Padre Ángel: "No me equivoqué. Con la Reina Letizia, Sofía ha ganado una hija"

La entrevista más sincera del sacerdote.

Padre Ángel
Gtres

El sacerdote concede su entrevista más profunda y sincera.

1 de 12
La humildad en persona

-Padre, aquí tengo su nuevo libro, "La humildad y la rebeldía".
-Más importante que el libro son las historias que contiene de gentes que estaban rotas, que siguen rotas y, que gracias a esta Iglesia, encuentran compañía y todo lo que está en nuestras manos para ayudarles.

-A veces pienso que tiene un doble.
-¿Por qué lo dices?

-Porque igual está en Irak que en una cena en Madrid.
-Eso me lo dice siempre que me ve el Rey Felipe. Lo que sí hago es aprovechar el tiempo y sobre todo saber en qué sitios tengo que estar y en cuáles no.

-¿Selecciona los lugares donde ir?
-No, ocurre que cuando me invitan suelo estar solo al principio, nunca me quedo a los postres, lo que me permite estar en tres cenas a la vez. Yo solo picoteo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
"A mí lo que me sostiene es estar con la gente"

-¿Se cuida?
-Viajo mucho pero una de mis cualidades es que sin necesidad de correr o hacer dietas, me mantengo bien.

- ¿A qué hora se levanta?
-A las 6.30 ya estoy en pie. Me gusta escuchar la radio y meditar. A las 7 o 7.30 de la mañana llego a San Antón donde me esperan más de doscientas personas para tomar un café, que me sabe a gloria.

-¿A qué dedica el resto del día?
-Me voy a la oficina para recibir a los que quieren verme, luego voy al centro de mayores. Después de comer siempre echo una cabezada que me sirve para seguir. A mí lo que me sostiene es estar con la gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
"Hay políticos buenos y menos buenos, pero todos tienen su alma"

-¿Le pesan los años?
-Pesarme no, pero sí que pienso que quizá no he aprovechado el tiempo todo lo que podía haberlo hecho.

-¿Cuál es su secreto para convencer a gente tan distinta para que colaboren con usted?
-Yo soy de todos, sin distinción de ningún tipo, por eso cuando a veces me ven con alguien del PP o de Podemos, intentan etiquetarme. Se equivocan, yo hablo con todos, entre otras razones porque estoy a gusto con ellos. Hay políticos buenos y menos buenos, pero todos tienen su alma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Para el Padre Ángel, todos tienen su lado bueno

-¿A quién no le tendería la mano?
-No se me ha ocurrido pensarlo. Porque hasta cuando vi que Donald Trump le daba la mano a su mujer y ésta se la rechazaba, pensé, seguro que algo bueno tiene este hombre, al menos la corbata la lleva roja y eso es buena señal.

-Una pareja a la que parece que les une el poder y no el amor.
-No deja de ser un hombre como los demás. Yo no sé si los que más tienen son más felices o más infelices que los que tenemos menos, lo que sí sé es que los que vienen aquí con una bolsa de basura por todo equipaje son felices sólo con tomarse un café.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Sobre Amancio Ortega: "Criticaría a los que lo acumulan (el dinero) y no dan nada"

-¿En qué recodo del camino perdimos los españoles la solidaridad?
-Yo no estoy de acuerdo con esa teoría, no, porque nunca en la historia de la humanidad hubo tanta solidaridad, nunca la familia estuvo tan unida como ahora. La familia es la que ha sostenido la crisis, gracias a la familia viven abuelos, hijos y nietos. Tampoco nunca se dio tanto valor a los valores.

-Quizá porque estamos mejor informados ahora que antes.
-Al generarse más noticias nos fijamos en las más llamativas y no en las pequeñas historias que están ahí. Yo admiro a la gente capaz de superarse, de empezar una y mil veces porque la vida les ha dado duro.

-¿Qué diría a quiénes critican a Amancio Ortega por donar 360 millones para la lucha contra el cáncer?
-Quienes rechazan ese dinero tendrían que rechazar que bajen las pensiones, que haya gente durmiendo en las calles… En esto hay mucha demagogia. Los ricos, algunos no, lo son porque han explotado a gente, pero más que criticar a los que dan criticaría a los que lo acumulan y no dan nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
El Papa Francisco levanta ampollas

-Siente admiración por el Papa Francisco. ¿Por qué?
-Es más bueno en la distancia corta que en la distancia larga. Está poseído por el Espíritu Santo más que por los que le rodean. Le conozco desde que andaba en metro en Buenos Aires siendo Obispo. Hace unos días vino un obispo amigo suyo que me decía: "Cuando íbamos por la calle, él llevaba siempre la mano en el bolsillo por si alguien le pedía unas monedas". El Papa Francisco sigue utilizando los mismos zapatos que utilizaba en Argentina.

-¿No le ha cambiado el boato del Vaticano?
- Todo lo contrario, es más amable ahora que cuando vivía en Argentina, más cercano. Lo que ocurre es que tiene demasiada gente en contra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
No hay una sola iglesia, y todas son válidas y respetables

-¿Por qué?
-Porque decir que hay que abrir las puertas de las iglesias, o que hay que tener misericordia con los divorciados o separados, levanta ampollas en algunos sitios. Igual que decir que hay que aplicar el derecho canónico cuando lo que hay que aplicar es el evangelio. Y lo dice igual de claro a los obispos que a los curas. El Papa Francisco no molesta, los que molestan son los otros, él es una bellísima persona.

-¿Hay dos iglesias, la más estricta y la más avanzada y caritativa?
- Sí, pero hay que tener cuidado. Antes creíamos que sólo había una, la nuestra, pero hay otras, las de los musulmanes, los protestantes, todas son verdaderas y hay que respetarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
"Si yo pidiera permiso, no habría hecho nada"

-¿Si la nuestra es tan buena por qué ha perdido tantos fieles?
-Porque los hay que no soportan ver a gente que no tiene para ducharse, huelen mal y están sentados en los mismos bancos donde ellos se sientan. Son los menos y, en honor a la verdad, hay que decir que la católica fue pionera en obras sociales, en estar con los leprosos, con los del SIDA, el Ébola, y que es la misma que me cautivó cuando siendo niño conocí en Mieres.

-A usted le han puesto muchas zancadillas.
- ¿Y a quién no? No es por envidia, es porque hay gente intransigente que quieren que recemos el Padre Nuestro como lo rezan ellos. He molestado yo más sin querer que lo que me han molestado a mí. Sobre todo porque cuando me molestan no suelo enterarme.

-¿De qué se arrepiente?
-Yo, como dice el Papa Francisco, prefiero a los curas que piden perdón que a los que piden permiso. Si yo pidiera permiso, no habría hecho nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
La Iglesia española no ha estado a la altura

-¿A quién tendría qué pedir perdón la Iglesia española?
-A mi entender tendría que pedirlo por no haber estado a la altura de Jesucristo. Tendría que haber estado más al lado de los pobres, o de los homosexuales, o las prostitutas, entre la gente que lo necesita. Lo ha dicho el Papa y tendríamos que pedir perdón a las mujeres por no haberles dejado acceder a los puestos que tienen los hombres, pero todo llegará.

-¿Cree en la igualdad entre hombres y mujeres?
-Por supuesto, hemos tardado mucho pero ya hay vicepresidentas, ministras, académicas, científicas. En la historia siempre ha habido mujeres importantes como Santa Teresa o La Pasionaria.

-Conoce los países árabes ¿cómo luchar contra quienes hacen una interpretación sanguinaria del Corán?
-El Corán no dice que hay que matar, es uno de los libros sagrados y yo lo tengo en mi despacho; lo que ocurre es que cuando la interpretación que se hace es la perversa, el resultado es lo que estamos viendo. Eso es una barbaridad. A mí de pequeño me decían que habíamos nacido para sufrir y la gente lo creía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
"Soy feliz"

-¿Usted es feliz, Padre?
- Sí, lo soy. Tengo muchas más razones para ser feliz que para ser desgraciado. Tener salud, esperanza, amigos, creer en Dios, en los políticos, si yo no creyera en todo eso, cómo no iba a ser feliz.

-¿Qué le da miedo a sus 80?
-Quizá por egoísmo me da miedo que mi hijo Josué –el padre Angel lo adoptó hace años- tenga que volver al quirófano. Está hecho un jabato y le gusta mucho el fútbol, es aficionado del Barcelona, pero la enfermedad me da miedo, sobre todo de la gente que está conmigo, de los míos.

-Y la muerte, ¿le da miedo?
-Ni siquiera cuando tuve el cáncer me dio miedo morir. Hace unos días he ido a hacerme la revisión y estoy bien de todo. A veces me dicen que lloro mucho cuando veo las grandes catástrofes, yo quiero seguir llorando porque es la mejor señal de que no he perdido la capacidad de sentir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Un buen tipo

-¿Qué le sorprende a estas alturas?
-La respuesta solidaria de los españoles ante el atentado del 11 M, o la muerte de Ignacio Echeverría, que dio su vida por salvar seres humanos.

-¿Cómo le gustaría que le recordasen?
-Como un buen tipo: es lo que contestó el Papa Francisco cuando le hicieron esa misma pregunta.

-¿Ha pensado en nombrar sucesor?
- No, yo no lo voy a dejar atado y bien atado porque ya ves lo que pasa después. Yo no trabajo para eso, porque allí donde estamos funcionan y funcionan bien sin estar yo. No me quita el sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Siempre al lado de los desfavorecidos

-¿Cuántos restaurantes Robin Hood tiene?
-Cuatro, ahora pretendo que quienes pongan esa placa nos den dos o tres entradas para que pueda ir nuestra gente.

-¿Cómo viven esa experiencia?
-Imagínate, como yo cuando entro en casa de las Koplowitz. A ellos estar en una mesa con tenedores, que los platos no sean de usar y tirar, les asombra.

-¿Ha tenido alguna queja por parte de los grandes chef?
-Ninguna, sólo nos pidieron que fueran limpios.

-¿Y lo van?
-Como pinceles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo