Anécdotas de proclamaciones y coronaciones Reales

Ya conocemos todas las anécdotas de la proclamación como Rey de Felipe VI, pero, ¿qué ocurrió o cómo fueron otras coronaciones, incluida la de su propio padre, don Juan Carlos?

image

Ya conocemos todas las anécdotas de la proclamación como Rey de Felipe VI, pero, ¿qué ocurrió o cómo fueron otras coronaciones, incluida la de su propio padre, don Juan Carlos?

1 de 8
Felipe VI

Grandes ausencias y nuevas presencias

La sobria ceremonia de proclamación (aquí no hay coronación) se celebró con protagonistas indiscutibles, las hijas de los Reyes, y dos ausencias importantes: la del rey Juan Carlos, que quiso dejar todo el estrellato a su hijo, y la de Cristina, cerca de su imputación por delito fiscal.

 

2 de 8
Juan Carlos I

Don Juan no asistió

Fue proclamado rey a los dos días de la muerte de Franco, en 1975, y juró acatar los principios del Movimiento Nacional del régimen franquista. Su padre, don Juan, no asistió porque era él, como heredero de Alfonso XIII, el sucesor natural, pero no reinó por voluntad de Franco. No renunció a sus derechos hasta el 14 de mayo de 1977.  Juan Carlos juró sobre un crucifijo y una Biblia, algo que no ha hecho su hijo.

 

3 de 8
Isabel II de Inglaterra

Un dedo muy inflamado

Fue coronada el 2 de junio de 1953, en la Abadía de Westminster, con un vestido que llevaba bordado un trébol de cuatro hojas para que le diera buena suerte. Además de la corona, a los reyes de Inglaterra se les coloca un anillo en el meñique. Según la tradición, cuanto más dolor provoca, más largo será el reinado. A Isabel, que ya lleva más de 60 años en el trono, hubo que quitárselo tras tener el dedo en agua muy fría para bajar la inflamación.

 

4 de 8
Guillermo Alejandro de Holanda

Primer rey tras 123 años de reinas

Guillermo IV fue investido el 30 de abril de 2013 como primer rey de los Países Bajos después de 123 años en los que los monarcas siempre habían sido mujeres. Vistió la misma capa de armiño que su madre, Beatriz, y su abuela, Juliana, restaurada con piel artificial, ya que están prohibidas las pieles naturales. Su mujer, Máxima, es reina y su hija mayor, Amalia, princesa de Orange, equivalente a Princesa de Asturias.

 

5 de 8
Felipe de Bélgica

Juró en tres lenguas

Fue investido el 21 de julio de 2013, tras la abdicación de su padre, Alberto II, convirtiéndose en el séptimo rey de los belgas desde que el país se independizó de Holanda, en 1830. Hizo su juramento en las tres lenguas oficiales de su país: flamenco, francés y alemán.

 

6 de 8
Carlos Gustavo de Suecia

Reinó con 27 años

Se convirtió en rey al morir su abuelo, Gustavo VI Adolfo, el 15 de septiembre de 1973. Su padre había fallecido en un accidente de aviación en 1947, cuando él tenía diez meses. Finalmente, subió al trono con 27 años, estando aún soltero y poco “maduro”. No fue “coronado” pero sí se sentó en el conocido como Trono de Plata y llevó la tradicional capa de armiño. Por deseo propio, fue proclamado “rey de los suecos”, en lugar del tradicional “rey de los suecos, los godos y los vándalos”.

 

7 de 8
Maragarita de Dinamarca

Iba de luto

Fue proclamada reina el 15 de enero de 1972, un día después del fallecimiento de su padre, Federico IX, por lo que Margarita vestía de riguroso luto. Como en Dinamarca no existe ceremonia de coronación, sólo se hace un sencillo acto en el que el primer ministro anuncia al pueblo la llegada al trono de la nueva reina, que es aclamada por la multitud gritando “¡Hurra!” nueve veces. Margarita no piensa abdicar, ya que considera que su cargo es de por vida.

 

8 de 8
Harald de Noruega

Casi renuncia por amor

Se convirtió en rey tras la muerte de su padre, el 17 de enero de 1991. También es el jefe de la Iglesia de Noruega, luterana, y el primer monarca noruego nacido en Noruega. Su entonces esposa, Sonia, pasó a ser reina. Pero el camino no fue fácil. Iniciaron su noviazgo en 1959, pero, al ser Sonia una plebeya, el rey Olaf se oponía a la relación. Harald anunció que renunciaría al trono si no podía casarse con ella. El rey y el parlamento tardaron diez  años en autorizar la boda.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Especiales