image
PeopleImages

Si ya has empezado a notar que al sonreír en frente al espejo se forman unas pequeñas "rayitas" alrededor de tus ojos... no te asustes. Es ley de vida; las líneas de expresión son signos inevitables de que los años pasan... pero mejor que sea más tarde que pronto, ¿no?

El paso del tiempo es uno de los culpables, pero no es –ni de lejos– el único factor que provoca el envejecimiento prematuro de nuestra piel. ¿Y sabes qué? Que puedes evitar o, al menos amortiguar, algunos de esos factores. Así que... ¡ha llegado la hora de mentalizarse y poner solución! Apunta estos consejos, que te ayudarán a conseguir una piel más joven y saludable y a retrasar la aparición de las líneas de expresión.

Hidrata tu piel como se merece

Es uno de los pasos principales de tu rutina de belleza que debes cumplir a rajatabla si quieres que tu piel esté sana. Si te da "pereza" porque la crema se absorbe con dificultad o tienes que esperar "un rato" para maquillarte, opta por una textura ligera, de rápida absorción, sobre la que puedas maquillar sin esperar. Olay Regenerist Whip (PVPR: 39,99 €) de Olay, formulada con extracto de semilla de algarroba, ayuda a acelerar la producción de colágeno y ácido hialurónico y a reducir la apariencia de las líneas de expresión.

Nuria Serrano

Gracias a su #texturanube y a su tecnología Active Rush®, tu piel queda jugosa e hidratada al instante, y con un acabado mate muy natural y favorecedor. ¿Te apuntas a #VivirEnModoNube? Podrás encontrarla con y sin SPF30, lo que te ayudará con el siguiente must.

Evita el sol

No vamos a engañarnos, a todas nos gusta vernos bronceadas en verano, pero hemos de ser conscientes de los efectos negativos que tienen los rayos solares sobre nuestra piel. La exposición solar favorece la aparición de manchas, la pérdida de colágeno y la pronunciación de las líneas de expresión, así que no te olvides de utilizar fotoprotector cada vez que salgas a la calle y opta por una crema hidratante con factor de protección para proteger doblemente tu piel.

¡No fumes!

Que el tabaco afecta perjudicialmente a nuestro organismo no es ninguna novedad, pero ¿sabías que también acelera el envejecimiento de nuestra piel y favorece la aparición de surquitos alrededor de la boca? Pues ya tienes una razón más por la que cumplir (de verdad) ese propósito de año nuevo en el que te prometiste a ti misma que dejarías de fumar.

image
JGI/Tom Grill

Súmate al yoga facial

Si para mantener nuestro cuerpo a tono practicamos deporte, ¿por qué no hacemos lo mismo para evitar el envejecimiento del rostro? La cara y el cuello tienen más de 50 músculos que, si no son ejercitados, tenderán a caerse y perder el tono, al igual que ocurre con el resto de los músculos. Ejercítalos a diario. Si no te atreves con el yoga, masajea con la yema de los dedos trazando círculos ascendentes desde el centro hacia el exterior del rostro. Cinco minutos al día serán suficientes.

Descansa

Vale, sí, a veces es complicado decirle que no a ese afterwork con tus amigas o compañeras de trabajo... pero, al igual que tú, tu piel también necesita descansar cuando llega la noche. Las células aprovechan ese momento para regenerarse, por lo que la mañana siguiente tu rostro amanecerá descansado y sin signos de fatiga. Eso sí, ¡ni se te ocurra meterte en la cama sin desmaquillarte o acabarás consiguiendo el efecto contrario! Y, tras desmaquillar, aplica de nuevo un tratamiento que la nutra para "echarle una mano" con la reparación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza