Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Manu Tenorio y Silvia Casas posan con su hijo Pedro

Pedro ya tiene diez meses y es un niño risueño que ha heredado los ojos azules de papá y su gracia andaluza.

Pedro ya tiene diez meses y es un niño risueño que ha heredado los ojos azules de papá y su gracia andaluza.

1 de 5
Entregados papás

Manu Tenorio y Silvia Casas están viviendo con intensidad su paternidad con Pedro, que acaba de cumplir diez meses. El bebé ha pasado, además, la revisión médica correspondiente y está perfectamente.

Para celebrar su felicidad y el cumpleaños del cantante –el 1 de abril–, la familia salió a almorzar al restaurante Txistu.

En la imagen Manu y Silvia con su precioso hijo, Pedro, que ya da palmitas con la gracia de un palmero flamenco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Una visita sorpresa

Manu, en esta cita tan familiar con su esposa e hijo, recibió un regalo sorpresa muy especial: la visita de su mejor amigo, el pintor sevillano Manuel Luna, que cogió un Ave para pasar junto a él un día tan señalado.

Luna regaló al artista un cuadro de un pollito para la habitación del pequeño Pedro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Así presentaron a su retoño

Manu Tenorio y Silvia Casas se convirtieron en papás el 22 de mayo de 2013. Su hijo Pedro nació en el hospital Quirón San José de Madrid y días después posaban orgullosos con su retoño en brazos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Un cantante de éxito

El cantante sevillano, de 39 años, que se hizo muy popular tras su paso por la primera edición de 'Operación Triunfo' en 2001, ha logrado consolidarse como cantante, tiempo en el que ha lanzado al mercado seis discos, el último en 2012, 'En primera persona'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Una pareja muy familiar y feliz

Manu Tenorio y Silvia Casas son dos entregados papás, siempre volcados en su pequeña familia. Ambos son dos personas muy familiares y es frecuentes verlos pasear con su hijo, charlando y disfrutando de la vida con tranquilidad siempre que el trabajo se lo permite. No pueden ser más felices...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo