Los padres de Mario Biondo consiguen una tercera autopsia

Cinco años después de la muerte del cámara de televisión, su familia sigue luchando por descubrir lo que ellos consideran la verdad del caso: su hijo fue asesinado.

El 30 de mayo de 2013 fallecía Mario Biondo, el marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva. Han pasado cinco años y las causas de su muerte aún no están claras. El italiano fue encontrado sin vida en el hogar conyugal de la pareja y todo parecía indicar que se trataba de un suicidio o así recogieron las investigaciones de la policía española tras examinar la escena del fallecimiento, tomar declaración a la persona de servicio que trabajaba para la pareja y a su mujer y realizar las investigaciones pertinentes en un caso como este. Pero para su familia esa no era la verdadera causa de la muerte. Sus padres, Santina D'Alessandro y Pippo Biondo, y sus hermanos sostienen que Mario fue asesinado y no han dejado de luchar para que se reabra el caso, algo que consiguieron en mayo de 2018.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una jueza española ordenó reabrir el caso e investigar al forense que levantó el cadáver de Mario Biondo después de que Pippo y Santina le demandaran por presunta falsificación de documento público. En la ciudad en la que se encuentra enterrado Mario, Palermo (Italia), también se reabrió el caso, que estaba prácticamente aparcado después de que dos funcionarios de la justicia italiana viajasen a España en 2016 para tomar declaración a todo el entorno de Mario Biondo. Estas personas fueron apartadas del caso el pasado mes de marzo. Pero la insistencia de la familia Biondo en que su verdad (la del asesinato) sea la verdad de la justicia, viene de antes, cuando el profesor Paolo Procaccianti, adscrito al tribunal de Palermo y tras practicarle una segunda autopsia al cuerpo en 2014, decidió abrir el caso y calificó la primera autopsia española de "deficiente". A esto hay que sumar, los informes independientes encargaron los familiares de Mario y que señalaban como "imposible" una muerte de tipología suicida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ahora, y según publica La Vanguardia, los dos fiscales italianos que llevan el caso, Roberto Scarpinato y Domenico Gozzo, al frente de la Fiscalía General de Palermo, nombrarán el próximo día 5 de noviembre a un equipo de peritos oficiales que serán los encargados de realizar la tercera autopsia al cadáver de Mario Biondo, con el fin de esclarecer si fue un suicidio o, como sostiene su familia, el cámara fue asesinado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo