Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Javi Herrrero: "Dalí quiso conocer a 'Los Pecos' y pasamos cuatro días con él"

Aunque la memoria es muy selectiva, Francisco Javier –Javi– Herrero ha logrado rescatar la mayoría de sus recuerdos de infancia, de juventud, de madurez, en un libro titulado 'El rubio de Los Pecos'. El cantante, que se hizo muy popular gracias al dúo que formó con su hermano Pedro, se sincera en esta entrevista.

Aunque la memoria es muy selectiva, Francisco Javier –Javi– Herrero ha logrado rescatar la mayoría de sus recuerdos de infancia, de juventud, de madurez, en un libro titulado 'El rubio de Los Pecos'. El cantante, que se hizo muy popular gracias al dúo que formó con su hermano Pedro, se sincera en esta entrevista.

1 de 9
Javi Herrero nos abre su corazón

-Javier, ¿qué ha sido lo más duro de recordar?
-El accidente que se produjo durante un concierto en el que una niña murió aplastada por una avalancha de gente. Una historia tristísima que me ha marcado porque no sabía cómo relatarla. Tampoco supe actuar en aquel momento. Entonces decidimos callarnos. Pero algunos medios titularon “Pecos asesinos”. Eran sentimientos difíciles de sacar a la luz porque me han dolido.

-¿El esfuerzo le ha merecido la pena?
-Sí, porque hoy, como en aquel momento, quiero pedir perdón a la familia y decirles que entonces como ahora no supimos manejar este asunto.

-¿Ha sido el momento más duro de su vida?
-Es el que más me ha dolido, porque mi vida no ha sido fácil. Hubo una etapa  fantástica porque nos sentimos muy queridos y nunca nos ha faltado de nada, por más que mi madre se quedase viuda con 28 años. Yo era el mayor. Cumplí siete años el día que enterramos a mi padre. Mis hermanos tenían cinco años y dos meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-¿Esa triste experiencia le marcó la infancia?
-Mucho; nos obligó a espabilarnos y a querer comernos el mundo antes de que el mundo nos comiera a nosotros. Mi madre trabajaba en un montón de sitios para sacarnos adelante. También tuvimos mucha ayuda por parte de mis tías y de algunas vecinas que nos querían como hijos propios.

-Sin embargo, no todo son tristezas en su vida.
-Claro. ¡Por supuesto! Pero todo ha pasado tan deprisa...

-Que apenas se ha dado cuenta de nada.
-Sí, he vivido tan deprisa que no me ha dado tiempo a asimilar lo que me ha pasado, ni siquiera a descubrirme a mí mismo. He conocido a tanta gente que creo que es una de las razones por las que he escrito el libro.

-¿Es de bien nacido ser agradecido?
-Sin lugar a dudas. Conocer a Capi (productor musical) fue muy importante. Me considero su discípulo, aunque sólo tiene tres años más que yo. En 36 años de profesión ha habido de todo, altos y bajos. A día de hoy, cuando voy a cumplir 53 años, sólo puedo decir que me siento un privilegiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-Hábleme de los personajes que más le han impresionado.
-De quien más he aprendido es de mi hermano Pedro, porque es un compositor genial, y de Capi, que nos introdujo en el mundo de Carlos Berlanga, Tino Casal, Alaska, Almodóvar..., totalmente desconocido para nosotros.

-¿Cómo fue su encuentro con Dalí?
-Nos mandó llamar por mediación de Antonio de Olano, un famoso periodista ya fallecido, porque había escuchado “Esperanza” y quería conocernos. Teníamos cuatro días libres y él venía a Madrid al Hotel Palace y ahí fuimos. Fueron cuatro días increíbles durante los cuales tuvimos la oportunidad de conocerle profesional y personalmente.

-¿Era tan fascinante como cuentan?
-Mucho más. Tenía una facilidad increíble para transformarse, para sorprender. Nos presentó a Gala, una mujer fascinante; con él fuimos al Teatro Valle Inclán a ver una obra de Antonio de Olano con música de Juan Pardo. Tanto Gala como Dalí estuvieron amabilísimos con nosotros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-Cuántos gratos recuerdos…
-Muchos, por eso necesitaba plasmarlos en un libro. También fue muy importante conocer a Luis Sandino, un escultor genial. Muchas estatuas suyas están en la Catedral de la Almudena de Madrid.

-¿Antes todo era más fácil que ahora?
-Nunca ha sido fácil. Antes era muy complicado salir adelante en la música y ahora lo mismo.   

-¿Por qué una marca consolidada como la de Los Pecos se rompe?
-Porque Pedro y yo somos muy diferentes y cada uno tiene su vida.

-¿Son ustedes como la noche y el día?
-Lo somos, pero eso no ha sido un problema. Nosotros no nos hemos separado por discrepancias sino por estrés y por responsabilidad.

-¿Los 53 son una buena edad para dar un cambio radical a su vida?  
-Creo que sí. Yo me siento muy joven, con muchas ganas de hacer cosas, como poner una academia de música. Ha llegado la hora de divertirme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-Algo más hará.
-Escribir el libro, cantar en solitario o participar en 'Tú cara me suena', que ha sido una experiencia única, porque ha permitido que la gente joven me conozca. Lo que no quiero es quedarme en casa.

-¿Su asignatura pendiente más importante es la paternidad?
-Sí, Blanca y yo estamos en proceso de adopción, en Colombia, aunque estamos un poco desesperados porque llevamos seis años con este tema, que por otra parte nos tiene muy ilusionados.

-¿Blanca es su alma gemela?
-Sin duda. Me entiende perfectamente, está pendiente de mí y yo de ella. Yo estoy encantado, soy muy feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-¿Cómo es el amor en la madurez?
-Yo lo siento mucho más. Me fijo más en ella, valoro cosas que de joven no valoraba. Lo que estoy aprendiendo de Blanca es fascinante porque es una mujer muy culta, muy trabajadora, que me apoya, que me anima a llevar a cabo todos los proyectos en los que me embarco. Incluso me ha modernizado en la forma de vestir y de comportarme porque tenía muchos tics de artista antiguo.

-Se dice que alrededor de los artistas hay muchos pelotas, ¿es así?
-Seguramente, pero nosotros hemos tenido mucha suerte, gente que cuando alguno de nosotros sacaba los pies del tiesto nos recordaba quiénes éramos y de dónde veníamos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-¿La fama es ensordecedora?
-La fama es una paranoia. Llegó un momento en el que no nos alquilaban coches para ir de gira porque las chicas se llevaban las matrículas o los limpiaparabrisas como recuerdo.

-¿Cómo les afectó esa situación?
- Yo sabía que estaba ganando mucho dinero pero no lo disfrutaba porque no podía salir. 

-¿Por eso lleva una vida fuera del foco?
-Sí y en eso han sido decisivas tanto la mujer de Pedro como la mía, que nunca han querido protagonismo.

-¿Algún consejo para los más jóvenes?
-Que no abandonen, que sean perseverantes, que al final saldrán adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Ficha y Firma de Javi Herrero

Nació: El 7 de noviembre de 1960, en el pueblo de Vallecas, Madrid.

Pofesión: Cantante, pero antes de emprender la carrera artística con su hermano Pedro, formando el dúo Los Pecos, trabajó de barnizador y cerrajero, ya que su padre murió cuando él tenía siete años y sus hermanos cinco años, el mediano; y dos meses el pequeño.

Éxito:  Les llegó en 1977, con el disco 'Esperanza'. Sigue dedicándose a la música, 36 años después de aquel éxito, pero en solitario.

Familia: Desde 2001 está casado con Blanca Mondéjar. La pareja está en proceso de adopción desde hace seis años.

Último trabajo: El libro que lleva por título 'El rubio de Los Pecos' (Editorial Cúpula), en el que relata su vida como jamás antes lo había hecho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
La foto favorita de Javi Herrero

"Aquí estamos con Dalí y su mujer, Gala. De Dalí guardo un recuerdo increíble y un libro escrito por Ramón Gómez de la Serna, firmado por él", nos cuenta Javi Herrero.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo