Samanta Villar comparte su embarazo y el nacimiento de sus mellizos

La hemos visto vivir durante ’21 días’ todo tipo de situaciones, convivir con personas anónimas o conocidas gracias a su ‘Conexión’. Ahora, Samanta Villar vuelve a Cuatro con su programa más íntimo, '9 meses con Samanta', la historia de su embarazo, una etapa crucial en la vida de cualquier madre que la periodista compartirá con los espectadores.

image

La hemos visto vivir durante ’21 días’ todo tipo de situaciones, convivir con personas anónimas o conocidas gracias a su ‘Conexión’. Ahora, Samanta Villar vuelve a Cuatro con su programa más íntimo, '9 meses con Samanta', la historia de su embarazo, una etapa crucial en la vida de cualquier madre que la periodista compartirá con los espectadores.

1 de 6
Una montaña rusa de emociones

Desde que descubre que está embarazada hasta que da a luz, Samanta Villar dará cuenta de sus vivencias, sus emociones, miedos, alegrías y toda la montaña rusa emocional que supone estar embarazada.

En su experiencia la acompañan otras personas que como ella han decidido ser padres y tienen "historias tan asombrosas e insólitas que merecen ser contadas", según afirma la reportera.

Además, su marido, el guionista y periodista Raül Calàbria la acompañará en esta serie de reportajes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Tratamiento de reproducción asistida

'9 meses con Samanta' comienza con el primer trimestre del embarazo de la periodista, que se sometió a un tratamiento de reproducción asistida para lograr concebir a sus hijos. Desde el test que confirma su embarazo hasta el parto.

Samanta mostrará sus ecografías, se sorprenderá al saber que espera mellizos, se emocionará al saber el sexo de sus hijos –un chico, Damián, y una chica, Violeta, que nacieron el pasado marzo– y compartirá la experiencia de esos meses irrepetibles donde verá cómo cambia su cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Historias asombrosas e insólitas

"La gran aventura" de su vida y es también el hilo conductor de este mosaico de historias humanas que muestran lo importante y a la vez difícil que resulta para muchas parejas concebir un hijo y será testigo del camino que tienen que recorrer para conseguirlo: desde reproducciones asistidas a maternidades subrogadas o embarazos especialmente complicados.

Además, la periodista quiere mostrar con estos reportajes que "la maternidad no es ese proceso idealizado que nos cuentan" y no ocultará los duros momentos que vivió al principio de la gestación con tres meses de náuseas continuas y hormonas revolucionadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
La cigüeña viene de Dinamarca

En otra de las entregas, Samanta viajará a Dinamarca, donde se encuentra el mayor banco de esperma del mundo. La clínica Cryos abastece a 80 países y de sus donaciones han nacido unos 50.000 bebés. Allí conocerá a Markus, un estudiante que dos veces a la semana realiza donaciones. Como todos los donantes de esta clínica, su esperma ha superado diferentes pruebas y un test de calidad.

Además, Markus ha superado una prueba de inteligencia emocional, ha redactado un currículum con hábitos y aficiones y ha publicado fotos de su infancia.

Toda esta información está a disposición de los usuarios de este banco de semen. "Empecé a ser donante porque me lo aconsejó mi madre. Mi hermana fue inseminada y pensaron que era una buena idea", explica Markus. Aunque percibe una remuneración, su razón para ser donante no estriba en razones económicas, sino en la posibilidad de ayudar a otras personas a conseguir sus sueños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Una operación nunca vista en televisión

El programa también se detendrá en otras experiencias relacionadas con la natalidad, como la de Laura y Borja. Laura tiene 29 años y espera a Rodrigo, su segundo hijo. El mayor nació hace tres años y fue un embarazo normal. Pero en el segundo, algo va mal. Antes de llegar a la semana 23, Laura tendrá que pasar por una operación de cirugía fetal. Y su vida está en riesgo.

Laura muestra una fortaleza admirable: para ella, abortar no está en sus planes. Su marido, Borja, de 39 años, está inquieto por lo que pueda pasar, pero comparte la visión de su mujer. En el Hospital Universitari Vall d’Hebrón, y a las órdenes de la jefa de Obstetricia, Elena Carreras, los espectadores asistirán a una operación nunca vista en televisión: un equipo de médicos extraerá el útero de Laura para intervenir la espina bífida del feto. Es una operación en la que, si algo falla, la madre puede morir, y si la anomalía no se resuelve, el niño puede sufrir hidrocefalia, algún retraso cognitivo y alteraciones en el aparato locomotor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Una visita urgente

Tres meses después, Samanta realiza una visita urgente a la pareja. Aunque está en el octavo mes de gestación, a Laura le han detectado pérdidas de líquido amniótico en la placenta y hay que practicarle una cesárea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo