Justin Bieber sale de la cárcel como si estuviese en un concierto

El cantante canadiense, de 19 años, ha pasado diez horas en un correccional de Miami, en Estados Unidos, tras ser detenido participando en una carrera ilegal, bajo los efectos del alcohol y la marihuana y conducir con el carnet caducado. Si dentro se comportó de manera arrogante, al salir, tras pagar su fianza, sacó la mejor de sus sonrisas a sus fans, de quienes se despidió subido en el techo de una furgoneta. 

image

El cantante canadiense, de 19 años, ha pasado diez horas en un correccional de Miami, en Estados Unidos, tras ser detenido participando en una carrera ilegal, bajo los efectos del alcohol y la marihuana y conducir con el carnet caducado. Si dentro se comportó de manera arrogante, al salir, tras pagar su fianza, sacó la mejor de sus sonrisas a sus fans, de quienes se despidió subido en el techo de una furgoneta. 

1 de 8
Justin, detenido y ante el juez

Justin Bieber parece que ha comenzado una alocada carrera hacia la autodestrucción, al igual que otras muchas celebrities que han alcanzado la fama y el dinero muy jóvenes como Lindsay Lohan o Amy Winehoruse.

El cantante canadiense, de 19 años, fue detenido sobre las 4.30 horas de la madrugada de este jueves 23 de enero cuando estaba al volante de un Lamborguini amarillo. Circulaba a unos 120 Km/h -el doble de lo permitido- por la zona residencial de la avenida Tree Pine Drive, al parecer compitiendo contra un Ferrari rojo que resultó que conducía el rapero Khalil Amir Sharieff.

Cuando los agentes, que habían sido alertados por los vecinos, detuvieron a Bieber se dieron cuenta de que no sólo estaba participando en una carrera ilegal, también lo hacía bajo el consumo de distintas sustancias. La prueba de la alcoholemia dio positivo.

Posteriormente, en comisaría, se comprobó que también había consumido marihuana, lo que reconoció. Luego fue trasladado al Turner Guilford Knight Correctional Center en espera de que ponerlo a disposición del juez.

En la imagen vemos al cantante en la vista que mantuvo ante el juez mediante una videoconferencia, en la que llevaba el pijama naranja característico de los detenidos en Norteamérica. El juez dictó una fianza de 2.500 dólares (1.800 euros) para que recuperase la libertad en espera del juicio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Justin Bieber, arrogante en comisaría

Según explicaba el jefe de Policía de Miami Beach, Raymon Martínez, Justin está acusado de tres cargos: conducir bajo los efectos de sustancias, consumo de marihuana y bebidas alcohólicas (no puede beber alcohol puesto que es menor de 21 años, la edad legal en EE.UU.) y por conducir con un permiso no válido ya que estaba caducado.

El cantante, quien según la policía mantuvo una actitud chulesca y altiva en comisaría, ante el juez se limitó a confirmar su identidad, confirmar que comprendía las acusaciones y aceptar los cargos que se le imputan.

El juicio podría celebrarse en pocas semanas y, en caso de ser condenado, al no ser norteamericano, Bieber podría ser expulsado de Estados Unidos.

En la imagen vemos la ficha policial de cantante de 'Baby', en la que aparece de lo más sonriente y divertido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Un día en el correccional

Este viernes, tras unas diez horas encerrado en un correccional, situado en el condado de Miami-Dade, Justin Bieber recobraba la libertad tras haber hecho efectiva la fianza de 2.500 dólares que le había impuesto el juez.

En la imagen vemos al cantante, que se hizo famoso gracias a Internet, rodeado de agentes en el momento de acompañarle a la salida del centro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Sonrisas pese a todo

Lejos de mostrarse arrepentido, abatido o serio sabedor de la gravedad de lo que acaba de hacer, el cantante abandonaba el correccional con la mejor de sus sonrisas.

A las puertas del centro le esperaban centenares de fans, que habían acudido al lugar para ver en persona a la estrella musical y darle su apoyo. Muchas de las fans gritaban: "¡Liberad a Bieber!" así como "¡Bieber, te quierooo!"...!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Polémica tras polémica

El desenfreno con el que ha vivido Bieber en los últimos meses está comenzado a pasarle factura, al menos en la imagen del niño perfecto que tenía hasta hace poco.

Recientemente la policía registraba su casa de Los Ángeles debido a una denuncia por supuesto vandalismo puesta por unos vecinos -al parecer podría haberles tirado huevos, entre otras cosas-; y el pasado fin de semana trascendía que se había gastado más de 55.000 euros en un club de streptease, local al que tiene prohibido el acceso al ser menor de 21 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
El padre del cantante fue a recogerlo al correccional

El padre de Justin Bieber, Jeremy Bieber, serio y preocupado, fue el encargado de ir a recogerlo al correccional Turner Guilford Knight, donde lo esperaba a la salida del centro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Orgullo de detenido

Antes de marcharse, como si estuviera en un concierto, Justin Bieber se subió al techo de la furgoneta negra en la que iba a abandonar el correccional para saludar a sus enfervorizadas fans.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La foto con el Lamborghini

El rapero y cantante de R&B Khalil Amir Sharieff, quien competía con Justin Bieber antes de ser detenido, en su caso con un Ferrari rojo, tuvo que hacer frente a una fianza de 1.000 dólares por conducir bajo los efectos del alcohol.

La misma noche en la que fue detenido junto a Bieber había subido a su Twitter esta imagen tomada desde su Ferrari en la que se ve al cantante en su Lamboghini amarillo, junto a una amiga, que en ese momento llevaba los mandos del vehículo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo