que cubrían, en ese juego de rombos, el traje nupcial y que se hacían más grandes a medida que finalizaba la cola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 53
La boda de Guillermo de Holanda y Maxima Zorrieguieta

Una casi desconocida Máxima Zorreguieta se casó, el 2 de febrero de 2002, con el príncipe Guillermo, quien pronto se convertirá en el soberano de Holanda. Fue en Nieuwe Kerk y, como manda la tradición holandesa, la novia llegó al altar del brazo de su prometido.

Máxima intentó contener las lágrimas durante toda la ceremonia, sobre todo cuando el reverendo que ofició la ceremonia hizo referencia a sus padres, que por decisión del parlamento holandés no pudieron asistir al enlace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 53
El traje de Máxima

La argentina escogió para su gran día un diseño de Valentino, de corte clásico y muy sencillo, con manga larga ajustada, cuello redondeado y cuerpo sin ningún tipo de adorno. Tardó tres meses en confeccionarse.

El velo, confeccionado en tul de seda con detalles florales hechos a mano, estaba sujeto a la tiara de estrellas, la misma que lució la por entonces reina Beatriz en su boda con el príncipe Claus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Bodas de ayer