Los Beckham, viaje en familia a Sevilla

David y Victoria Beckham han pasado el fin de semana en Sevilla para acudir a la boda entre Sergio Ramos y Pilar Rubio. Sin embargo, no lo hicieron solos, sino acompañados de tres de sus hijos: Romeo, Cruz y Harper.

David Beckham y Victoria Beckham viajan a Sevilla en compañía de sus hijos para acudir a la boda entre Sergio Ramos y Pilar Rubio.
Gtres

David y Victoria Beckham han pasado el fin de semana en Sevilla. El matrimonio viajó hasta la ciudad hispalense para asistir a la boda entre Sergio Ramos y Pilar Rubio, convirtiéndose así en la pareja internacional más exclusiva del enlace. Sin embargo, no estuvieron solos, sino que llegaron acompañados de sus tres hijos pequeños, Romeo, de 16 años, Cruz, de 14, y Harper, de 7, con los que aprovecharon para disfrutar de los placeres que ofrece la capital andaluza. Y es que tal y como ha confesado la matriarca del clan Beckham, la familia ha caído rendida a los pies de la ciudad que los ha acogido durante unas horas.

Antes de poner rumbo a la celebración nupcial, Victoria Beckham compartió una fotografía en la que aparecía junto a su marido en el patio del hotel en el que se hospedaban. “Qué hermoso día en Sevilla con amigos, celebrando la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio”, comentó la diseñadora en español. A su vez, minutos más tarde, colgó dos fotografías en las que aparecen sus tres hijos posando para el objetivo de mamá.

View this post on Instagram

Good night Seville x kisses x 🇪🇸

A post shared by Victoria Beckham (@victoriabeckham) on

En una de ellas, podemos ver a Romeo, Cruz y Harper en una de las angostas calles de la ciudad, mientras que en la otra posan en uno de los puentes del río Guadalquivir con el precioso atardecer como telón de fondo. En sus comentarios, la exmiembro de las Spice Girls aprovecha para dar las buenas noches a la ciudad, así como para señalar que está completamente enamorada de ella. Unas imágenes que Romeo se ha encargado de compartir también en su cuenta de Instagram acompañadas de un corazón.

La sola presencia de David y Victoria Beckham en la boda del capitán del Real Madrid y la presentadora es ya de por sí motivo de comentario. Sin embargo, la diseñadora ha llamado poderosamente la atención por un motivo que va mucho más allá de engrosar la lista de los cerca de 400 invitados. Entre las ‘prohibiciones’ que marcaron la velada, el ‘dress code’ establecía que los invitados no fueran vestidos de blanco, rojo, rosa, naranja o verde. Pese a todo, Victoria se plantó un vestido midi blanco con estampado de cadena, perteneciente a su marca de ropa, junto a unos stilettos rosas. Vale que lo del resto de colores puede que sea algo caprichoso, pero ¿a quién se le ocurre ir a una boda vestida de blanco?

image
Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo