Hubertus de Hohenlohe: "Mi madre, Ira de Furstenberg, nos dejó porque estaba desbordada"

Nuestra colaboradora Rosa Villacastín entrevista a Hubertus de Hohenlohe, músico, cantante, fotógrafo y  empresario

Clothing, Eyewear, Glasses, Arm, Human, Vision care, Fashion accessory, Wrist, Headgear, Watch,

Nuestra colaboradora Rosa Villacastín entrevista a Hubertus de Hohenlohe, músico, cantante, fotógrafo y  empresario

1 de 8
La entrevista

Hubertus de Hohenlohe es hijo de dos personajes emblemáticos de la jet set internacional: Alfonso de Hohenlohe e Ira de Furstenberg. De ambos ha heredado la simpatía, el don de gentes y ese toque especial que sólo tienen algunas personas.

-Hubertus ¿a qué edad llegó usted a Marbella?
-A los tres años. Mi madre había roto con mi padre y él se vino a vivir aquí para construir un pequeño motel que luego acabaría convirtiéndose en el Marbella Club, donde yo he entrado a colaborar para poner el ADN de los Hohenlohe, pero en versión moderna.

-¿Algún recuerdo de su infancia en este mítico lugar?
-Me impresionaba el comportamiento de unos personajes que podían moverse con total libertad sin sentirse observados. Gentes como Grace y Rainiero de Mónaco, Gina Lollobrigida o Audrey Hepburn, que se sentían como si estuvieran viviendo un cuento de hadas gracias al ambiente que supo crear mi padre.

-Muy diferente al que encontró en Austria, donde le enviaron a estudiar.
-Lo peor fue que la escuela donde nos metieron internos a mi hermano Christian y a mí era muy austera, muy triste. Aquello supuso un shock muy fuerte para nosotros. Yo lo superé esquiando a tope. 

-¿Cómo era su padre, el príncipe Alfonso?
-Era una fuente de creatividad constante, muy divertido, simpático, un hombre que consiguió reunir en Marbella a la gente más sofisticada del mundo.

-¿Fue el Marbella Club la gran obra de su vida?
-Sin duda, pero también lo pasó mal porque le pusieron muchas pegas burocráticas y, al final, tuvo que venderlo, y eso fue muy amargo para él.

 

2 de 8
La entrevista

-¿Cómo fue la vida de Alfonso de Hohenlohe?
-No tuvo una vida tan fácil ni bonita como puede parecer, sino una vida dura y complicada.

-¿Fue un buen padre?
-Lo fue en el sentido de que mientras fuimos pequeños lo hizo bien, pero cuando ya fuimos grandes no se responsabilizó demasiado de lo que hacíamos. Nos dejó demasiada libertad porque estaba muy metido en su propio mundo y en hacer realidad su sueño.

-¿Qué aprendió de él?
-Era muy honesto, trataba igual a sus colaboradores que a la Familia Real, pero, sobre todo, tenía una visión muy positiva de la vida y de la gente.
-¿Fue más soñador que práctico?
-Nunca pensó en ganar dinero sino en hacer algo único.

-¿Qué ha heredado de su padre?
-El don de gentes, la creatividad, aunque yo soy mucho más moderno. Él me enseñó a no tomarme la vida demasiado en serio, pero sobre todo me enseñó a amar a Marbella, que es para mí mucho más importante de lo que pensaba si tenemos en cuenta que donde más he vivido ha sido en Austria y Suiza. Además, en estos países he hecho una gran carrera como deportista, músico, cantante y fotógrafo.

3 de 8
La entrevista

-¿Debería protegerse el estilo del Marbella Club?
-Protegerse y, además, exportarse por toda la Costa del Sol este concepto de construcción andaluza, de poca altura,  que nosotros tanto potenciamos.

-¿Cómo lleva la fama de ser hijo de Alfonso de Hohenlohe e Ira de Furstenberg?
-Al principio era raro porque me fotografiaban sin haber hecho nada. Después, cuando hice mis propias cosas, era más fácil de aceptar. He tenido la suerte de no tener los medios económicos suficientes para holgazanear. Eso me obligó a no quedarme colgado como muchos hijos de gente rica.

-¿Podría vivir como un mileurista?
-¿Por qué no? Es complicado porque yo pertenezco por parte de madre a los Agnelli y por parte de padre a la aristocracia europea. Yo no tengo mala conciencia si me compro algo porque estoy convencido de que el consumidor es el gran héroe de nuestro tiempo.

 

4 de 8
La entrevista

-Hábleme de su madre.
-No tengo que perdonarle que nos dejara, porque cuando lo hizo estaba desbordada por la situación. Se había casado con 15 años y a los 20 ya nos tenía a nosotros dos, y un marido dedicado a sus negocios, lo que suponía para ella una enorme responsabilidad.

-¿Alguna vez intentó volver con ustedes?
-Sí, pero no lo consiguió. Eso fue un desastre. Para nosotros, mi madre, más que madre fue y es una buena amiga.

-¿Esas carencias le han dejado algún trauma?
-Lo que veo es que llevo 20 años con Simona, mi pareja, y quiero tener continuidad y estabilidad en mi relación. Lo que pretendo decir es que al final uno quiere aprender de los errores que has visto cometer en tu círculo más próximo.

-Usted no tiene hijos.
-Biológicos no, pero tengo los dos de Simona que son como míos.

 

5 de 8
La entrevista

-¿Qué le ha aportado Simona?
-Me ha enseñado a hacer feliz a otra persona, algo que nunca había pensado que se podía conseguir. Me ha dado estabilidad, ha puesto orden en mi vida y me ha ayudado a crecer como persona y como artista.

-¿Cree en la igualdad de género?
-No.

-¿Cómo dice?
-Creo en la igualdad y creo que la que manda siempre es la mujer porque es más fuerte.

-¿Qué supuso para usted la muerte de su hermano?
-Fue horrible. No nos habíamos visto mucho en los últimos años porque él vivía en América. Saber que ya no volvería a verle más fue muy difícil para mí.

 

6 de 8
La entrevista

-¿Cree que hay otra vida?
-Espero que sí. Yo no puedo pensar que nos hayan inventado y no tengamos otra dimensión que pueda ser tan maravillosa y dolorosa como ésta.

-¿A qué tiene miedo?
-A no tener bastante tiempo para dedicárselo a la gente que quieres y te quiere.

-¿Cuál es su mayor virtud?
-Saber levantar la cabeza si caigo, pero sobre todo creer en mí mismo. Tener autoestima es fundamental para seguir adelante, cosa que no es fácil y que necesita entrenamiento. Es mi máxima en la vida.

-¿Qué recuerda de Grace Kelly?
-No me parecía una persona feliz y contenta.

-¿Y de Carolina, su hija?
-Es muy interesante, digna, y tiene el máximo de elegancia, sólo comparable a Jacqueline Kennedy.

-¿A quién recuerda especialmente?
-A Gina Lollobrigida, una italiana lista, y buena gente.

 

7 de 8
Ficha personal

Nació: El 2 de febrero de 1959, en Ciudad de México. Es hijo del fallecido príncipe Alfonso de Hohenlohe e Ira de Furstenberg. Tiene dos hermanas por parte de padre, Ariana y Desireé, y un hermano, Christopher, que murió en extrañas circunstancias en una cárcel de Bangkok. Su madre los dejó cuando él tenía tres años.

Esquí: Participó en su primera Copa Mundial de esquí en 1981, representando a México. Volvió a competir por este país en los Juegos Olímpicos de Sochi en 2014.

Profesión: Músico, cantante, fotógrafo y empresario. Tiene una tienda de ropa, “L'Inde le Palais”, en el patio del Marbella Club, que fundó su padre y del que ahora él es asesor.

Familia: Desde hace 20 años tiene una relación con la italiana Simona Gandolfi. No tienen hijos en común, pero ella es madre de dos chicos.

 

8 de 8
Su foto favorita

“Con esta foto inicié mi carrera de fotógrafo, y refleja la vida que yo vivía, y el conflicto que yo tengo con mi madre desde niño”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io