Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Teresa Viejo: "Los hombres creen que soy dominadora. Luego ven que no y la relación fracasa"

La periodista y escritora habla a corazón abierto con Rosa Villacastín.

La periodista y escritora habla a corazón abierto con Rosa Villacastín.

1 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

Son muchos los periodistas que abandonan la profesión por la grave crisis que afecta al sector. Otros, en cambio, lo hacen porque sienten la llamada de la literatura. Es el caso de Teresa Viejo, presentadora de radio y televisión, que comenzó escribiendo cuentos y relatos cortos hasta llegar a las novelas de éxito. 

-¿Cómo surge la idea de sumergirse en “Que el tiempo nos encuentre”, su segunda novela?

-Porque alguien me habló de un personaje real. Se trata de un director de cine exiliado en México cuya biografía es apasionante. Era sobrino segundo de Franco y pertenecía a una muy buena familia de Ciudad Real. Se convirtió en el oficial más joven del ejército republicano y en uno de los primeros en montar una productora en los años treinta en España… Una historia tan atractiva que pensé en reivindicarla.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

-¿Llegó a conocerlo personalmente?
-Sí, pero no quiso hablar conmigo. Y eso que fui a México para entrevistarme con él. No quería saber nada de España porque tenía dentro mucho dolor. Pese a ello decidí escribir su vida y la de otros que, como él, tuvieron que exiliarse.

-¿La Guerra Civil sigue interesando a los lectores españoles?
-No, por eso yo me sitúo de forma voluntaria en 1941 en México, un país lleno de sabores, de colores, de olores. En un mundo luminoso, mágico, al que llegaron muchos españoles después de la Guerra Civil.

-Un país en el que brota la sexualidad.
-En México todo era sensualidad, que unas veces tenía que ver con el sexo y otras con la atracción física, con las emociones o con el amor. Y que se refleja en la ropa, en el pelo, en la piel, en lo que tocas o ves.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

-Un mundo muy diferente al de su día a día, ¿no es así?
-Del que yo quería alejarme porque lo que deseaba en esta novela era contar una historia con escenarios muy diferentes a los de “La memoria del agua”, en la que los personajes se movieran por territorios muy distintos, que van de Madrid a Veracruz, por ejemplo.

-¿Qué ha sido difícil en esta historia?
-No lo sé, pero con este libro he sufrido, he llorado, me he enamorado con los personajes, he vivido su particular viaje emocional.... Porque de alguna manera ellos han pasado por circunstancias que yo también he vivido.

-¿Hay mucha autobiografía en su libro?
-Sí, todo ese proceso de reinvención por el que pasa Aurora, la protagonista, lo he vivido yo. Escribir esta novela en una crisis tan tremenda como la que estamos viviendo ha sido una bombona de oxígeno y de esperanza para muchas personas que la están viviendo y a las que me gustaría decirles que situaciones como la suya, incluso mucho peores, ya las vivieron sus abuelos, o sus antepasados, y lograron sobrevivir. 

-¿Por qué deseaba reinventarse?
-Siempre estoy reinventándome. Profesional y personalmente. Desde que presenté un concurso hace quince años hasta que di el salto a la radio o a escribir mi primer ensayo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

-¿Escribir sobre los hombres era lo que en aquel momento le pedía el cuerpo?
-Era lo que necesitaba, pero ha sido un camino congruente. Yo tengo un afán: que es conocer al otro sexo.

-¿Para qué y por qué?
-Porque tengo una personalidad muy femenina que me induce a tropezar  continuamente con las personalidades muy masculinas. Ello me incita a querer saber por qué los hombres reaccionan o piensan de la manera en que lo hacen.

-¿No es más importante que nos conozcamos a nosotras?
-Sí. Y soy consciente de que para muchos hombres yo soy una mujer de marcada personalidad, muy independiente, dura a veces, que toma las decisiones por sí sola, incluso una mujer que a veces puede resultar fría.

-¿Y es así o no?
-Todo lo contrario, soy sensible, llorona, una mujer que reivindica la duda porque eso enriquece, alguien a quien no le gusta discutir.

-¿Y eso a los hombres les disgusta?
-Sí, porque el que llega pensando que soy una mujer dominadora se encuentra con un personaje diferente y eso le desconcierta hasta el punto de que fracasa la relación. A mí lo que me gusta es que me cortejen, algo que hacen al principio y después cambian.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

-¿No es mejor ir a cara descubierta?
-Yo creo que estamos condenados a disimular y estamos apoltronados en las ideas preconcebidas.

-¿Nos gustan los hombres complicados?
-Puede haber un momento en que eso estimule el reto, pero, si lo que pretendes es redimir al otro, eso no funcionará nunca. Por eso, mi proceso de reinvención íntima pasa por llevar el DNI en la boca diciendo: buenas, yo soy así, que nadie se llame a engaño.

-¿Cómo es su situación actual?
-De tranquilidad total.

-Este verano se dijo que tenía una relación con el presidente de la Xunta de Galicia.
-El señor Núñez Feijóo pertenece desde hace muchísimos años a mi círculo de amistades. Quien trate de buscar un amor, un romance, no sólo se equivoca, sino que no lo va a encontrar.

-¿De dónde cree que salió esta noticia?
-No lo sé ni me importa. La primera vez que se dijo me pareció una broma de mal gusto. Yo soy una mujer de muy pocas relaciones, soy seria y nada frívola, y me molesta que se especule con algo que no es cierto.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Entrevista a Teresa Viejo

-¿Cómo debe ser el hombre de su vida?
-Una mezcla de hombre justo, generoso y sabio.

-¿No pide mucho?
-He conocido alguno. Por eso, en este libro he escrito los diferentes procesos del amor. A veces llega alguien con esas cualidades, pero no en el momento adecuado.

-No tiene hijos, ¿le gustaría tenerlos?
-Podría tenerlos, pero creo que es una decisión de dos. Sé que éste es un mensaje de mujer tradicional. Por ello me gustan las mujeres que deciden tener hijos en solitario.

-¿Los 50 años es una buena edad para hacer balance de su vida?
-Me siento bastante conforme de cómo ha ido y sigue yendo mi vida en todos los aspectos.  Mi vocación desde que era niña y escribía cuentos era llegar a publicar un libro. En ese campo la vida me ha regalado muchas cosas bonitas.

-¿Cómo ve la televisión que se está haciendo ahora?
-Con desgana, pero es verdad que la veo poco. Y me da pena porque ha sido mi medio de muchos años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Su foto favorita

“El último trabajo que Constantino Romero hizo en la tele fue conmigo. Era el maestro con el que bailaba pasodobles y me hacía reír. Sigue conmigo. No puedo borrar su número de teléfono de mi móvil”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Su ficha personal

Nació: En Madrid, el 3 de septiembre de 1963.

Estudios: Licenciada en Ciencias de la Información y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid.

Familia: De 1992 a 2003 estuvo casada con Pelayo Rubio, del que se divorció. No tuvieron hijos.

Televisión: Se estrenó en 1991 en el programa “Pasa la vida”, de María Teresa Campos, en Televisión Española. Actualmente presenta y dirige el programa “La observadora”, en Radio Nacional de España, que se emite en las madrugadas de los domingos.

Un triunfo: Ha sido la primera mujer que ha dirigido la revista “Interviú”.

Libros: Acaba de publicar  “Que el tiempo nos encuentre” (Ed. Planeta).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo