Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Fallece Belén Ordóñez a los 56 años

La hermana de Carmina Ordóñez, tía de los toreros Francisco y Cayetano Rivera, ha muerto en la mañana de este viernes 3 de agosto.

La hermana de Carmina Ordóñez, tía de los toreros Francisco y Cayetano Rivera, ha muerto en la mañana de este viernes 3 de agosto.

1 de 14
Adiós a Belén Ordóñez

Llevaba años luchando contra un enfisema pulmorar hasta que su cuerpo ha dicho basta. Belén Ordóñez, de 56 años, hija menor del desaparecido míto del torero Antonio Ordóñez, y hermana de Carmina, también fallecida en 2004, ha muerto este 3 de agosto en Madrid.

La salud de Belén se había resentido gravemente en los últimos tiempos. Además del enfisema, también ha sufrido depresiones y hace siete años superó un cáncer linfático que fue tratado en Houston (EE.UU.).

El pasado verano tuvo que pasar una larga temporada ingresada en un hospital de Sevilla, Recientemente, la pasada primavera, fue ingresada grave a la UCI del hospital Puerta de Hierro, en Majadahonda (Madrid) por una fuerte crisis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Tenía ganas de vivir

A pesar de su delicado estado de salud, Belén Ordóñez, que había cumplido de 56 años el pasado 29 de junio, se mostraba decidida a luchar por su vida pese a que en los últimos años la enfermedad había hecho mella en su salud. Para respirar correctamente dependía de la ayuda de una máquina de oxígeno y ultimamente casi no podía caminar y necesitaba una silla de ruedas para desplazarse cómodamente.

En las últimos meses se encontraba ingresada en la madrileña clínica de El Viso. Tras su muerte, sus restos mortales fueron trasladados al tanatorio de La Paz de Tres Cantos, en Madrid.

En la noche del 3 al 4 de agosto, Belén Ordóñez ha sido incinerada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Hija de un mito de los ruedos

Belén Ordóñez era la hija menor de un mito del toreo, Antonio Ordóñez, que fue una de las princiales figuras entre los años 50 y 80 en España. El diestro mantuvo una fuerte rivalidad taurina con Luis Miguel Dominguín, siendo protagonista uno de los 'duelos' más comentados de la historia de la tauromaquia. Falleció el 19 de diciembre de 1998 a los 66 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Hija, nieta y sobrina de toreros

Belén era la hija menor de Antonio Ordóñez, fruto de su matrionio con su primera esposa Carmen González Lucas, conocida como Carmina Dominguín, hija del matador de toros Domingo Dominguín y hermana de Luis Miguel Dominguín.

Futo de este matrimonio nació el 2 de mayo de 1955 Carmen Cayetana Ordóñez González, conocida como Carmina, hermana mayor de Belén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Su primera comunión, junto a su hermana

Belén y Carmen Ordóñez estuvieron muy unidas a largo de su vida. Esta fotografía es la de su primera comunión, que tomaron juntas.

Su infancia fue muy feliz, compartiendo inolvidables momentos sobre todo en la finca familiar 'El Recreo de San Cayetano', en Ronda, Málaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Siempre unidas

Hermanas e íntimas amigas, Belén y Carmen Ordóñez fueron inseparables y vivieron la vida con mucha intensidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Dos matrimonios

Belén Ordóñez se casó dos veces a lo largo de su vida. Su priemer matrimonio fue con el torero Juan Carlos Beca Belmonte, nieto del ilustre torero Juan Belmonte, con quien se casó en 1975 (foto).

También estuvo casada con el novillero ecuatoriano José Luis Cobo, de quien sufrió malos tratos.

Pero el gran amor de Belén fue, sin duda, Curro Ruiz Wanger, con quien tuvo a su hija Belencita. Murió en 1985 vícvtima de un cáncer

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Tuvo una hija

Esta imagen pertenece al bautizo de Belencita, la hija de Belén Ordóñez y Curro Ruiz. Sin duda, la joven, que actualmente tine 29 años, ha sido uno de sus grandes tesoros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
En segundo plano

Belén Ordoñez, pese a ser muy conocida, siempre vivió 'a la sombra' de su hermana Carmina, que era una auténtica reina de corazónes y una de las principales protagonistas de la crónica social. Ella tuvo una vida más tranquila mucho más alejada de la prensa, aunque en algunas ocasiones también fue 'estrella invitada' en los programas de corazón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Una conocida saga

Belén Ordóñez ha formado parte de una familias más conocidas de las últimas décadas. En esta imagen, de principios de los años 80, la vemos durante una jornada familiar junto a su hija Belencita; con su padre, Antonio Ordóñez; su hermana Carmina con su hijo Julián en brazos; su entonces marido Julián Contreras, y sus sobrinos Fran y Cayetano Rivera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Su golpe más duro

El repentino fallecimiento de Carmina, su hermana mayor, el 23 de julio de 2004 fue un durísimo golpe para Belén, que como siempre ha reconoció, nunca pudo superar. Así de triste y abatiza llegó a su capilla ardiente el día de su muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Fran Rivera, un apoyo muy importante

En los últimos años Belén Ordóñez vivía una situación muy delicada tanto en la salud como en lo económico ya que no disponía de ningún ingreso y su hija Belencita no trabajaba.

Belén, que siempre estuvo muy unida a sus sobrinos Fran y Cayetano, reibía el apoyo y la ayuda financiera de su sobrino mayor, que siempre se ha ocupado de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Sus sobrinos, siempre pendientes de ella

Tanto Fran como Cayetano Rivera han estado muy al tanto de los avatares en la salud de su tía Belén en los últimos años. En numerosas ocasiones han acudido a visitarla al hospital en sus ingresos y siempre se han mostrado muy preocupados por ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Un gran corazón

Belén Ordóñez, que era una mujer muy familiar, también se llevaba estupendamente con Kiko Rivera, hermano de sus sobrinos Fran y Cayetano. Aunque directamente el Dj no era familiar suyo, lo quería como uno más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo