Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Carmen Posadas: ''Para las parejas, lo mejor es que cada uno tenga su territorio"

La escritora, que actualmente está promocionando su último libro "La hija de Cayetana", se sincera a Diez Minutos en una entrevista a Rosa Villacastín.

Guillermo Jiménez

La escritora, que actualmente está promocionando su último libro "La hija de Cayetana", se sincera a Diez Minutos en una entrevista a Rosa Villacastín.

1 de 11
Guillermo Jiménez
Promociona su último libro "La hija de Cayetana"

La casa de Carmen Posadas, a dos pasos del Congreso de los Diputados, tiene el sello personalísimo de la escritora. Amplios salones, cuadros para ser contemplados sin prisa, mullidos sillones, lámparas que dan un aire acogedor a la estancia, y libros por doquier. 

Un lugar decorado para el descanso después de semanas viajando por media España promocionando su último libro "La hija de Cayetana", en el que descubre la historia de la hija adoptiva de la que en su día fue musa de Goya. Una novela que ha contado con la ayuda inestimable del actual duque de Alba, quien le ha permitido bucear en los archivos del Palacio de Liria con el fin de que Carmen pudiera encontrar la documentación que acredita la veracidad de una historia tan apasionante como desconocida. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Guillermo Jiménez
Fascinada por las mujeres de la Casa de Alba

-Carmen, no me extraña su fascinación por las mujeres de la Casa de Alba.

-Hay quien dice que son muy parecidas y ciertamente lo son porque han vivido circunstancias personales muy similares, ya que tanto Cayetana de Alba, la inolvidable musa de Goya, como la recientemente fallecida tienen muchas cosas en común.

-¿Se lo parece a usted?

-Sí, porque ambas fueron hijas únicas, las dos perdieron a su padre y a su madre siendo muy jóvenes, las dos pertenecen a la única estirpe de mujeres libres que han existido hasta bien entrado el siglo XX, que lo eran por ser muy poderosas o muy ricas, pero a título personal, no porque se hubieran casado con hombres de dinero. Y eso les permitió ser dueñas de su destino.

-¿Hasta el punto de adoptar a una niña negra era libre la duquesa?

-Hay dos retratos que Goya le hizo a María Luz, la niña negra adoptada por la duquesa de Alba, a quien quiso, educó y dejó parte de su fortuna. Dos pinturas, una de las cuales es un aguafuerte y otra un óleo que yo habré visto un montón de veces en casa de un amigo coleccionista que la tenía encima de una mesa, y que yo miraba una y otra vez sin saber que se trataba de una escena real y no producto de la imaginación del pintor. Un cuadro idéntico a otro que pintó de la duquesa de Alba, en el que aparece con su perrito y un collar de corales, lo que demuestra que madre e hija se vestían iguales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Guillermo Jiménez
"Me llegó esta historia y me interesó tanto que me pues a indagar sobre ella"

-¿Cómo llega esta historia a sus manos?

-Yo estaba buscando tema para una novela cuando una amiga me habla de esta niña: me interesó tanto que inmediatamente me puse a indagar sobre ella, de la que se sabía muy poco.

-Como personaje, ¿quién le interesa más, la duquesa o María Luz?

-Las dos, porque por un lado está la historia de la duquesa y de la corte de Carlos IV, en la que priman las intrigas, los amores, los dramas, y por otra la de la hija de una esclava que era la madre biológica de María Luz, que trabajaba en una plantación, y que enviaron a España. Yo sabía que en las plantaciones de las colonias españolas había esclavos pero no que siguieran siéndolo cuando les enviaban a España. Eso me fascinó.

-¿Qué ocurrió para que terminase en el Palacio de la musa de Goya?

-Se sabe poco, sólo que vino en barco desde Cuba, que se la robaron a su madre biológica, que la trajeron envuelta en un turbante de esclava, la única prenda que le pertenecía, y que alguien, no se sabe quién, la lleva al Palacio de la duquesa. Hasta ahí sabemos, el resto, está basado en hechos reales que les ocurrieron a otras esclavas.

-¿Se sabe algo de su madre biológica?

-Acabó en un burdel. Después de buscar a su hija por todo Madrid, acabó en un burdel que estaba cerca del Manzanares y se llamaba La Casiña. En aquella época, las mujeres más solicitadas de esos lugares eran las esclavas llegadas de América, una historia brutal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Guillermo Jiménez
Agradezco al Duque de Alba que me abriera sus archivos

-Vaya deferencia que el actual duque de Alba le abriera sus archivos...

-Se lo agradezco. Yo hablé con Carlos porque quería saber si había cartas, testimonios, anécdotas de esa época para incorporarlas al libro, ya que este tipo de novelas es muy importante situarlas históricamente, porque enriquecen los libros. Ha sido un poco farragoso el trabajo porque hasta el siglo XVIII no estaba fijada la ortografía. 

-¿Qué le llamó la atención de lo que encontró?

-Lo mal que escribían, las j eran g, las b eran v, cada uno lo hacía como le daba la gana porque, claro, no estaba fijada la ortografía.    

-¿Encontró alguna referencia sobre María Luz?

-Sí, en el testamento de la duquesa, ésta deja parte de su fortuna a personas de su entorno; médicos, personal de servicio, ya que no tenía herederos directos. Y a María Luz, una renta vitalicia importante, todo muy bien especificado.

-¿Hay referencias sobre su famoso desnudo?

-Sí, pero no lo quiero revelar para no quitarle misterio al libro. Ahora bien, me fui a las fuentes más fidedignas que son dos especialistas en Goya que hay en el Prado para que me dijeran si realmente fueron amantes o no.

-¿De nuestra querida Cayetana, descubrió algo interesante?   

-Se ha escrito tanto sobre ella, que no se qué podría aportar de nuevo sobre la madre del actual duque de Alba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Guillermo Jiménez
"Ahora estamos con el culto al cuerpo"

-¿No hay nada escrito sobre sus amores secretos?

-No, aunque es cierto que ambas fueron libres, queridas y populares. La primera se escapaba a las verbenas, se iba con las modistillas y los manolos. Hay una escena muy divertida en la que se encuentra con un seminarista, que había ido a la verbena, y después de charlar un rato, ella se marcha, él la sigue y ve que entra en el actual Ministerio del Ejército, que era su residencia oficial. Al día siguiente el seminarista vuelve y dice que quiere hablar con Cayetana, y aparece la duquesa; él casi se muere, y ella le invita a tomar chocolate. Era así de castiza.

-¿Esa seguridad la da el dinero, los títulos, los genes?

-Cuando se tiene tanto poder te puedes saltar todas las normas establecidas, pero además es que el siglo XVIII es el de las mujeres, que jugaron un papel muy importante en la sociedad. En Francia un determinado tipo de mujer metía a los ministros en sus casas, organizaban veladas literarias o políticas. Y en el plano sexual eran muy libres.

-¿Nada que ver con la sociedad actual?

-Porque ahora estamos con el culto al cuerpo, la gimnasia, la comida alpiste, es una época muy aburrida. Y me sorprende, sobre todo en cuanto a las mujeres se refiere, por lo que significa de involución. Hay una estadística reciente en la que se explica el auge de la violencia de género entre los más jóvenes, cómo chicas jóvenes justifican que les controlen sus parejas porque lo consideran una prueba de amor.

-Las cifras de muertes son terribles.

-Hace poco escribí un artículo sobre la moda de amamantar a los niños hasta que tienen dos años. Yo me refería a qué poco podíamos imaginar quienes hicimos la revolución por la igualdad, que llegaríamos a ver esta involución. Casi me matan, no sabes los correos que recibí, las cosas que me dijeron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Guillermo Jiménez
"Ahora nos autocensuramos por miedo"

-¿En qué hemos fracasado, Carmen?

-Es posible que con la censura fuésemos más libres que ahora, que no la hay. Ahora nos autocensuramos por miedo a la reacción de otros y ocurren fenómenos como que un señor como Trump salga elegido Presidente de los Estados Unidos, después de las cosas que ha dicho sobre las mujeres.

-¿Nos estaremos volviendo locos?

-Yo creo que hay tiempos de sembrar, de tirar piedras, momentos en los que todo el mundo se pone de acuerdo para ayudar, resultado del trauma que supuso la Segunda Guerra Mundial. Fue tal que de ahí surgieron las Naciones Unidas, la UNESCO, ¡los organismos internacionales que tenían un fin: la solidaridad, el estado de bienestar...!

-Y ahora, ¿por qué luchamos?

-Estamos volviendo a la tribu, quizá porque nuestra generación es la única que no ha sufrido. Sufrieron nuestros padres, nosotros no, y eso ha permitido que las nuevas generaciones sean más infantiles.

-¿Qué lleva a las mujeres a comprar la perfección física, por ejemplo?

-Supongo que es un efecto colateral de lo que fue la revolución sexual de las mujeres. Ya no nos conformamos con ser buenas profesionales, ahora queremos ser la mejor madre, la mejor amante, la mejor tía, algo absurdo. Las mujeres somos unas enfermas de la responsabilidad y de la culpa.

-¿La ciencia trabaja a favor de las mujeres?

-Sin duda. Yo tengo a mi hija, que se dedica a hacer tratamientos para evitar el envejecimiento. Ella hace un estudio completo antes de someterte a un tratamiento. Ella me descubrió que era alérgica a los lácteos.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Guillermo Jiménez
"Soy tímida y muy introvertida"

-De las dos, ¿alguna se parece a usted?       

-Mis hijas, por suerte, no pertenecen a esta nueva estirpe de mujeres que súperprotegen a sus hijos. Me pone muy nerviosa esa política de llevar una vida sana-sana y que no te puedas comer un filete de los de toda la vida. Es curioso, vivimos en la sociedad más libre y al mismo tiempo la más esclava. 

-¿Cómo defendernos de esa tendencia?

-No jugando a ese juego, ya sé que es difícil porque a nadie le gusta quedarse fuera. 

-¿Qué le ha resultado más difícil?

-Verás, yo soy tímida y muy introvertida, lo contrario que mi madre que no se perdía una fiesta ni un baile, y es como me hubiera gustado ser porque es así como lo programó mi madre, pero como no me gusta nada, siempre he tenido esa eterna duda de cómo hay que ser y lo que yo quiero ser.

-¿Cuál de las dos gana?

-La segunda gracias a que tengo una profesión que me permite aislarme, sin necesidad de ir a fiestas o hacer vida social intensa.

-¿Acabamos parecidas a nuestras madres?

-Por supuesto, frases que no creías que llegarías a pronunciar, las pronuncias.

-Y los nietos, ¿qué le aportan?

-Tengo 5, dos chicos, una niña, y dos pelirrojos zanahoria. Me divierten mucho pero no soy de esas abuelas que van enseñando sus fotos, ni me dedico a malcriarlos.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Guillermo Jiménez
"Soy muy solitaria"

-¿Qué le gusta programar con ellos?

-Viajes, que es algo que mis padres hicieron conmigo. Hace poco estuve con ellos en Londres y les divirtió mucho.

-Ha dicho sobre las relaciones personales: necesito espacio.

-Es básico, a los 20 años sueñas con estar todo el día agarrada al otro, pero a mi edad, es mejor que cada uno tenga su territorio. Nosotros cada uno vivimos en nuestra casa. Como dice una amiga, eso es tecnología punta. Vives lo bueno, y hasta mañana.

-¿No le asusta la soledad?

-Soy muy solitaria, y de hecho tengo que pasar muchas horas al día sola porque me apetece. Vivimos en una sociedad en la que la gente no quiere estar sola, y a los solitarios se les ve como gente rara y no lo somos. 

-¿Qué planes tiene para las Navidades?

-La Nochebuena cenaremos en Madrid con mi madre y el Fin de Año iremos a algún sitio. A la vida sólo puedo darle las gracias, por eso no le pido nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Guillermo Jiménez
Mi foto favorita

Aquí estoy con mi hija Jimena, de dos meses, y mi hija Sofía, de 3 años. Pasado el tiempo mis hijas se han sacado una foto igual con sus hijos y las tenemos expuestas las tres juntas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Guillermo Jiménez
En pocas palabras

¿Su hora más creativa?

Me levanto temprano, hago 10 minutos de gimnasia y escribo hasta la hora de comer.

¿El mejor consejo que ha recibido?

Me lo dio mi hija: hay que ser muy disciplinada. 

¿Su prenda favorita?

El pantalón vaquero y alguna prenda estrambótica que después no me la pongo.

¿Qué le ha dado España?

Todo, yo estoy muy agradecida a este país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
¿Quién es ella?

Nació En Montevideo, Uruguay, el 13 de agosto de 1953. Hija de diplomático y restauradora, es la primogénita de cuatro hermanos. 

Inicios Comienza su carrera literaria escribiendo cuentos, hasta que gana el Premio Nacional de Literatura con "El Señor Viento Norte". 

Obra Además de guiones de cine y televisión escribe "Yuppies, jet set, la movida y otras especies", "El síndrome de Rebeca: guía para conjurar fantasmas". "¡Quién te ha visto y quién te ve", "Cinco moscas azules". En 2001 publica "La Bella Otero", que es llevada al cine. En su último libro, "La hija de Cayetana" (ed. Espasa Calpe), cuenta la historia desconocida de la hija negra de la duquesa de Alba.

Premios En 1997 gana el Planeta con "Pequeñas infamias". También tiene el del Ministerio de Cultura al mejor libro infantil, el Camilo José Cela de periodismo, el de ABC Cultural, el Cartagena de Novela Histórica, y el Goncourt de Novela Gastronómica francesa.

Familia Se casó con Rafael Ruiz de Cueto, con el que tiene dos hijas, Sofía y Jimena. En segundas nupcias se casó con Mariano Rubio. Ahora mantiene una relación con Bernardo Cremades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo