Arantxa hace su vida junto a Pep

La extenista y su marido, unidos contra viento y marea, han estado en Miami con sus hijos. Desde allí, ella emitió un comunicado defendiendo el honor de su esposo y niega posee un patrimonio de 30 millones de euros, como se ha dicho.

La extenista y su marido, unidos contra viento y marea, han estado en Miami con sus hijos. Desde allí, ella emitió un comunicado defendiendo el honor de su esposo y niega posee un patrimonio de 30 millones de euros, como se ha dicho.

1 de 8
Arantxa defiende a su marido contra viento y marea

El tenis ocupa un lugar preferente en la vida de Arantxa Sánchez Vicario. En esta ocasión, el torneo Sony Ericsson, que se jugaba en Miami, le ha servido como excusa para poner tierra de por medio y mantenerse alejada de los procesos judiciales que tiene abiertos contra su padre y del reportaje que publica la revista “Vanity Fair”.

En dicha información queda en entredicho la figura de su marido, el empresario Josep Santacana, y se expone que la “ruina” en la que la extenista denunció estar en su autobiografía podría ser en realidad una estrategia para conseguir liquidez, puesto que su patrimonio estaría tasado en 30 millones de euros.

2 de 8
Un matrimonio cómplice

El matrimonio ha disfrutado de unos días de buen tenis y mejor compañía junto a sus dos hijos: Arantxa, de tres años, y Leo, que nació el pasado mes de octubre.

Durante su estancia en Miami, Arantxa y Josep, que se casaron en septiembre de 2008, han mantenido una complicidad que no perdieron ni en el aeropuerto cuando veían que sus vacaciones llegaban a su fin.

 

3 de 8
Arantxa, la hija del matrimonio, 'una niña mayor'

Sonrientes y cómplices, embarcaron rumbo a España, demostrando que su amor es tan firme como el primer día.

A sus tres años, la hija mayor del matrimonio es una niña muy resuelta. Mientras su hermano, Leo, de cinco meses, iba cómodamente en su Maxi-Cosi, transportada por un amigo que ayudó a la familia, Arantxa caminaba con su mochila al hombro y su trolley de Hello Kitty.

 

4 de 8
Arantxa ha declarado que no posee 30 millones de euros

Aunque Arantxa ha intentado mantenerse ajena a la polémica suscitada por el reportaje publicado por “Vanity Fair”, no ha podido. En esas páginas se dice que su patrimonio ascendería a 30 millones de euros, que no ve a su padre desde enero de 2010 y que su esposo “habría intentado cortejarla como un gentleman” y “llevarla a su terreno, con sus amigos, y separarla de la familia y de los profesionales que la habían apoyado”, aprovechándose de que en aquel momento ella estaba “desesperada por formar una familia”.

 

5 de 8
Arantxa critica del ataque que se la hecho a su esposo

Un comunicado desmintiendo “de forma total y absoluta las informaciones publicadas sobre su patrimonio y sobre la quiebra de relaciones con mis padres, las cuales son absolutamente falsas”.

Añadiendo que lamenta “profundamente que una vez más se ataque indiscriminadamente la figura de su marido, don Josep Santacana”, así como que “expresa reserva de acciones legales por considerar que se ha vulnerado el derecho al honor de don Josep Santacana y se han difundido noticias falsas”.

 

6 de 8

Arantxa está en pie de guerra, pero cada vez son más voces las que afirman que su marido es un embaucador. En el citado reportaje, Santiago Conesa, antiguo socio de Josep Santacana, afirma que éste aún le debe 23.000 euros; Mauro Benardi, que se interesó por un piso que Josep vendía, le reclama 65.000 euros; y su exnovia, Nuria Jiménez, calcula que aún le debe 40.000 euros.

Sin duda, lo que concentra toda la atención de su vida, son los cuidados a su hijo pequeño, Leo, que nació en asdasdas de asdasd. En el aeropuerto de Miami, la ex tenista protagonizó tiernas imágenes arropando a su chiquitín, que iba plácidamente dormido en su Maxi-Cosi.

7 de 8
Aquellos días familiares...

Según recoge la revista “Vanity Fair”, Emilio Sánchez Vicario comunicó a su hermana Arantxa que la familia había encargado un informe sobre Santacana a una agencia de detectives. Habían descubierto que el empresario tenía “deudas con la Seguridad Social” y “un catálogo de socios a los que supuestamente había estafado”. Pese a todo, Arantxa se casó con él y en la autobiografía que publicó el pasado febrero catalogó este hecho como “una maniobra ruin propia de gente de baja calaña”. Atrás quedaron imágenes felices como ésta, tomada en 2005, en la que los Sánchez Vicario formaban una familia feliz. Ahora, la extenista tiene tres causas pendientes contra su padre por la mala gestión que realizó de su dinero.

 

8 de 8
La polémica que siguió a la polémica

Todas estas idas y venidas familiares y empresariales saltaron a la luz cuando Arantxa publicó su autobiografía. Pero parece que la polémica sigue al lado de la extenista. Ya que ahora, la capitana del equipo español en Copa Federaciónha ha realizado unas desafortunadas declaraciones por las que ha tenido que pedir perdón. Arantxa dijo quela tenista Anabel Medina es una "jugadora problemática" que no genera buen ambiente en la concentración y por eso la dejo fuera.

A las pocas horas, Arantxa rectificaba y pedía públicamente "perdón" a Anabel por estas desafortunadas declaraciones y añadía que con ellas, "no tenía intención de menospreciar".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io