Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Silvia Marsó: "Mi hijo es un chico muy maduro y me da consejos"

La actriz, a la que vemos en 'Gran Reserva: El Origen', se sincera en esta entrevista con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

La actriz, a la que vemos en 'Gran Reserva: El Origen', se sincera en esta entrevista con nuestra colaboradora Rosa Villacastín.

1 de 9
La entrevista

Silvia Marsó es actriz por convicción. Desde que debutó a los trece años, el mundo de la interpretación la atrapó. Una carrera que ha mimado tanto como a su único hijo, con el que tiene una relación muy estrecha, de complicidad, y con el que comparte su amor por el cine de autor, el teatro, el ecologismo y la montaña.
Silvia está grabando ahora la serie “Gran Reserva: El origen”, que emite Televisión Española, y en la que comparte protagonismo con Manuel de Blas.

-¿Cómo ha sido la experiencia de interpretar a una mujer maltratada?
-Maravillosa, en el sentido de que nunca había hecho un personaje como el de Elvira, muy lucido en todos los aspectos.

-Una historia que se da con frecuencia.
-Porque, como mujer, Elvira se siente un florero. Su marido se lo dice constantemente. En cuanto a derechos, aunque las mujeres hemos logrado avanzar mucho en pocos años, hay que seguir luchando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

 -¿Corremos el riesgo de perder lo conquistado?
-En toda crisis, la mujer trabajadora es la que sale perdiendo porque a menos trabajo, menos posibilidades. Lo que me da pena es que habíamos logrado tener una generación muy preparada para luchar y conseguir un estado de bienestar propio, de la que nos sentimos muy orgullosos, y por la crisis puede llegar a desaparecer, lo cual sería muy grave.

-¿Las dificultades avivan el ingenio?
-Se está produciendo un fenómeno curioso: una criba. Quedan los que de verdad queremos estar en esta profesión tan dura. Son momentos difíciles para todos, pero también para los que sólo buscan la fama, la popularidad, la parte glamourosa de esta profesión.

-Que es lo opuesto de su trayectoria profesional.
-Yo me separé hace cinco años y no se ha enterado nadie. Soy una persona discreta y  quiero que se me conozca por mi trabajo, no por otra cosa. No me gusta dar que hablar, ni los escándalos de ningún tipo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

 -¿Tan planificada lleva su vida?
 -Sí, yo quise ser actriz desde los diez años, desde que vi “El espíritu de la colmena”, de Víctor Erice, que protagonizaba Ana Torrent. No entendía el mensaje, pero noté que había algo muy fuerte que me atrapó y me empujó a estudiar.

-¿Se hace camino al andar?
-Es básico el afán de superación, la preparación exhaustiva. Eso me ha permitido hacer “Yerma”, y “Gran Reserva: El origen”.  Yo sigo tomando clases de voz, de baile... Como me dijo Ava Gardner: “Nena, ten paciencia porque en esta profesión no se llega nunca”.

-¡Qué razón tenía!
-Es el lema que he seguido toda mi vida porque nunca sabes lo que vas a tener que hacer, ni a quién vas a tener que interpretar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

 -¿Qué le ha aportado trabajar con grandes directores?
-Mucho. Recuerdo con enorme cariño a los que ya no están como Marsillach. Con él hice “La gran sultana”, una obra de Cervantes inédita. Adolfo era un sabio que siempre decía cosas interesantes.

-De las actrices, ¿a cuál admira más?
-A Amparo Rivelles, Concha Velasco, Meryl Streep... De todos los buenos he aprendido mucho. También de José Tamayo, que fue un referente, de Miguel Narros... Hacer con él “Yerma” fue un reto importante. Últimamente estoy interpretando personajes que ya hicieron la Espert, la Xirgú... Eso es alentador.

-¿Le gusta arriesgar?
-¡Por supuesto! Me gusta adentrarme en papeles difíciles. Siempre pienso mucho en los proyectos en los que me meto porque, cuando me decido, lo hago a muerte, con toda mi alma. Para vincularme a un proyecto tengo que creer en él. No lo hago por dinero, si no por compromiso profesional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

 -¿Ha rechazado alguno?
-Sí, aquellos que no me aportaban nada como actriz.

-¿Se ha arrepentido de decir no?
-Muchas veces, también cojo cosas que después me han decepcionado.

-¿Le preocupa que la edad afecte a su trabajo?
-Yo tengo la intención y la estima suficiente como para no tener que hacerme un lifting, porque las actrices tenemos que ir creciendo con los personajes que interpretamos. Para conseguirlo tenemos que ser naturales. Por eso admiro tanto a Ángela Molina, a Geraldine Chaplin... Actrices que habrán pasado sus crisis, pero que ahí siguen, haciendo personajes maravillosos. Y yo voy creciendo con los míos.

-¿Qué proyecto tiene en cartera?
-Tengo varios papeles importantes que tienen que hacerse con una edad más avanzada que la mía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

 -¿Y la retirada la tiene planificada?
-No, porque me queda mucho tiempo todavía. A mí me gustaría hacer lo que hizo Aurora Redondo, que a los 92 años todavía seguía en el escenario. Mira a Asunción Balaguer, que a la edad que tiene se la come el público y los compañeros porque es un ejemplo para todos nosotros.

-¿En lo personal también tiene las ideas tan claras?
-Sí, soy coherente, no voy dando una imagen y después hago otra cosa.

-Con un hijo de catorce años ¿quién da consejos a quién?
 -Él a mí. Es un chico muy maduro, que ha visto mucho teatro, muchas películas de autor, pero que, como es lógico, todavía no sabe a lo que quiere dedicarse. Yo le apoyaré siempre.

-¿Es difícil conciliar familia y trabajo?
-He tenido la suerte de dar con Bambú, la productora de “Gran Reserva: El origen” y “Gran hotel”, cuyos horarios coinciden con los horarios de clase de los hijos. Poder estar en casa cuando llega mi hijo es mi salvación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

 -¿Eso es frecuente o es la excepción?
-No es nada frecuente, es una decisión de los directivos que saben que uno de nuestros mayores problemas es la conciliación. En mi caso es la razón por la que voy alternando teatro, cine y televisión, para poder estar más tiempo con mi hijo. A los dos nos gusta mucho la montaña. Hacemos nuestras escapaditas. Hay tantas cosas por ver, hay tal despliegue de medios para poder enriquecernos como seres humanos... Nada es como era cuando yo tenía la edad de mi hijo.

-¿A los hombres se les sigue conquistando por el estómago?
-Y a los amigos también. Mi hijo es celiaco y me gusta hacerle su pan, porque por un hijo se hace todo.

-¿Sabe disfrutar el momento?
-A mí me encantaría tener más tiempo libre para poder hablar con mi hijo sin prisas, tranquilamente, poder disfrutar de esos pequeños momentos que nos da la vida y que yo intento tenerlos aunque no siempre lo consiga.  

-¿Qué resaltaría de Silvia Marsó?
-Soy muy pasional, a mí me ganan con los sentimientos tanto los amigos como los compañeros y mis parejas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La foto favorita de Silvia Marsó

"Me encanta ésta. Estoy interpretando 'Yerma', de Federico García Lorca. Me dirigió Miguel Narros", nos cuenta Silvia Marsó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Ficha y firma de Silvia Marsó

Nació: El 8 de marzo de 1963, en Poble Sec (Barcelona). 

Familia: De 1981 a 1987 estuvo unida a Rafael Carrizosa. Después conoció a Emilio Marco, del que se separó hace cinco años. Tienen un hijo de catorce años que se llama David. 

Profesión: Actriz.

Estudios: A los catorce años se matriculó en la Escuela de Pantomima del Instituto de Teatro de Barcelona.

Debut: A los trece años, junto a Paco Mir de Tricicle y Urgen Muller, de la Fura dels Baus. 

Teatro: Debuta en 1979 en la compañía de Vicky Luzón, en la obra 'Los derechos de la mujer'.

Televisión: Fue azafata del 'Un, dos, tres' y ha intervenido en series de televisión y películas de gran éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo