Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla hacen balance de su criticada labor en los Goya 2018

Los humoristas se toman con humor las críticas y reconocen que algo no ha funcionado.

Cuando se anunció que Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla iban a ser los presentadores de la reciente gala de los Premios Goya, las redes sociales se llenaron de mensajes cargados de entusiasmo. Los humoristas, surgidos del mítico programa 'La hora chanante', tomaban el relevo a Dani Rovira con las esperanzas puestas en que hicieran una labor memorable, insuflando a la ceremonia ese humor tan particular que los caracteriza y que tantas alegrías les ha dado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, tras la gala, se hizo evidente que algo había fallado. A las críticas constantes por la falta de comicidad de sus acciones y chascarrillos, se suma que los presentes en la platea rara vez acompañaban sus chistes con carcajadas, siendo el ejemplo más paradigmático la cara que se le quedó a Maribel Verdú tras ser el objetivo de uno de ellos.

Tras la resaca toca hacer balance, y parece que los dos presentadores se lo han tomado con humor. Sevilla ha colgado en su cuenta de Instagram un dibujo en el que aparece su cara con un aclaratorio mensaje: "Nunca podréis conmigo porque soy idiota". Poco después, colgaba una imagen suya en el backstage de la ceremonia y añadía: "La gala una mierda, pero joder, qué guapo iba".

Además, los humoristas han hablado con la revista Vanity Fair sobre la polémica suscitada. "Seguro que costaría decidir cuál fue la mejor, pero la peor ya sabemos que ha sido esta. Eso tiene su mérito. Me hace cierta ilusión, lo digo en serio", afirmaba Sevilla.

Por su parte, Joaquín Reyes reconocía en el mismo medio que no había funcionado, pero que durante la gala tuvo la sensación de "que las bromas estaban yendo bien, que encajaban con el tono de la noche", porque "dentro se vive de una manera diferente". "Con la que estaba cayendo fuera, en todos los sentidos, (el domingo) me quedé en la cama escuchando música medieval", confesó el cómico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En declaraciones a 'El Español', Reyes asegura que no están destruidos ni acabados, como algunos vaticinan, y que no se arrepiente de los chistes que hicieron. "Nuestro humor no encaja en los Goya", reconoce. Para próximas citas, apuesta porque la gala la presente Ana Morgade o Paquitas Salas. ¿Tomarán nota de la recomendación la presidencia de la Academia de Cine?

Publicidad - Sigue leyendo debajo