Elsa Anka: "He descubierto que puedo vivir muy bien conmigo misma"

Tras su separación de Gorka Fraile, la presentadora vive feliz su soltería. Tanto que dice que no busca un nuevo amor, tan solo a ella misma.

Elsa Anka
Jordi Bardajil

Elsa Anka ha cumplido 52 años y hace sólo uno que se separó del tenista Gorka Fraile, con el que estuvo siete años. Quedamos con ella en Casanova Beach Club de Castelldefels (Barcelona) para que nos cuente cómo vive esta nueva etapa de su vida, en la que tampoco tiene que preocuparse mucho de unos hijos que ya no son bebés...

Te separaste hace un año, ¿cómo valoras esta etapa?

Con los años, la madurez te hace disfrutar mucho de las amigas. Las mujeres somos muy potentes. Hay que aceptar la situación, que fue como casi todas las rupturas. Tras la tristeza y el dolor, con serenidad, hay que recuperar tu vida. He descubierto que puedo vivir muy bien conmigo misma, que no necesito a nadie por miedo la soledad.

¿Ha aparecido alguien en tu vida?

A mi edad ya no busco ni necesito una pareja, las personas se cruzan en tu camino de repente, sin buscarlas.

¿Pero te apetecería que llegara alguien o prefieres vivir la vida con tu hijo y tus amigas?

La verdad es que nunca he echado de menos mi soltería porque, como mi ex y yo manteníamos una relación a distancia, disponía de todo el tiempo del mundo para hacer mis planes. Cuando llego a casa a veces le pido a mi hijo un abrazo. Todos los días no son iguales, y hay algunos duros, no tener a nadie que te apoye se echa en falta...

Jordi Bardajil

Si te llegara el amor, ¿cómo te gustaría que fuera, tranquilo, maduro, apasionado…?

Lo de las pasiones ya… Como sabes que todo lo que sube baja, prefieres algo más tranquilo, un compañero. Caminar juntos con mucha complicidad.

¿A tus 52 años, qué le pides a un hombre?

Me alejo de la gente que me da malas vibraciones, de la gente tóxica. Un compañero con el que no necesite tácticas para que esté contigo. Para mí la pasión son momentos puntuales en los que decides hacer una locura.

Has empezado una nueva etapa profesional con el Dr. Iván Mañero.

Así es, ahora llevo Atención a los pacientes, que me apasiona.

¿En qué consiste?

Estoy con ellos desde que entran a la clínica y nos cuentan qué les pasa hasta que salen. Y después también les hago el seguimiento de todo el postoperatorio. Hablo con ellos y me cuentan cosas que a lo mejor no se atreverían a hablar con un médico. Siempre me ha encantado todo lo que tiene que ver con la medicina y la salud.

¿Tendrás tiempo para unas vacaciones?

Solo cogeré los días de vacaciones que me corresponden en agosto. Me gustaría hacer un viaje con mi hijo, ya que Lidia está muy independiente y hace muchos viajes con su chico.

Miquel va a cumplir 18 años en septiembre, ¿cómo vives su adolescencia?

Mide 1,87 m y ya ha hecho la Selectividad. Estoy viviendo la etapa en que mis hijos son ya mayores. He tenido mucha suerte, pero es cierto que todos vivimos una edad en la que nos pensamos que lo sabemos todo y nuestros padres no se enteran de nada. Quizás es la peor etapa, pero eso es lo peor que he tenido que pasar. De momento, no he tenido ningún problema. Mis dos hijos son bastante responsables en grado excesivo, a veces me gustaría que el chico me quisiera echar de casa para montar una fiesta, pero no lo hace.

¿Va a dedicarse al mundo mediático?

De toda la familia, mi hijo es el que tiene más madera para ser artista, pero creo que no lo va a hacer. Es genial, muy payaso y con mucho sentido del humor. Ese tipo de personas que son muy introvertidas de cara a fuera, pero que de cara a dentro nos hace imitaciones a toda la familia y las clava. Es un gran imitador.

¿Te gustaría volver a la televisión?

Claro que sí me gustaría volver a hacer tele y teatro. De hecho, voy a grabar este verano un capítulo en una serie de mujeres. Ojalá me fichen para más días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo