Miguel Herrán, de 'ni-ni' a actor revelación con un Goya

Se ha convertido en la estrella más joven de nuestro cine gracias a su papel en 'A cambio de nada', de Daniel Guzmán. Un encuentro fortuito con el director por las calles de Madrid cambió el sentido de su vida.

image

Se ha convertido en la estrella más joven de nuestro cine gracias a su papel en 'A cambio de nada', de Daniel Guzmán. Un encuentro fortuito con el director por las calles de Madrid cambió el sentido de su vida.

Miguel Herrán se impone en el cine español

Miguel Herrán, un malagueño de 19 años, ha conseguido imponerse en el cine español, al conseguir el Goya a mejor actor revelación por su interpretación en 'A cambio de nada', película dirigida por Daniel Guzmán.

El joven, que aún no termina de creerse el éxito de la película y de su papel, conquistó a todos con su discurso y las palabras dedicadas a Daniel en la entrega de los Goya, en la que se definía a sí mismo como persona:

"Has conseguido que un chaval sin ilusiones, sin ganas de estudiar, sin nada por lo que luchar, descubra un mundo nuevo, quiera estudiar, quiera trabajar  y se agarre a esta vida como si no hubiera otra".

1 de 8
Un encuentro fortuito cambió su vida

Miguel, que se define en su perfil de Instagram como "un humano corriente y feliz", conoció a Daniel hace tres años en un encuentro fortuito por las calles de la capital.

El joven iba con unos colegas y unas litronas, un martes a las dos de la mañana, por Madrid. Vieron a dos tipos en la acera de enfrente que les llamaron. Se acercaron y reconocieron a Daniel Guzmán por su trabajo en la serie 'Aquí no hay quien viva' y comenzaron a charlar  

Daniel les preguntó si sabían montar en moto y les pidió el número de teléfono porque estaba buscando el protagonista de su película y finalmente, Miguel se lo dio y fue el afortunado.

2 de 8
De origen malagueño

Miguel nació en Málaga en 1996 pero unos años después se mudó a Madrid con su madre, Belén. El actor vive con ella en el barrio de Chamberí y no conviven con su padre, Manuel.

Su padre, un malagueño de Alhaurín de la Torre mantuvo una relación de unos años con su madre, pero finalmente se terminó el amor entre ambos y ella se mudó a Madrid con Miguel.

3 de 8
Muy unido a su madre

El flamante Goya recién conquistado, Miguel se lo ha dedicado a su madre, con la que aparece en esta instantánea tomada de camino a la ceremonia de entrega de los galardones.

Miguel está muy unido a su madre y tiende a emocionarse cuando habla de ella. Él se muestra muy orgulloso de su madre en las redes.

4 de 8
De 'ni-ni' a actor

Miguel ha confesado que antes de dedicarse al mundo de la interpretación era un 'ni-ni', es decir, no estudiaba ni trabajaba.

Confiesa que se veía muerto antes de los 30 años y que su vida era la calle. En el mejor de los casos se veía trabajando de mecánico en un taller. Pero no le interesaba lo más mínimo estudiar. No estaba contento con su vida , era depresiivo, tampoco tenía buenos amigos y su situación no le hacía nada feliz pero la llegada de Daniel Guzmán fue su salvación.

Ahora, el actor ha madurado, ya no es el niño de antes, e incluso ha cambiado su círculo de amigos, pues su nueva vida es muy distinta a la anterior.

5 de 8
Una gran formación

La vida del joven ha cambiado radicalmente, y es que desde que Daniel Guzmán le eligió para interpretar a Darío, no ha parado de estudiar y formarse.

Miguel se matriculó en el reputado laboratorio de teatro William Layton y este año terminará sus estudios y también ha hecho dos cursos intensivos de teatro.

Ahora piensa dedicarse toda su vida a la interpretación y montar un taller de bicicletas, que son su pasión  

Durante los tres meses que tuvo para preparar su personaje -el jiven Darío- estuvo junto a un entrenador personal.

6 de 8
Un galardón más para su carrera

Miguel, que suma y sigue, recibirá el Premio RTVA a la Proyección del Talento Andaluz en el Festival de Cine Español de Málaga.

7 de 8
Un joven deportista

El joven, que ha dado un cambio radical a su vida, se ha convertido en un chico responsable, maduro y deportista. Lleva una vida sana de la que se siente muy orgulloso.

En esta imagen, que él mismo ha compartido en su perfil de Instagram, se muestra tal y como es, un chico inquieto con ganas de disfrutar de cada momento. Junto a la instantánea escribió:

"Cuando los nervios son tan grandes que te llenas de energía y no sabes que hacer con ella...".

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo