Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Bárbara Rey y el accidentado nacimiento de su hija Sofía

La exvedette cuenta la anécdota de la llegada al mundo de su hija, que tuvo risas para dar y tomar.

Bárbara Rey

La exvedette cuenta la anécdota de la llegada al mundo de su hija, que tuvo risas para dar y tomar.

1 de 6
Nostalgia

Bárbara Rey ha tenido un fn de semana de lo más melancólico. La exvedette ha disfrutado de la compañía de su hija Sofía, que la visitaba en casa, y se ha cargado de emociones que ha volcado en las redes sociales: "Ha venido mi hija a pasar el fin de semana conmigo. Hace unos días os dije que era muy feliz,eso sola, imaginaos estando mi hija conmigo", escribía en Instagram. ¡Y hasta ha recordado cómo fue el nacimiento de su Sofi, un 5 de julio de 1983.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Un parto adelantado

"Aprovechando quiero deciros alguna cosa de mi Sofi desde que nació: tuve un embarazo estupendo pero un parto regular, porque me llevé un disgusto con con una mujer. Quería quitarme el aparcamiento; para mí era muy importante ese lugar para aparcar, por motivos que sería largo de contar. Mientras aparcaba o no, vengo y me pongo de parto veinte días antes de su hora. Yo soy así para mis cosas", relata.

"Iba con mi hermana Petri y no pudo llevarme a casa porque no sabía conducir mi coche, maravilloso, por cierto, para un embarazo: un Porsche descapotable, para qué os cuento. Tenía que entrar con calzador y, para salir, ni con sacacorchos...". ¡Menuda estampa!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
"Un ángel"

"Mi Sofi nació 13 horas y 20 minutos después de ponerme de parto. Era bonita, pero no tanto como su hermano por nacer antes de su tiempo. Estaba con su carita enrojecida, pero no podía ser más buena. A los dos día estaba preciosa, creo que una de la bebitas más bonitas del universo; claro, era mi hija, pero era preciosa; solo comía, reía y dormía. Era un ángel que Dios puso en mi vida para, junto con su hermano, le diera sentido a mi vida, llena de sufrimiento desconocido por todos vosotros", recuerda con todo lujo de detalles de un día del que han pasado más de 34 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Una muñeca llena de amor

Bárbara no duda tampoco en deshacerse en halagos hacia su pequeña del alma: "Sofía era una muñeca llena de amor, bondad, generosidad y muchas cosas más que os seguiré contando", explica. Vamos, que tendremos historias para no dormir ¡para rato!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Un solo defecto

"Hoy por hoy puedo contar con ella para todo y ella conmigo. Solo tiene un defecto: es demasiado buena. La adoro!!", terminaba Bárbara de contar antes de despedirse para irse a dormir. Lo cierto es que Bárbara tenía una familia preciosa, pero el drama se cruzó en su vida...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
El dolor se cebó con su familia

Al sufrimiento del que habla y que nosotros, según cuenta, no conocemos, se le suma el que, años después tendría que vivir por su familia: el padre de sus hijos, Ángel Cristo, al que guardaba un gran cariño tras su divorcio en 1988, fallecía un 10 de mayo de 2010 de un infarto de miocardio, y sin haberse recuperado de ese duro golpe, su padre moría tan sólo un mes después.

Tampoco fue fácil para Bárbara el camino que llevó Sofía Cristo con sus adicciones y que le costaron más de un problema, pero con el paso del tiempo parece que la actriz y su familia han encontrado la estabilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos