Ricky Martin, sobre sus hijos: "Me gustaría que fueran gays"

El cantante puertorriqueño ha hecho una confesión que no ha dejado indiferente a nadie sobre la orientación sexual de sus hijos, Matteo y Valentino.

Ricky confesó su homosexualidad, en 2010, en un comunicado bajo el título "En los últimos meses me di a la tarea de escribir mis memorias"... y en el que explicó que "desde que escribí la primera frase me di cuenta que sería la herramienta que ayudaría a liberarme de cosas que venía cargando desde hace mucho tiempo". También reconoció que para él fue "un proceso muy intenso, angustiante y doloroso pero también liberador". "Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!" concluía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

En una entrevista concedida en 'Popcorn With Peter Travers', una sección del programa 'Good Morning America', quiso mandar un mensaje de ánimo y fuerza para todos aquellos que son discriminados por su orientación sexual: "Para todos aquellos que estén ahí fuera luchando contra su identidad, que sepan que todo va a ir bien. Solo tienen que quererse, hay que amarse a uno mismo".

También le preguntaron sobre la identidad de sus hijos, Matteo y Valentino. A pesar de que solo tienen 9 años, Ricky lo tiene claro: "Mis hijos son muy jóvenes, pero me gustaría que fueran gays". Los mellizos le preguntan sobre su familia monoparental y él les responde que son "parte de una familia moderna. Es un hermoso sentido de libertad".

Felizmente casado

En noviembre de 2016, el cantante anunciaba su compromiso con el artista Jwan Yosef, con quien se casó en secreto a principios de este año. Se conocieron a través de Instagram y al principio solo hablaban "de arte y sobre la vida en general", y que se vieron en un viaje que él hizo a Londres, donde residía Jwan desde hacía diez años. Ahora el matrimonio vive en Los Ángeles, donde el cantante compró una casa por más de 11 millones de euros.

El marido de Ricky Martin es de origen sirio, pero su familia se exilió a Suecia, donde él estudio arte y diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo