Heidi Klum, paseo en familia por Nueva York

La modelo alemana, madre de cuatro hijos, paseó junto a dos de ellos por la Ciudad de los Rascacielos después de comer en un restaurante.

La modelo alemana, madre de cuatro hijos, paseó junto a dos de ellos por la Ciudad de los Rascacielos después de comer en un restaurante.

1 de 4
Un ángel en Nueva York

Heidi Klum, aprovechando el verano, ha salido a dar un paseo en familia. Con sus hijos Johan y Leni caminó por las calles de Nueva York después de comer con ellos en un restaurante de la ciudad.

La modelo, que es uno de los ángeles de Victoria's Secret, estuvo pendiente de sus retoños en todo momento. A su hija Leni la llevó de la mano.

A sus 39 años y con el corazón desocupado, vive concentrada en sus hijos, tal y como demuestran estas imágenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Familia numerosa

La top model alemana, además de ser una de las reinas de la pasarela, es un madre de familia ¡numerosa!

Heidi tiene cuatro hijos. Leni, rubia como la madre, nació de su romance con Flavio Briatore, aunque fue adoptada por Seal, cantante británico con quien estuvo siete años casada. De aquel matrimonio llegaron dos niños, Henry y Johan Riley, y la pequeña de la familia, Lou Samuel, que nació el 10 de octubre de 2009.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Una nueva vida

Tras anunciar en enero de este año que se separaba del cantante Seal tras siete años de amor, la modelo empieza a afrontar con optimismo su nueva etapa de soltera. No se arrepiente de haberse casado porque ha sido feliz, pero asegura que no sabe si volverá a pasar por el altar.

Aunque últimamente había sido relacionada con el director artístico alemán Thomas Mayo, Heidi aseguró que nunca fueron novios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
El 'look' de Heidi

La modelo salió a las calles de Nueva York con una falda roja y una camiseta de manga larga, a pesar de estar en verano, a rayas horizontales rojas y azul marino.

Sus hijos llevaban sus respectivas chaquetas en la mano, mientras que Heidi no se quitó las gafas de sol en todo el paseo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo