El mundo del fútbol llora la muerte de Enrique Castro, Quini

Enrique Castro, quien fuera delantero de la Selección, el Sporting y el Barça, falleció repentinamente a los 68 años de edad, víctima de un infarto mientras conducía por Gijón. Futbolistas como Íker Casillas o David Villa se han despedido de 'El Brujo' con emotivos mensajes en sus redes sociales.

El mundo del deporte llora la repetina muerte de Enrique Castro, Quini. El ex futbolista de la Selección, el Sporting y el Barça, falleció el 27 de febrero víctima de un doble infarto mientras conducía por las calles de Gijón. 'El Brujo', como se le conocía durante sus años en activo, conducía por la calle de Juan Carlos I cuando se sintió indispuesto. En un primer momento, fue atendido por dos policías hasta la llegada de la UVI móvil. En un primer momento, los sanitarios lograron estabilizarlo pero, cuando ya se dirigían al hospital de Cabueñes, sufrió otro infarto que ya no pudo superar e ingresó cadáver en el centro hospitalario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La noticia cogió por sorpresa al mundo del fútbol donde Quini era muy querido. De inmediato, las redes sociales se llenaron de mensajes de condoloncia de amigos y compañeros de profesión. "Cuando daba mis primeros pasos en esta profesión, tuve la suerte de ser bendecido por los consejos del mejor delantero español de todos los tiempos, nunca podría haber llegado donde llegué sin tu ayuda al comenzar mi carrera" escribió su buen amigo David Villa en su perfil de Instagram. Desde Oporto, Íker Casillas también se acordó de 'El Brujo' y subió una foto de los dos juntos.

Enrique Castro nació en Oviedo el 23 de septiembre de 1949 y dejó una huella en los campos de fútbol por su carácter afable. Jugó durante dos épocas en el Sporting de Gijón, el club de sus amores, y en el Barça donde vivió uno de los peores momentos de su vida: en marzo de 1981 fue secuestrado por dos individuos a punta de pistola. Estuvo retenido en un zulo 25 días y, al volver a su domicilio, fue recibido por más de 2.000 personas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo