Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Patricia Olmedilla: “Mi hermano me ha enseñado a comer”

La empresaria se sincera en esta entrevista, donde nos habla de su vuelta al trabajo tras siete años volcada en los suyos, de la enfermedad que ha sufrido y del libro de su hermano.

La empresaria se sincera en esta entrevista, donde nos habla de su vuelta al trabajo tras siete años volcada en los suyos, de la enfermedad que ha sufrido y del libro de su hermano.

1 de 8
Entrevista con Patricia Olmedilla

Después de un tiempo retirada de la vida laboral y dedicada por completo a su marido, Gonzalo de la Cierva, y a sus hijas, María y Sofía, Patricia Olmedilla ha decidido volver a trabajar. Pero no ha sido un camino fácil, ya que la empresaria ha vivido el momento más angustioso de su vida porque ha sufrido una grave enfermedad: la fiebre de Malta.

 -¿Cómo te encuentras?
-Afortunadamente, ahora me siento muy bien. Cogí la enfermedad en Haití. Lo he pasado muy mal porque, al no tener defensas debido a la infección de los glóbulos blancos, tenía muchísima fiebre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Patricia Olmedilla se confiesa

-Lo has debido de pasar muy mal por las niñas.
-Sí, aunque no era contagioso. El momento más difícil fue cuando me dijeron que tenía que hacerme las pruebas de la leucemia. Durante los quince días que estuve esperando los resultados, lo pasé muy mal pensando en mis hijas, en mi familia... Fue realmente terrible.

-¿Y qué te dijo el médico?
-Que gracias a Dios por mi alimentación equilibrada no había ido a más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Patricia Olmedilla, en su entrevista más sincera

-O sea, gracias a tu hermano, Diego.
-Sí, él me ha ayudado mucho porque me ha enseñado a comer.

-¿Por qué?
-Cuando tuve a mi segunda hija engordé 22 kilos, porque a mí siempre me ha gustado comer. Él me enseñó su Método Thinking, que te enseña a llevar una alimentación sana y a disfrutar de la comida. En tres meses me quité los 22 kilos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Patricia Olmedilla vuelve al trabajo

-¿Y a tus hijas les has inculcado este método?
-Sí. Con mi hija María he aprendido muchas cosas de los alimentos, porque es celiaca. Con Sofía tengo que  tener mucho cuidado porque se lo come todo.

-¿Y a tu marido?
-Gonzalo no me hace caso, porque está en una etapa de su vida en la que quiere disfrutar. La verdad es que le sobran unos kilitos, pero no tiene fuerza de voluntad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Patricia Olmedilla, cara a cara

 -Has vuelto al trabajo.
-Sí, he montado una agencia de comunicación con dos socias. Tengo mucha ilusión y también mucho miedo, porque la realidad es muy dura. Desde la agencia le llevo la comunicación a mi hermano.

-¿Te apetece tener más hijos?
-Sí, pero ahora no es el momento. Igual espero un año. Gonzalo está encantado con el hecho de estar rodeado de mujeres en casa, pero quiere tener un hijo varón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Patricia Olmedilla se confiesa

Patricia ha formado una familia con Gonzalo de la Cierva, con el que se casó en 2007. Ambos son padres de María, de cinco años, y Sofía, de dos. Entre sus planes está el de ser madre dentro de un año.

Su familia se ha convertido en el centro de su vida, por eso sufrió mucho cuando le recomendaron hacerse las pruebas de la leucemia. "Sólo pensaba en las niñas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Patricia Olmedilla, de frente

 -Le llamaban 'Gonzalo de la Juerga', ¿le has centrado?
-Sí. Al principio era muy obsesiva, no eran celos. Yo además me dedicaba a organizar eventos por la noche, y nuestros horarios eran incompatibles, y lo dejé. Fue cuando él se centró.

-También ayudaste mucho a tu ex, Jaime Martínez-Bordiú.
-Sí. A Jaime lo quiero mucho y estoy muy contenta de que haya encontrado a Marta. Nos llevamos tan bien que quedamos mucho los cuatro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Patricia Olmedilla con su hermano

Diego Olmedilla, con su hermana Patricia, llegó a pesar 136 kilos y, después de probar todo tipo de dietas, creó el Método Thinking, abrió su centro en Madrid (Calle José Abascal, 55) y ahora ha lanzado un libro con la Editorial Espasa, donde enseña a tener una alimentación equilibrada.

El método, un plan integral al que puede someterse tanto quien quiera adelgazar cinco como cien kilos y que es cien por cien efectivo, se basa en la idea de enseñar a tener una relación sana con la comida, sin ansiedad. Consta de tres fases: pérdida de peso (con control médico, apoyo psicológico, ejercicio y nutrición); consolidación y mantenimiento, en el que aprendes a cuidarte.

Algunas de sus claves son concienciarse de que comer sano no es hacer dieta, pensar en positivo (te estás mimando, no poniéndote a dieta), enseñar a visualizarte delgado, beber líquido en abundancia, tomar dos yogures desnatados al día, hacer cinco comidas al día y dormir bien, incluso si es posible con siesta. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo