Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Raquel Meroño: “Aunque al principio fue una pesadilla, tener gemelas es una gozada”

Hablamos con la actriz, que se sube por primera vez a un escenario en la obra “El hijoputa del sombrero”, después de estar una temporada volcada en sus dos hijas, Martina y Daniela.

Hablamos con la actriz, que se sube por primera vez a un escenario en la obra “El hijoputa del sombrero”, después de estar una temporada volcada en sus dos hijas, Martina y Daniela.

1 de 7
La entrevista

Raquel Meroño ha madurado, pero sigue teniendo el mismo gusanillo por la interpretación que cuando les dijo a sus padres que quería ser actriz. La joven ha triunfado también en el papel de madre y esposa. Raquel se casó con el empresario Santiago Carbones y con él ha formado una familia: tienen a Martina y Daniela, sus gemelas de seis años. Y ahora la actriz quiere dar un paso más en su carrera y va a subirse por primera vez a un escenario con la obra “El hijoputa del sombrero”, que estará en el Teatro Príncipe de Madrid hasta septiembre, momento en el que empezará la gira por toda España.

-¿Qué vamos a encontrarnos en esta obra que haces junto a Miguel Hermoso, Bárbara Merlo, Alberto Jo Lee y Juan Díez?
-Es una obra que ya se ha estrenado en Broadway y en otros países. Es una obra de amor, celos adicciones...

-¿Cómo es tu personaje?
-Es una mujer que está amargada porque su marido le ha fallado y por todas las decisiones que ha tomado.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
La entrevista

-Es tu primera vez en el teatro.
-Sabía que el teatro era mi asignatura pendiente y ha llegado el momento. Me he lanzado porque ya había trabajado con Miguel Hermoso en varias series de televisión y es un apasionado del teatro. Llevaba animándome mucho tiempo y ahora estoy preparada, con ganas de trabajar e implicarme.

-Dicen que el teatro es muy diferente a la televisión.
-Sí, es más artesanal, porque trabajas más al personaje.

-¿Te da miedo?
-Me da miedo quedarme en blanco. Pero hemos trabajado tanto que tengo mucha confianza.

-¿Te lanzas ahora porque no te llaman de la tele?
-Han influido mucho las ganas de trabajar. Ha habido una temporada que he estado muy centrada en mis hijas, porque creía que era mi momento.

-¿Eras consciente de ese retiro?
-Sí, quería involucrarme con mis gemelas. Cuando me llamaron de “Yo soy Bea”, las niñas ya iban al cole, mi empresa de localizaciones, Rockandloft, ya estaba funcionando y ya habíamos construido la casa de Bali para alquilar. Estuve tres años sin trabajar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
La entrevista

-Ahora te has adaptado a las gemelas, pero debió de ser un susto en el primer momento.
-Al principio me pareció una pesadilla, pero ahora doy gracias a Dios de que hayan sido gemelas. Es una gozada.

-¿Son muy diferentes?
-Sí, es increíble que, teniendo la misma información genética, sean tan diferentes. Martina se parece mucho a mí, y Daniela a su padre.

-¿Cuál va a seguir tus pasos?
-A Martina se le ven dotes. Pero creo que en esas cosas no hay que animar, porque tiene que salir de uno mismo. En mi casa, cuando quise arrancar, me lo pusieron muy difícil porque mis padres no venían de este mundo y les parecía una locura. Me costó mucho convencerles. A mis hijas no se lo pondré difícil.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
La entrevista

-Santi y tu os casasteis por el rito balinés.
-En realidad no nos lo planteamos. Cuando construimos la casa  de Bali, quería invitar a mis padres para que conocieran aquello y de repente se sumaron mis hermanas y los hijos de Santi. Por eso decidimos casarnos allí.

-¿Por qué te metes en el mundo empresarial?
-En mi casa somos todos muy emprendedores. En esta profesión, que es tan inestable, necesitas un plan B. Cuando convencí a mi familia de que quería ser actriz, me dijeron que debía tener algo por si no funcionaba, por esa razón me lancé.

-¿Qué negocios tienes?
-Empezamos con el loft que se utilizó como la casa de El Duque de “Sin tetas no hay paraíso”, después tuvimos otro para organizar fiestas. Además, Santi montó Válgame Dios –uno de los locales de moda de la capital–, la casa de Bali... Y ahora vamos a inaugurar la terraza del Museo Reina Sofía.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
La entrevista

-¿Cómo llevas que tu marido se dedique a la noche?
-Tiene sus ventajas y desventajas. Pero, indudablemente, hay noches en las que me apetece estar con él en casa. De todas formas, lo llevamos muy bien.

-¿Eres celosa?
-Alguna vez, como buena actriz, utilizo los celos. Siempre hay que sentir celos, porque mantienen viva la relación. De todas formas, Santi y yo tenemos muy buena conexión.

-¿Qué sueño te queda por cumplir?
-Antes era el teatro, y ahora me encantaría enganchar con una serie de “prime time” y estar muchos años ahí. Por lo demás, soy muy feliz.

-¿Es difícil mantener una vida estable en el mundo en el que te mueves?
-Tanto mi marido como yo tenemos profesiones que nos podrían desestabilizar, pero hemos conseguido tener un núcleo familiar muy fuerte. Somos muy normales. Nos quedamos con lo mejor de nuestros mundos, pero no nos implicamos demasiado para que no se nos vaya la cabeza.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La entrevista

-El año que viene cumples 40, ¿te da miedo pasar la barrera?
-Tenía más miedo cuando tenía 32 que ahora que estoy llegando. Me siento mejor que nunca.

-De todas formas, parece que el tiempo no pasa por ti porque sigues estando fantástica.
-Gracias por el piropo, pero creo que no estoy igual. Eso sí, sigo sin hacer deporte, porque no me gusta. No tengo ningún secreto.

-¿En qué has cambiado?
-Tengo mucha más confianza en mí. Antes era muy insegura, pero siempre lo he trabajado para que no se me notara. Ahora, con lo del teatro, me siento como cuando empecé.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Sus secretos de belleza

Antes de irme a la cama...
me lavo la cara y me pongo un sérum.

En mi bolso siempre llevo...
máscara de pestañas, corrector de ojeras y un gloss.

En mi baño siempre hay...
nunca falta de nada: tónicos, pasta de dientes, champú...

Mi producto de belleza ideal...
el sérum F by David Francés.

Mi perfume...
Narciso Rodríguez.

Tardo en maquillarme...
nada porque no sé hacerlo.

Voy a la peluquería...
cada dos meses, más o menos, por el color de mi pelo.

Cirugía, ¿a favor o en contra?...
Sí, pero con cabeza y con gente profesional. Yo estoy intentando no hacerme nada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo