Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Cari Lapique, recadera de sus hijas

Caritina Goyanes no tenía tiempo de ir a comprar un regalo para el cumpleaños al que estaba invitado su hijo Pedrito y su madre fue la encargada de ir a comprarlo. Mientras, Carla Goyanes paseaba tranquilamente por las calles de Madrid sin su hijo, en quien también está volcada Cari Lapique.

Caritina Goyanes no tenía tiempo de ir a comprar un regalo para el cumpleaños al que estaba invitado su hijo Pedrito y su madre fue la encargada de ir a comprarlo. Mientras, Carla Goyanes paseaba tranquilamente por las calles de Madrid sin su hijo, en quien también está volcada Cari Lapique.

1 de 10
Carla, Caritina y Cari, el trío más unido

Su relación va más allá de ser madre e hijas y hermanas. Ante todo son buenas e íntimas amigas. Carla y Caritina Goyanes y su progenitora, Cari Lapique, viven volcadas las unas en las otras demostrando que en su relación no hay fisuras.

Esta complicidad hace que en ocasiones se pidan favores, como este miércoles 2 de octubre, cuando Caritina tenía previsto acudir con su hijo Pedrito al cumpleaños de un amigo del niño y tuvo que 'tirar' de su madre para que le ayudase a comprar el regalo que iba a llevar a la fiesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Una mujer muy ocupada

El día tuvo que ser muy complicado para Caritina o se despistó, ya que para una madre con dos niños pequeños -Pedro, de tres años, y la pequeña Caritina, que nació el pasado 26 de mayo- lidiar con el tiempo es una ardua tarea.

Por eso la joven tuvo que pedir ayuda a su madre para que fuera a comprar el regalo que iba a llevar a la fiesta de cumpleaños de su hijo Pedrito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Entregada abuelita

Cari Lapique, encantada de poder echar una mano a su hija mayor, no dudó en acercarse a una conocida tienda de juguetes, para adquirir el regalo que su nieto Pedrito iba a entregar a su amiguito que soplaba velas.

Entregada a la tarea, la esposa de Carlos Goyanes, buscó minuciosamente por la tienda el regalo perfecto o aquel que le había encargado su hija. Recorrió el establecimiento de arriba a abajo, con gafas de sol y sin ellas, muy interesada en los juguetes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Misión cumplida

Una vez realizada la compra, satisfecha por el deber cumplido, Cari Lapique abandonaba la tienda de juguetes con una gran bolsa en cuyo interior viajaba un regalo que iba a hacer las delicias de un niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Una abuela moderna e informal

Al momento de abandonar la tienda de juguetes Cari hacía uso de su teléfono, probablemente para informar a Caritina que la misión estaba cumplida y ya tenía en su poder el esperado regalo que Pedrito iba a hacer al cumpleañero.

Para la ocasión, Cari optó por la comodidad con un 'look' informal formado por una camiseta blanca con estampado de cuadrados azules y blancos, pantalones denim pitillos y bailarinas con pequeño tacón de charol violetas con detalle de lazo. Lo más llamativo de su estilismo era el bolso de cuero azul celeste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cara a cara

Más tarde, Cari Lapique y su hija Caritina se encontraban para que la primera hiciera entrega del regalo que había comprado a su hija. Ambas estuvieron charlando muy animadas en el momento de hacer la 'transacción'.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Rumbo al cumpleaños

Caritina y sus dos hijos, Pedrito, de 3 años, y la pequeña Caritina, de tan sólo cinco meses, se encaminaron al cumple del amigo del niño.

Pedrito, que es un niño rubicundo y muy guapo que ya está muy grande, iba caminando al lado de su madre, que llevaba en el carrito a la pequeña de la familia. El gran ausente en la fiesta fue el patriarca de la familia, Antonio Matos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Un día especial para Pedrito

Pedrito, que iba muy mono y moderno con una camisa de manga larga de cuadraditos de colores y pantalones cortos, a buen seguro estaba muy emocionado con la fiesta de cumpleaños de su amiguito.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Carla, de paseo en Madrid

Por su parte, aunque en esta ocasión Carla no se unió a su hermana Caritina ni a su madre, Cari Lapique, la joven se dejó ver en solitario dando un paseo por las calles de Madrid.

La joven, que tiene establecida su residencia en Miami, donde se trasladó a vivir con su marido, Jorge Benguría, después de la boda en el verano de 2011, regresa a casa cada vez que puede para ver a sus padres, su hermana y sus sobrinos.

Así pues, hace unos meses la vimos pasando sus vacaciones en España junto a su familia y su pequeño Carlos, al que se trajo consigo mientras su marido aún seguía en Miami por motivos laborales. Jorge se unió más tarde a las vacaciones que la familia se tomó en las islas pitiusas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
El 'look' de Carla

Para su pequeña escapada por las calles de Madrid, en la que aprovechó para hacer alguna que otra pequeña compra, Carla optó por un estilismo fresco y juvenil formado por un vestido color hueso de encaje ajustado a la cintura, rebeca naranja, unas cómodas bailarinas con print 'snake' y bolso de cuero verde de la firma Coach.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo