Asma Al-Assad, la mujer del presidente de Siria, padece cáncer de mama

La cuenta oficial en Twitter de la presidencia de Siria anuncia que la mujer del presidente padece un cáncer de mama en una etapa inicial. La esposa de Bachar Al-Assad está recibiendo tratamiento en un hospital militar de Damasco.

La esposa del presidente sirio Bachar Al-Assad, Asma Al-Assad, padece cáncer de mama.
Twitter

El pasado miércoles, la cuenta oficial en Twitter de la presidencia de Siria anunciaba que Asma Al-Assad, la esposa del actual presidente sirio, Bachar Al-Assad, padece un cáncer de mama en una etapa inicial. "Con fuerza, confianza y fe, Asma Al-Assad comienza la etapa inicial del tratamiento contra el tumor maligno que tiene en el pecho y que ha sido descubierto en una etapa temprana", señala el escueto comunicado que viene acompañado de una fotografía del matrimonio en la habitación de un hospital. Vestida con ropa informal y visiblemente más delgada, Asma, que está conectada a un tubo de administración intravenosa, aparece sentada en una silla y sonriendo a su marido, que le devuelve el gesto cariñoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Twitter

Aunque se ha especulado varias veces que Asma había abandonado el país, SANA, agencia oficial de noticias del régimen sirio, ha señalado que la mujer del presidente está recibiendo tratamiento en un hospital militar de Damasco, la capital, aunque sin especificar cuál. Desde el inicio en 2011 de la guerra en el país asiático, la mujer del presidente ha sido duramente criticada por mantenerse al lado de su marido mientras se reprimía con dureza las manifestaciones en las calles.

De hecho, en su día se llegó a afirmar que había abandonado el país por cuestiones de seguridad, e incluso que había dejado a su marido en señal de protesta por la violencia con la que el Gobierno estaba intentando aplacar las iras del pueblo. Sin embargo, Asma, de 42 años, sigue al lado de Bachar, representando a la cara más amable del régimen y participando puntualmente en algunos actos.

Nacida en Londres en una acomodada familia de origen sirio, Asma, licenciada en Informática, trabajaba en el mundo de la banca hasta que en 1992 conoció a su marido durante una velada en la embajada siria en Londres. Después de mantener la relación en secreto, a finales del 2000 se traslada a Damasco para casarse, tras la muerte de Hafez Al-Assad, con el recién investido presidente. Junto a él ha tenido tres hijos: Hafez, Zeyn y Karim.

Publicidad - Sigue leyendo debajo