Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Donald Trump, entre dos primeras damas

Aunque es su mujer, Melania, la que debería ejercer este puesto, son muchos los que se lo adjudican a su hija Ivanka. Su 'duelo' traspasa la política.

Desde que fue elegido presidente de los EE.UU. sólo dos personas han conseguido hacer sombra a Donald Trump. Su mujer y su hija, que compiten por ser la primera dama del país.

1 de 11
Duelo de estilo

Melania e Ivanka Trump –mujer y hija del presidente de los EE.UU– han eclipsado a Donald Trump en sus últimos actos públicos. Su rivalidad por convertirse en la primera dama del país está dando que hablar, ya que oficialmente es un puesto reservado para Melania, pero extraoficialmente todo el mundo señala a Ivanka para este cargo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
La 'escolta' del presidente

El presidente firmó unos proyectos de ley en el despacho oval de la Casa Blanca escoltado por Melania e Ivanka. Ambas compitieron en estilo. La mujer del presidente de los EE.UU. escogió un vestido color rojo realizado en crepé de Valentino, valorado en 2.700 euros. Su hija, también optó por el color rojo, pero en este caso por un conjunto de traje de chaqueta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Y por la noche...

Ese mismo día por la noche, todas las miradas volvieron a centrarse en la mujer y la hija de Donald Trump. Ambas acudían al Congreso presenciar la primera intervención de Trump como Presidente de los Estados Unidos. Melania ha sido muy criticada por escoger un modelo poco apropiado para el acto, demasiado sensual y demasiado caro. Se trataba de una chaqueta con bordados de pedrería de la colección primavera-verano 2017 de Michael Kors y falda, de la misma firma. Un conjunto valorado en más de 9.000 euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Ivanka tampoco se libró de las críticas

La 'otra' primera dama tampoco salió bien parada. Ivanka optó por un vestido granate de la colección Crucero 2017 de Roland Mouret, con escote asimétrico, que cuesta casi 3.000 euros. De hecho, ha sido el escote, con un tirante negro en el hombro derecho lo que ha provocado las críticas de la mayoría de los usuarios de Twitter, que se preguntaban si se trataba de un tirante del sujetador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Ivanka con su marido

Antes de asistir al Congreso, Ivanka posaba con su marido, Jared Kushner, hijo de un magnate de New York y editor del New York Observer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
¿Críticas justificadas?

Lo cierto es que aquellos que llaman primera dama a la hija mayor del presidente de los EE.UU. tienen argumentos para justificarlo, como esta imagen que desató la polémica hace unos días. A un lado, Donald Trump; al otro, Justin Trudeau, presidente de Canadá y, sentada en el sillón presidencial, Ivanka Trump. Son muy pocas personas, las que han tenido el privilegio de sentarse en este simbólico sillón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Sin puesto oficial

Lo cierto es que, aunque sea Ivanka quien acompaña al presidente a la mayoría de actos públicos, en ausencia de Melania, que apenas ejerce de primera dama, la hija de Donald Trump no tendría ningún puesto oficial en la Casa Blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Complicidad entre padre e hija

Donald Trump hace un gesto a su hija durante su discurso tras visitar el Museo Nacional Smithsonian de Historia Afroamericana y Cultura en Washington, el pasado 21 de febrero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
En más actos que Melania

Ivanka ha estado junto a su padre en más actos oficiales que la verdadera primera dama. También le acompañó a Carolina del Sur durante una visita oficial a la compañía Boeing. Y una vez más sin presencia de Melania.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
En rojo

Melania no ejerce como primera dama pero tampoco está dispuesta a dejarse eclipsar por la hija de su marido. De ahí, que cuando aparece lo haga con diseños que dan que hablar. Casi siempre apuesta por el rojo, color que hace referencia al Partido Republicano. En la imagen, con un modelo de Alexander McQueen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
A juego con las corbatas de su marido

En otra de sus apariciones públicas, Melania se decantó por un vestido-capa con aberturas en las mangas de Givenchy, que combinó con unas bailarinas con punta de Christian Louboutin. Siempre de rojo, a juego con la corbata de su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo