Arantxa Sánchez Vicario y su retirada del tenis que no salió como esperaba

La ex tenista quería llevar una vida tranquila tras su exitosa carrera deportiva, sin embargo, ese descanso tan anhelado no fue ni mucho menos todo lo idílico que esperaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de ganarlo todo en la pista, en 2002 Arantxa dejaba la raqueta con una frase muy significativa: "Me retiro para conquistar mi libertad". Fueron 17 años años de carrera deportiva y que dejó alegando "motivos personales".

La pareja se casó el 12 de septiembre de 2008, en Girona, a pesar de tener a toda la familia en contra. Poco después, el empresario comenzó a controlar todos sus bienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ella buscaba tener una vida tranquila y resuelta lejos de los torneos, pero nada ha salido como esperaba. En 2012, cuando presentó su biografía –"Vamos! Memoria de una lucha, una vida y una mujer"– contó que su familia se había dilapidado su fortuna.

La vida de Arantxa Sánchez Vicario en Miami

El matrimonio se marchó hace cuatro años a vivir a Miami. La pareja compró en 2015 un fabuloso apartamento en una de las dos famosas torres de Paraíso Bay. Por esta casa de tres habitaciones habrían desembolsado más de 700.000 euros.

A día de hoy, el todavía matrimonio no habría recibido las llaves de la casa, pero es un inmueble que deberán repartirse cuando se haga efectivo su divorcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo