Ana Mª Aldón y su hijo acompañaron a Ortega Cano hasta la cárcel

El torero llegaba a las 20.30 horas de este 23 de abril a la cárcel de Zuera, en Zaragoza, para cumplir su condena de dos años y medio por el accidente que causó la muerte de Carlos Parra. Su pareja y su hijo pequeño han estado con él hasta el último minuto.

image

El torero llegaba a las 20.30 horas de este 23 de abril a la cárcel de Zuera, en Zaragoza, para cumplir su condena de dos años y medio por el accidente que causó la muerte de Carlos Parra. Su pareja y su hijo pequeño han estado con él hasta el último minuto.

1 de 12
Ortega Cano elige la prisión de Zaragoza para cumplir su condena

José Ortega Cano ya ha pasado su primera noche en prisión. El torero ingresaba voluntariamente en la cárcel de Zuera, Zaragoza, sobre las 20:30 horas del miércoles 23 de abril.

El diestro ya ha comenzado a cumplir la condena de dos años y medio de prisión por el accidente de tráfico ocurrido en mayo de 2011 cuando conducía su vehículo todoterreno en Castilblanco de los Arroyos, Sevilla, en el que murió Carlos Parra.

En el momento de ingresar en prisión, Ortega Cano estaba acompañado por su pareja, Ana María Aldón, que se quedó en el coche con el pequeño José María, que tan sólo tiene 14 meses. La novia del torero, muy afectada, se quedó en el vehículo abrazada a su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Tenso y serio en el momento de entrar en prisión

El viudo de Rocío Jurado Ortega llegaba a las instalaciones penitenciarias de Zuera con gesto muy serio, sin ganas de hablar y con los ojos ocultos bajo unas gafas de sol.
Finalmente elegía ingresar en la cárcel zaragozana, aunque también se había especulado en las últimas semanas que podría hacerlos en la de Sevilla I, en Sevilla, para estar más cerca de su novia, Ana María Aldón, y de su hijo pequeño, José María; así como la de Soto del Real, en Madrid.

Al parecer, el torero retirado se habría decidido por la cárcel de la provincia de Zaragoza ya que su abogado es de ahí y, además, dada la delicada salud del diestro, es de las más preparadas para contingencias médicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Arropado por su hermano Paco

En el duro trance de la entrada a prisión, Ortega Cano también estuvo arropado por su hermano Paco y sus abogados Enrique Trebolle y Antonio Valcarreres.

Precisamente Trebolle comentaba que la novia de Ortega Cano, Ana María Aldón, que actualmente tiene fijada su residencia en Sevilla, podría trasladarse a Zaragoza para estar más cerca del torero con el fin de que sus visitas sean más cómodas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Espera en indulto en prisión

A Ortega Cano no le ha quedado más remedio que ingresar en prisión una vez que había agotado todos los plazos y recursos legales para evitar la cárcel. También ha solicitado un indulto por problemas de salud, sin embargo el Juzgado Penal número 6 de Sevilla consideró que no procedía suspender su ingreso en prisión mientras se resuelve su petición de indulto, que puede durar una media de ocho meses.

En el momento de su ingreso, al torero sólo le quedaban unas horas para cumplir la orden del Juzgado de quince días atrás de entrar en prisión o de lo contrario se ordenaría su detención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Sin módulo asignado

Los primeros pasos a seguir tras su entrada en prisión, según el protocolo penitenciario, fueron mostrar su sentencia y la orden de ingreso en la cárcel. En sus primeras horas entre rejas, el diestro tendrá que pasar un examen por parte de los médicos y trabajadores sociales para valorar cuál es el módulo más apropiado para él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Recibirá visitas los fines de semana

Ortega Cano ya cumple condena en Zaragoza, donde recibirá las visitas de sus familiares más cercanos durante los fines de semana, situación que él conoce muy bien de cuando iba a ver a su hijo, José Fernando, a Sevilla I.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
La condena

José Ortega Cano fue condenado el 24 de abril de 2012 por un delito de homicidio imprudente y contra la seguridad del tráfico cuando conducía su vehículo todoterreno con una alcoholemia que triplicaba la autorizada.

La pena impuesta fue de dos años, seis meses y un día de prisión, a tres años y medio de privación del derecho a conducir vehículos, y a que indemnizar con 119.731 euros a la viuda del fallecido, con 19.955 euros a cada uno de sus dos hijos y con 9.977 euros a su madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
De visitar a su hijo en la cárcel a estar él en prisión

La llegada de Ortega Cano a prisión no ha sido desconocida para el torero, pues en los últimos meses ha pasado en varias ocasiones por instalaciones penitenciarias, aunque entonces era para visitar a su hijo José Fernando, que pasó 4 meses ingresado en la cárcel de Sevilla I por un robo con violencia en un prostíbulo de Sevilla ocurrido el pasado mes de noviembre.

José Fernando salió de la cárcel sevillana el pasado 14 de marzo, y durante el tiempo que se mantuvo en prisión preventiva, recibió numerosas visitas de su hermana Gloria Camila, y bastantes menos de su padre, Ortega Cano.

Por cierto, ninguno de los dos hijos mayores del diestro ha estado en el doloroso momento de su entrada en Zuera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
José Fernando, su última gran preocupación

Los últimos años han sido muy duros para Ortega Cano. Desde que falleció su esposa, Rocío Jurado, a consecuencia de un cáncer en 2006, la vida del torero parece que ha ido de mal en peor, en especial desde hace tres años cuando tuvo el fatal accidente de tráfico en el que murió Carlos Parra.

El último gran disgusto del torero se lo ha dado su hijo mayor, José Fernando, a quien adoptó a finales de 1999 junto a la fallecida cantante. El joven se vio envuelto en un altercado en un prostíbulo de Sevilla tras una noche de alcohol y drogas. Junto a un grupo de amigos discutieron con un hombre, lo agredieron, le robaron y le sustrajeron su coche.

José Fernando pasó cuatro meses en prisión hasta que se celebró el juicio, en el que fue condenado a 21 meses de cárcel. Al carecer de antecedentes se libró de tener que seguir entre rejas. Eso sí, acordó seguir un tratamiento de desintoxicación.

En la imagen vemos al torero y su hijo el pasado 19 de marzo, Día del Padre, en el momento del ingreso del joven en el Instituto Hipócrates de Barcelona para tratar sus adicciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Muy pendiente de José Fernando antes ingresar en la cárcel

Dos semanas después de comenzar su rehabilitación en el Instituto Hipócrates, José Fernando cambiaba este centro por el Instituto Galeno de Sevilla, dirigido por su persona de confianza, Pepe 'El Marismeño'.

Ortega Cano, que ya se encontraba pendiente de ingresar en prisión, ha estado al lado de su hijo especialmente en las últimas semanas para mostrar todo su apoyo al joven y asegurarse de que sigue por el buen camino. Al parecer su relación no es la mejor entre padre e hijo en este momento, pero eso no ha impedido que el diestro se haya volcado con su hijo con mucha intensidad en las primeras semanas de su desintoxicación, al parecer la fuente de muchos de sus problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Su hijo, su mayor alegría

La gran alegría de José Ortega Cano en los últimos años ha sido la llegada a su vida de Ana María Aldón, una joven empresaria de 37 años de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.

A pesar de su diferencia de edad, de 23 años, la pareja ha consolidado su relación, y fruto de su amor llegaba la mayor satisfacción del torero: su hijo José María, que nació el 8 de febrero de 2013.

Aunque la pareja no ha anunciado planes de boda para el futuro, mantienen una excelente relación y hasta el ingreso del torero en prisión vivían juntos.

En la imagen los vemos junto a su retoño  en Sevilla, en septiembre de 2013. En el recuadro la pareja muy feliz el pasado 19 de abril en la plaza de toros de Cieza, Murcia, de la que Ortega Cano es empresario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
El gran amor de Ortega Cano

Rocío Jurado fue el gran amor de José Ortega Cano. El torero y la tonadillera estuvieron juntos desde 1995 a 2006.

Para la cantante era su segundo matrimonio, tras haber estado unida al boxeador Pedro Carrasco, mientras que para el diestro era su primera esposa.

Se casaron el 17 de febrero de 1995 en la finca 'Dehesa Yerbabuena', ante más de 1600 invitados. De este lugar hicieron su hogar, al que sumaron a la hija de ella, Rocío Carrasco, y los dos niños colombianos que adoptaron: José Fernando y Gloria Camila.

El torero vendió la finca donde fue tan feliz en agosto de 2013, abriendo definitivamente una nueva etapa en su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo