Errores y aciertos que ¡TODAS! cometemos con la limpieza de nuestra piel

O, mejor dicho, cometíamos. Porque después de leer este artículo ¡por fin! vas a saber qué hacer y, sobre todo, qué producto usar.

image
Bellurget Jean Louis

La limpieza es el primer paso para tener una piel cuidada y bonita. Totalmente expuesta, la piel actúa de barrera frente a los agentes externos, que la ensucian y envejecen. Así que, el primer motivo por el que debemos limpiar la piel es la higiene. El segundo, facilitar la absorción y el efecto de los productos de tratamiento, que actuarán de modo más eficaz sobre una piel limpia que sobre una piel cubierta por una capa de suciedad.

Primer error: solo si nos maquillamos

Y es que la suciedad está ahí, aunque no la veamos, proveniente de la contaminación ambiental, por lo que hay que limpiar la piel aunque no nos hayamos maquillado. La polución es un enemigo invisible de la piel: además de ensuciarla, la deshidrata y hace que esté apagada, sin luminosidad, por lo que dejarla actuar a sus anchas, sin "atacarla" con los productos adecuados, provoca envejecimiento prematuro, flacidez y aspecto cansado.

Segundo error: solo una vez al día

Es fundamental limpiar la piel antes de meternos a la cama (recuerda: nos hayamos maquillado o no), ya que durante la noche la piel se repara y produce colágeno. Si la piel está sucia, le faltará oxigenación y el proceso no se realizará correctamente. Y es básico hacerlo también por la mañana, ya que, mientras dormimos, se generan lípidos (sobre todo en los cutis más grasos) que hay que retirar, así como las células muertas que aparecen como consecuencia del proceso de renovación natural que la piel ha experimentado durante la noche.

Primer acierto: agua micelar

image
Hearst

Es fundamental que elijas un producto que sea respetuoso con tu piel, ya que si no eliges el adecuado, puedes irritarla. La gama de aguas micelares de Babaria nos ha seducido, no solo por su efectividad, sino también porque son 100% veganas, respetuosas con tu piel y con el planeta, hidratantes y calmantes.

Segundo acierto: elige la que se adapta a ti

Repasemos una a una las tres opciones que nos ofrece la marca para que elijas la que más se adapta a tus necesidades y gustos:

El Agua Micelar Desmaquillante Aceite de rosa Mosqueta y Glicerina de Babaria limpia y desmaquilla rostro, ojos y labios sin aclarado. Basta un solo gesto (pasar un algodón impregnado con la cantidad necesaria) para conseguir una piel limpia, tersa y suave. Perfecta para pieles sensibles, el aceite de rosa mosqueta añade un plus de hidratación.

El Agua Micelar Desmaquillante Bifásica limpia sin resecar, es hidratante y calmante gracias a un activo derivado de la avena. Para su correcta aplicación, hay que agitar para mezclar ambas fases y limpiar con un algodón el rostro, incluidos ojos y labios. ¡Listo!

El Agua Micelar Desmaquillante en Gel, con alantoína y activos derivados de la avena, limpia, hidrata y previene las irritaciones. Su textura, tipo gel, es muy refrescante y tampoco necesita aclarado.

Más de Belleza