Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Tamara Falcó se apunta a la operación biquini

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó compró productos dietéticos para cuidar su alimentación.

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó compró productos dietéticos para cuidar su alimentación.

1 de 7
Preparándose para el verano

Tiene 30 años y puede presumir de una estupenda figura, pero, aun así, a Tamara Falcó le gusta cuidarse, y más cuando se acerca el verano, época en la que ir a la playa y lucir cuerpo. Por eso, la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó acudió a una tienda de dietética madrileña donde compró varios productos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
En busca de productos Siken Diet

Tamara Falcó ha decidido controlar un poco más su alimentación y eligió propuestas de la firma Siken Diet, desde una sopa hasta una tortilla con sabor a queso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Una mujer golosa

Además, la hija de Isabel Preysler demostró que le gusta el dulce y que no tiene por qué renunciar a él, ya que compró también un postre de chocolate negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Muy concienzuda

Tamara dedicó unos minutos a conocer todos los productos dietéticos antes de decidirse por algunos de ellos. Concinzuda y detallista, quería saber todo lo referente a estos productos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Recupera la sonrisa

La joven, que en este momento no tiene novio, aunque sigue manteniendo una buena amistad con su expareja, Tomaso, se mostró muy risueña. Tamara, una vez superada por parte de Miguel Boyer, marido de su madre, el derrame cerebral que sufrió a finales de febrero, se ha reencontrado con la tranquilidad y la calma en su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Un 'look' a la última

Tamara, que en esta salida también aprovechó para hacer algunos recados, iba a la última con unos veraniegos pantalones en color rosa palo, una camiseta gris y un borsalino blanco que le daba un aire muy 'chic.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Muy cívica

La hija de Isabel Preysler, que pare sus desplazamientos por Madrid suele utilizar su coche, pagó el ticket de la hora para evitar ser sancionada al aparcar el vehículo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo