Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

La nueva duquesa de Suárez preside el homenaje a su abuelo sin sus tíos

Con motivo del primer aniversario del fallecimiento de Adolfo Suárez los homenajes se suceden y entre ellos ha tenido lugar el organizado en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid, que estuvo presidido por su nieta mayor, Alejandra Romero, duquesa de Suárez. Los grandes ausentes fueron sus tíos: Adolfo, Laura, Sonsoles y Francisco Javier. Las relaciones familiares no atraviesan sus mejores momentos.

Con motivo del primer aniversario del fallecimiento de Adolfo Suárez los homenajes se suceden y entre ellos ha tenido lugar el organizado en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid, que estuvo presidido por su nieta mayor, Alejandra Romero, duquesa de Suárez. Los grandes ausentes fueron sus tíos: Adolfo, Laura, Sonsoles y Francisco Javier. Las relaciones familiares no atraviesan sus mejores momentos.

1 de 7
Junto a su padre

Con el semblante muy serio y la discreción que la caracteriza, Alejandra Romero Suárez llegaba del brazo de su padre a uno de los tantos homenajes que este lunes 23 de marzo se dieron cita en la capital madrileña para rendir un sentido homenaje al presidente de la transición española, su abuelo, Adolfo Suárez.

Su nieta y heredera del ducado decidió asistir y presidir al acto organizado en el Centro de Estudios Políticos y  Constitucionales de Madrid en el que los grandes ausentes fueron sus cuatro tíos, que bien por diferencias con ella o por ceder protagonismo a su padre decidieron no asistir.

La abogada, de 25 años, pertenece a la Asociación para la Defensa de la Transición, entidad que lleva trabajando desde 2007 para dar a conocer la Transición española y hacer respetar la Constitución, así como el reconocimiento a la figura de Adolfo Suárez como gran artífice de aquel proceso político.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
La heredera

Alejandra, licenciada en Derecho por la Universidad Pontificia de Madrid, ha heredado de su abuelo Adolfo el ducado de Suárez, que rectificó el pasado 3 de diciembre.

La joven solicitó el título seis meses después del fallecimiento de su abuelo al Ministerio de Justicia, pese a la gran polémica generada con su tío, Adolfo Suárez Illana, que quería ser quien obtuviese este título.

Alejandra prefiere mantenerse al margen de todo aquello que pueda empañar la figura de su abuelo y por eso siempre pasa a un segundo plano y la discreción es una de sus mayores virtudes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Apoyados por los hermanos de Suárez

Alejandra no fue la única que se dio cita en este acto homenaje a Adolfo Suárez. Su hermano, Fernando Romero, y su padre también asistieron, al igual que los hermanos de Adolfo Suárez, Ricardo y Chema, que no quisieron perderse este emotivo homenaje. Otro de los rostros públicos que no faltaron fue Soledad Becerril, actual Defensora del Pueblo, que fue Diputada por UCD, partido que creó Adolfo Suárez.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Emotivo acto

El periodista y director de Comunicación de la Presidencia del Gobierno en aquellos años, Fernando Ónega, fue el moderador de este coloquio en el que tomaron parte el diplomático Alberto Aza, que fue jefe de Gabinete del presidente; el teniente general Andrés Casinello, jefe de los servicios secretos durante la Transición y del Servicio de Información de la Guardia Civil el 23-F y colaboradores de Suárez. En el coloquio se elogió la importante figura de Suárez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Grandres ausentes

Tras escuchar muy atentos el coloquio en el que se elogió la figura de su abuelo, Alejandra salió detrás de su hermano del acto, en el que los grandes ausentes fueron los hijos del que fuera primer presidente del Gobierno.

Adolfo, Laura, Sonsoles y Francisco Javier ya anunciaron hace unos días que no iban a asistir a ninguno de los homenajes que se le iba a realizar a su progenitor, pues quieren que él sea el verdadero protagonista de esos actos en su honor y vivir su recuerdo en la intimidad familiar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Conflicto familiar

La situación familiar no parece ser muy cordial entre los Romero-Fernando, marido de la fallecida Mariam, Alejandra y su hermano Fernando y el clan de los hermanos Suárez, presidido por Adolfo Suárez Illana.

Desde la muerte de Mariam en el año 2004 la relación entre ellos se ha ido enfriando, sobre todo desde el año 2006, en el que José Luis Rodríguez Zapatero promulgó una ley que equiparaba a hombres y mujeres en la sucesión de títulos, algo que dio al traste con las expectativas de Adolfo Suárez Illana de heredar el ducado.

En 2009, no dudó en escribir al Rey Don Juan Carlos aportando testimonios de colaboradores de su padre para demostrar que siempre le consideró su sucesor. Sin embargo, no sirvió de nada, ya que la ley era clara y sólo la hubiera podido enmendar el propio Suárez, incapacitado por el Alzheimer. Tampoco ha ayudado nada que Fernando Romero se casase en el año 2009 con Amelia Alonso Suau, con la que tiene un hijo, Francisco, de cuatro años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Cada uno por su lado

Alejandra Romero, junto a su padre y su hermano menor, abandonaron el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Madrid, tras ser ella quien presidió el acto homenaje a la figura de su abuelo en el primer aniversario de su fallecimiento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo