Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Beatriz de Orléans: "Si no hubiera tenido hijos que educar, habría sido política"

La aristócrata, que acaba de publicar su quinto libro, “Disfruta de una experiencia de lujo”, se sincera en esta entrevista con Rosa Villacastín

La aristócrata, que acaba de publicar su quinto libro, “Disfruta de una experiencia de lujo”, se sincera en esta entrevista con Rosa Villacastín

1 de 9
La entrevista

Madre coraje y profesional de prestigio, Beatriz de Orléans es, a sus más de 70 años, una mujer de una enorme vitalidad, conversadora amena, culta, divertida, orgullosa de la familia que tiene, de sus hijos y nietos... Pero sobre todo, y así lo dice ella, es una enamorada de la vida, a la que intenta sacar todo el jugo que tiene. Su último libro es “Disfruta de una experiencia de lujo“ (Ed. Martínez Roca).

-Beatriz, ¿el lujo está relacionado con la riqueza?
-No tiene por qué. Lujo es una puesta de sol maravillosa, un concierto público en Edimburgo… No todo lo bueno tiene por qué costar mucho dinero.

-¿A quién va dirigido su nuevo libro?
-A aquellas personas que tienen sentido del humor, que les gusta la aventura, o que disfrutan recorriendo lugares antiguos, como una iglesia o una plaza de las muchas que hay en lugares remotos de España.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-Dígame dónde pasar una noche de amor.
-Te invitaría a visitar un iglú de cristal o de nieve en Laponia, porque estimula todos los sentidos. Imagínate rodeada de un manto de nieve, en silencio total, metida en un saco de dormir con la persona que quieres.  

-¿El dinero sirve para acceder a esos placeres?
-Y para otras muchas cosas. El problema del dinero es que, cuanto más tienes, más quieres, y eso, a veces, impide a la gente disfrutar de tantas otras cosas buenas como hay en la vida. Además, no siempre ayuda a ser feliz. 

-¿Lo dice por propia experiencia?
-Yo he tenido una vida fantástica, pero nunca he sido millonaria. El dinero ayuda a solucionar problemas cotidianos, pero no te garantiza la felicidad, y eso es algo que vemos a diario en la prensa. Los ricos sufren como cualquier otra persona que tiene mucho menos que ellos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-¿Dónde está entonces la felicidad?
-En el amor en todas sus facetas, porque estoy convencida de que una persona que no tiene o no siente amor no puede ser feliz. ¿Qué es la vida sin el amor de tus amigos, de tu familia, de tus hijos, tus nietos o de alguien de quien estás enamorada? Nada.

-¿Cuál ha sido su amor más importante?
-Yo no he tenido suerte en otras facetas de mi vida, pero en ésta sí, porque tengo una gran familia, y además una persona que me ama y a la que amo.

-¿Se puede saber quién es el dueño de su corazón?
-¿Para qué si no se le conoce y no vive en España?

-¿Le preocupa la soledad?
-Nunca me he sentido sola, porque me gusta mucho leer y escuchar música en mi casa. En la vida hay dos tipos de personas, las que se pasan el día quejándose de lo mal que les va, y las que tienen unas enormes ganas de vivir, de disfrutar con todo. Yo pertenezco a este segundo grupo porque a mí me han educado para no quejarme nunca.

-¿Lo dice en serio?
-Muy en serio: en mi casa está prohibido quejarse. Cuando mis hijos tenían un dolor de cabeza, no me lo decían, se tomaban una aspirina y ya está. Es una forma de educación y de vida.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-¿Cómo reacciona ante las críticas?
-Paso página o respondo. Tengo tendencia a ponerme furiosa, pero lo voy dominando con la edad. La edad te enseña a controlarte más, a ser mejor persona, salvo que digan algo malo de mis hijos. Entonces, sale la parte más salvaje de mi personalidad.

-¿Qué le ha aportado la maternidad?
-Mucha felicidad. Además, he tenido la suerte de que mis hijos no me han dado problemas. Ahora estoy disfrutando mucho con mis nietos, pero no soy la típica abuela de llevarlos a los columpios o al parque. Eso ya lo hice con mis hijos.  A los nietos me gusta llevarlos al teatro, a los museos… Si  tuviera que definirme diría que soy una abuela cultural.

-¿De dónde saca la fuerza?
-No lo sé, siempre he sido así.

-¿Le da miedo envejecer?
-No, yo lo paso muy bien ahora. Pertenezco a una generación privilegiada, que ha conocido la época dorada de la moda, de la belleza. El secreto para seguir adelante es no perder las ganas de aprender. Mi libro está dedicado a dos grandes hombres: A Aristóteles y a Christian Dior.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?
-Cada época tiene su lado bueno y su lado malo.

-¿Cómo era la época buena?
-En la época buena hemos trabajado y nos hemos divertido como locos. Ahora también. No me gusta mirar atrás. Disfruto igual en el Baile de la Rosa en Montecarlo que en una cena con amigas.

-¿Hemos vivido en una continua fiesta?
-Sí, he ido a fiestas en Marbella donde había cinco orquestas, una locura que no conduce a ninguna parte. Pero para mí prescindir de esto no supone ningún sacrificio, lo hago encantada. De haber vivido siempre en una fiesta, la gente que ha hecho Marbella se habría ido a otra parte.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-En Marbella ha sido la imagen de la indignación ciudadana.
-Porque la alcaldesa pretendía hacer unas torres que nada tenían que ver con la estética de la ciudad. Y ante eso los ciudadanos se han opuesto, y yo con ellos, hasta conseguir que retirara un proyecto tan disparatado como ése.

-Desconocía su vena revolucionaria.
-Pues la tengo. Si yo no hubiera tenido cuatro hijos a los que educar y mantener, me habría metido en política. Luchar contra la injusticia me parece que es lo menos que podemos hacer como ciudadanos responsables.

-Dentro de unos meses se va a casar Francisco, su único hijo soltero.
-Con lo cual aumentaremos la familia. Yo estoy encantada porque Teresa, su novia, es un encanto y para mí es como una hija más.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-¿Ha influido en las bodas de sus hijos?
-No, pero hay una cosa que tenemos las mujeres que se llama intuición, lo  que nos permite saber si las personas que han elegido tus hijos son las adecuadas o no. Y de momento toco madera, porque creo que mis hijos han elegido bien, tienen parejas sólidas, que trabajan, que no tienen problemas. 

-¿Y ellos se meten mucho en su vida?
-Nunca, ni siquiera cuando me separé de su padre. Es una especie de pacto de respeto mutuo que tenemos, porque hay una cosa muy importante para mí, no hacer daño a la gente ni protagonizar escándalos.

-Buena filosofía de vida.
-Sí porque te permite disfrutar de la vida sin hacer daño a la gente. Uno de mis objetivos en estos momentos es no amargarme por nada. Llegar a vivir tranquilamente en San Pedro de Alcántara, rodeada de mis perros, de mi música, de mis libros... Y con el hombre al que amo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Su foto favorita

“En esta foto estoy con mi hija Clotilde y tres de sus hijos, en la playa del Carmen, en México. Como viven en Miami y los veo poco, es un bonito recuerdo de la última vez que estuvimos juntas”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Su ficha personal y firma

Nació: En Francia, el 24 de octubre de 1941, durante la ocupación alemana. Se convirtió en huérfana a los tres años, ya que su padre, el conde Bruno, fue asesinado por el FTP (movimiento de resistencia armada) el 15 de septiembre 1944, debido a su lealtad al mariscal Philippe Pétain. 

Estudios: Graduada en Ciencias Políticas por la Sorbona, hizo un máster en Marketing en la Universidad de Cambridge.

Familia: El 18 de noviembre de 1967 se casó en Casablanca, Marruecos, con el príncipe Miguel de Orléans, hijo del conde de París, del que está separada y con el que tuvo cuatro hijos: Clotilde, Adelaida, Carlos Felipe y Francisco Federico.

Trabajo:  Ha sido la imagen de Christian Dior en España durante 30 años. Actualmente colabora con el Sha Wellness, una clínica macrobiótica única en España. Ha escrito cinco libros, el último titulado “Disfruta de una experiencia de lujo”

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo