Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Nacho Guerreros habla sobre el acoso en las aulas

El actor habla sin tapujos sobre el bullying y lo hace en primera persona.

Nacho Guerreros
Ana Ruiz

Nacho Guerreros ha querido utilizar la fama que le ha dado Coque, su personaje en "La que se avecina", para contar que también fue víctima del acoso escolar.

1 de 11
Nacho, otra víctima del bullying

-¿A qué le compromete escribir "Yo también sufrí bullying"?
-A nada. Han pasado 32 años desde que padecí acoso escolar. Valiente hubiera sido si lo hubiera escrito a los 14, cuando ocurrió todo, ahora ya no. Ahora tengo una edad en la que puedo decir las cosas tal y como las viví y las siento, sin miedo.

-¿Cómo surge la idea de llevar al papel su experiencia?
-De la forma más estúpida, tomando un café con una amiga, Sara Brun, que es periodista. Le conté mis vivencias y le pregunté: "Sara, ¿por qué no escribimos un libro sobre el acoso escolar?". Nos pusimos a investigar, y pensamos que sería enriquecedor que otras personas que lo han padecido lo contasen también.

-¿Qué le ha sorprendido de esas confesiones?
-Cómo se han desnudado emocionalmente, sin pudor, sólo porque necesitaban contar su experiencia a alguien que sabe cómo se sienten. A todos les estoy muy agradecido y a los psicólogos y terapeutas que trabajan con adolescentes que están en riesgo de exclusión social.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
"Hay padres que no están preparados para educar"

-¿Se les protege suficientemente en los colegios?
-No, la gente se sorprende cuando les decimos que uno de cada cuatro chavales en edad escolar está siendo acosado en estos momentos.

-Y siendo así, ¿cómo es que nadie lo detecta?
-Ése es el problema. Si tú le preguntas a un tutor si a alguno de sus alumnos le acosan, te dirá que no. ¿Por qué? Porque los acosadores aprovechan los recreos en el patio, los baños, cualquier lugar fuera de clase, para cometer estos abusos. Y muchas veces, son ajenos a lo que ocurre fuera de las clases.

-¿Y los padres que alegan ignorancia?
-A los críos es difícil protegerles, lo lógico sería que les protegieran en sus casas a través de la educación. Pero hay padres que no están preparados para educar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Ana Ruiz
No es falta de tiempo, los padres tratan de evitar conflictos

-¿Por falta de tiempo, de cultura, de qué?
-Hay niños que comen o cenan solos durante todo el año porque los padres trabajan o tienen horarios difíciles de compatibilizar con los de los colegios. ¿Qué hacen entonces? Intentan no generar conflictos, darles todo lo que piden, cuando la vida no es eso.

-¿Se ha perdido la costumbre de hablar con los hijos?
-En muchos hogares sí, por falta de tiempo. Muchas veces los adolescentes tienen comportamientos extraños, se aíslan, y por eso se confunden en el diagnóstico.

-¿Alguna señal para detectar que tu hijo está siendo acosado?
-En un adolescente es muy difícil, porque está en una época de cambios, pero en un crío pequeño hay regresiones: vomita el desayuno, se hace pis en la cama, los domingos se deprime... Son señales de que hay un problema al que hay que prestar mucha atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Ana Ruiz
"Ha aumentado la violencia en el ámbito familiar"

-¿El acoso es una rama del mismo tronco de la violencia de género?
-Es violencia de género, porque para quien lo padece es una tortura. El maltratador lo es siempre. Hace unos años no se hablaba de violencia de género y hoy es el pan nuestro, y lo es desde que el entorno de la víctima lo empieza a denunciar.

-¿Es el camino a seguir?
-Por supuesto que sí. En la Fundación Anar nos comentaban cómo ha aumentado la violencia en el ámbito familiar, padres que se insultan, se pegan y eso hace que los hijos lo vean como algo normal.

-¿Ha podido charlar con algún acosador?
-No y me hubiera gustado. Yo recuerdo que este tipo de agresiones se decía que eran bromas. No lo son porque los métodos que utilizan son muy crueles.

-Lo dice por propia experiencia.
-Así es, el otro día una señora en Pamplona nos contó que su hijo había muerto hacía 17 años. No habló de la muerte, sino del sufrimiento por no haberlo sabido detectar a tiempo. Ésas son cosas que no se me van a olvidar en la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
"Darle visibilidad nos permite atajar el problema"

-¿Subirlo a las redes ha ayudado a dar visibilidad al problema?
-Lo digo siempre. Cuando vemos este tipo de vídeos pensamos "vaya putada", pero es lo que ha permitido que la gente se entere de que estas cosas pasan. Darle visibilidad nos permite atajar un problema al que las administraciones públicas deberían dar la importancia que tiene, que indudablemente es mucha.

-¿A qué edad le acosaron a usted?
-A los 14 años, estaba en EGB. A mí me gustaba mucho dibujar, pero desde entonces nunca más he vuelto a hacerlo.

-¿Por qué?
-Porque dos individuos que había en mi clase y que eran amigos entre ellos se dedicaron a hacerme la vida imposible. Venían de un colegio privado y me daban patadas, puñetazos, insultos, collejas, todo ante la complicidad de mis compañeros y la pasividad de mi tutor.

-¿Lo dice en serio?
-Y tan en serio. Mi tutor miraba para otro lado, era un ser distante y frío. Yo me defendí largándome; podía haberlos denunciado o haberlo contado en mi casa, pero no lo hice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Ana Ruiz
Ningún líder político se preocupa por el acoso escolar

-¿Cuánto duró esa tortura?
-Un curso. Lo que yo quiero decir a esos niños es que ellos no son el problema, son las víctimas. Esto, como la violencia de género, es un problema nacional y como tal debe tratarse.

-¿Después de esa experiencia ha logrado ser feliz?
-Muy feliz. No he sido Heidi, pero sí he sido feliz. Piensa que mis acosadores no pudieron conmigo porque el irme a vivir a Vitoria me permitió empezar una vida nueva, tan interesante que durante años me olvidé de este tema.

-¿Por qué ningún líder habla del asunto?
-Eso me pregunto yo. Cuando en las Elecciones Generales debatieron los cuatro candidatos, ninguno de ellos habló de educación o cultura. ¡Ninguno! He leído que España es la decimotercera potencia mundial en economía, pero que dentro de veinte años seremos la treinta y ocho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Ana Ruiz
La vocación le viene desde pequeño

-¿Eso cambiará nuestra vida?
-Mucho y a peor, porque bajará nuestro nivel de vida y todo lo que habíamos conseguido se irá al garete. Eso significa que algo estamos haciendo mal.

-¿Le preocupa la sociedad en la que vivirá su hijo de 16 años?
-Mucho, pero con unas expectativas de vida tan altas nos vamos a llevar unas sorpresas enormes. Habrá adelantos que no podíamos ni soñar y eso exige que los ciudadanos tenemos que cambiar el chip y preocuparnos más de lo que pasa fuera de nuestro entorno.

-¿Cómo fueron sus primeros años de vida en Madrid?
-Madrid me parecía lo mejor, otro mundo. Me instalé en una residencia de estudiantes y eso me enseñó a compartir, porque había mucha camaradería entre nosotros. Guardo muy buena relación con algunos compañeros de esa época gracias a las redes sociales.

-¿En qué momento descubre que quiere ser actor?
-No lo descubro, yo desde pequeño quería trabajar en televisión. Me encantaban los programas de entrevistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Ana Ruiz
"Yo quería ser presentador"

-¿Cuáles eran sus favoritos?
-Como era tan friky con cuatro o cinco años, uno que presentaba Mari Cruz Soriano, también el de Isabel Tenaille, pero sobre todo me acuerdo perfectamente de la primera entrevista que Mercedes Milá le hizo a Bibiana Fernández.

-Está claro que la televisión es su hábitat natural.
-Yo quería ser presentador y no fue hasta más tarde cuando comencé a interpretar. También me ha gustado mucho escribir y dibujar.

-¿Recuerda quién le dio su primera oportunidad?
-El periplo no fue fácil porque cuando llego a Madrid empiezo Arte Dramático, pero lo abandono y me pongo a trabajar con discapacitados, de camarero... El primero por el que cobro fue en 1998 en la serie "A las 11 en casa", protagonizada por Carmen Maura, Antonio Resines y Ana García Obregón, a mí apenas se me veía la cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Ana Ruiz
"Llevo once años viviendo de mi profesión"

-Sin duda es una persona de suerte.
-Sí, porque también salí en "Farmacia de Guardia". Ahí aprendí a conocer la televisión por detrás y a mí me encantaba verlo aunque a veces para decir un "hola" tuviera que esperar ocho horas.

-¿Por qué cree que su profesión está tan desencantada?
-Yo desencantado no estoy, pero ahora soy más consciente de cosas a las que antes no daba importancia quizá porque no las conocía. Lo que sí he aprendido es con quién no quiero trabajar.

-Pues habrá tenido que pagar un precio por eso...
-Claro que lo he pagado, pero afortunadamente llevo once años viviendo de mi profesión, que no todos los actores pueden decirlo desgraciadamente. Vivo bien haciendo lo que me gusta, trabajando con unos compañeros fantásticos, y eso, pase lo que pase, no se me va a olvidar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Iba a ser un papel pequeño y ya han cumplido 10 años en antena

-¿Cómo llega el papel de Coque de "La que se avecina" a sus manos?
-Elena Arnau, que me había visto en una función de teatro interpretando un papel dramático, me llamó y eso me marcó profesional y personalmente.

-¿Por qué?
-Porque en esa época llevaba el pelo rapado. Fue un amigo el que me dijo que me iban a ofrecer un papel en una serie nueva, un papel pequeño, y me quedé 14 capítulos, y ahora hemos cumplido 10 años en antena.

-Todo un récord.
-"Cuéntame" y nosotros somos los que más tiempo seguido llevamos. Un triunfo, porque hemos conseguido llegar a un público joven, que nos quiere a morir. Yo voy por la calle y los chavales me tratan con un cariño y una educación sorprendentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
El humor, la salvación de los españoles

-¿Qué cree que tiene esta serie que no tengan otras?
-No lo sé, fundamental es el humor, los personajes están muy bien retratados. En mi caso, bueno en el de Coque, lo que intenta siempre es agradar.

-¿Los españoles hemos perdido sentido del humor?
-¡Qué dices! Con todo lo que hemos pasado y sufrido, si no fuera porque tenemos sentido del humor habrían aumentado los suicidios y tenemos los índices más bajos de Europa.

-Quizá habría que exportarlo.
-Buena idea, porque es verdad que tenemos carencias, problemas graves, pero el humor nos salva de muchas cosas. Vas por la calle y un desconocido te pide ayuda y te acercas para ver qué le pasa. En París te puedes morir que no te ayuda ni Dios.

-Coque y usted no pueden ser más diferentes.
-Yo personalmente no me identifico, pero me ponen ese traje, ese pelo y yo soy Coque y reacciono como él. Eso es precisamente lo que más me divierte y lo que divierte a la gente. Espero que la serie siga mucho tiempo más en pantalla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo