Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Jessica Bueno celebra su 23 cumpleaños a la espera de la demanda de Kiko

La modelo vuelve a la ciudad hispalense tras descansar en el País Vasco junto a su novio, el futbolista Jota Peleteiro, cedido en el Eibar. Al aeropuerto acudieron a recogerla sus padres, quienes la organizaron una fiesta sorpresa por su 23 cumpleaños. Jessica celebra su aniversario aguardando la demanda de su ex y padre de su hijo, Kiko Rivera, por llevarse al pequeño cuando el DJ iba a pasar unos días con él.

La modelo vuelve a la ciudad hispalense tras descansar en el País Vasco junto a su novio, el futbolista Jota Peleteiro, cedido en el Eibar. Al aeropuerto acudieron a recogerla sus padres, quienes la organizaron una fiesta sorpresa por su 23 cumpleaños. Jessica celebra su aniversario aguardando la demanda de su ex y padre de su hijo, Kiko Rivera, por llevarse al pequeño cuando el DJ iba a pasar unos días con él.

1 de 6
Jessica regresa a Sevilla envuelta en polémica

Jessica Bueno ya está de nuevo en Sevilla. La joven ha pasado junto a su hijo Francisco unos días en el País Vasco junto a su novio, el futbolista Jota Peleteiro, que esta temporada juega en el Eibar.

La modejo viajaba al norte sin avisar a su ex, Kiko Rivera, quien había acordado con la modelo pasar unos días a solas con su primogénito. Sin embargo, cuando el hijo de Isabel Pantoja fue a recoger al niño, se encontró que Jessica se lo había llevado con ella de viaje.

Mientras Jessica guardaba silencio en el País Vasco, el DJ subía una foto en su red social manifestando cuánto echaba de menos a su hijo.

La modelo, al parecer, querría que en el acuerdo por la custodia de su hijo, que no deja de complicarse, haya una cláusula por la que el niño esté bajo la custodia de Isabel Pantoja durante el tiempo que le toca estar con Kiko.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Los padres de Jessica, como locos con su nieto

Desde que naciera el primer nieto de Isabel Pantoja, todo han sido atenciones para el pequeño. El pasado 16 de agosto Jessica llegaba a Sevilla procedente del País Vasco y fue en el aeropuerto donde pudimos verla junto a su hijo, al que llevó en brazos en todo momento.

De lo más sonriente y haciendo carantoñas al pequeño, Jessica salió de la terminal, donde le esperaban sus padres para llevarla a ella y a su nieto de vuelta a casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
El 'look' de una supermamá

Para la ocasión, Jessica se decantó por un 'look' cómodo. Unos shorts vaqueros, una camiseta negra y sandalias planas. Mientras tanto, su pequeño, muy simpático, llevaba un pantalón corto, una camiseta de rayas y el chupete colgando de su ropita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Kiko empieza a echar de menos a su hijo

Sin soltar en ningún momento a su pequeño, al que llevaba en brazos mientras salían del aeropuerto, Jessica se mostró ajena a la polémica suscitada por el viaje que acababa de finalizar, ya que la modelo podría haberse ido durante una semana sin avisar a Kiko Rivera, con el que supuestamente tenía un acuerdo verbal en el que le permitía ver a su hijo todas las semanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Fiesta sorpresa por el 23 cumpleaños de Jessica

Sin embargo, nada parecía empañar lo que iba a ser una semana muy bonita en su vida, porque además de haberse encontrado con su chico, Jessica cumplía 23 años sólo un día después de regresar a casa.

El pasado 17 de agosto la familia de Jessica la preparó una fiesta sorpresa que emocionó a la modelo.

"Pero que gran familia tengo! Sorpresa de cumple! Orgullosa de ellos! Estas son las cosas importantes en la vida!!!!!! Por mi hijo, por mi chico, por mis padres, por mi familia, por mis amigos y la gente que me quiere. prometo sonreír y ser feliz cada día de mi nuevo año que empieza", escribía la joven en su cuenta de Instagram jessica_bueno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
La modelo se tatúa su mejor momento

La joven pasa por uno de los mejores momentos de su vida. Después de dar a luz a su primer hijo hace ya nueve meses –el pequeño Francisco nació a principios de noviembre del pasado año-, y de haber roto posteriormente con el padre de su hijo, la modelo ha recuperado la sonrisa junto al que parece el amor de su vida, Jota, cuyo nombre incluso se ha tatuado en la mano.

En el pie se ha tatuado al otro amor de su vida, su hijo Fran. "Mi lucerito, la luz de mi vida!", le llama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo