Sergio Basañez graba ‘Por amar sin ley’: “Soy muy disciplinado”

El galán se acerca a los 50 jovial y con energía para afrontar la nueva producción de Televisa sobre hechos reales

Hacía dos décadas que Sergio Basáñez no trabajaba en Televisa, la empresa que lo vio crecer como actor en varias novelas. El destino lo ha llevado de regreso con un personaje amable como Gustavo, en Por amar sin ley, una historia de abogados que le queda como un guante gracias a los estudios de Derecho que cursó de joven. A sus 47 años, el mexicano sigue siendo uno de los hombres más atractivos del panorama televisivo.

Vuelves a Televisa con una gran producción. ¿Satisfecho?

Estoy encantado con esta novela de actores generosos y profesionales a los que les gusta su trabajo. Tiene un formato muy distinto a cualquiera convencional, pues aquí los personajes y la historia son reales. Me he divertido mucho con el gran equipo que hemos formado.

¿Cómo te llegó la oferta?

Fue Salvador Garcini, director de El padre, la obra de teatro en la que estoy, quien me propuso para Por amar sin ley y al productor, José Alberto Catro, le interesó. Me trae muchos recuerdos volver a estos pasillos.

Eres abogado y la novela va de ellos. ¿Te ha servido de algo?

Ya no me acuerdo mucho de la carrera pero conocía los términos cuando leí el guion. Estudié en Veracruz, donde nací, hasta que me di cuenta de que prefería actuar. Perseguí mis sueños y ya son treinta años en esta profesión.

¿Cómo es Gustavo Soto?

Es un abogado familiar, un hombre ético, que lleva casos de pensiones alimenticias. Está enamorado de su esposa y adora a su hijo, pero lo abandonan debido a un error y él sufre mucho con eso. Durante la trama habrá un asesinato y se arma una buena.

¿Qué dirías de las leyes de tu país?

Confío en el sistema judicial pero no en los hombres que lo manejan. Mucha gente en México no tiene ética, hay corrupción y quienes tienen dinero se salen siempre con la suya, mientras que lospobres pierden, a pesar de tener razón. Toda la violencia es reprobable y no debería existir ni siquiera con un buen fin.

Pronto hay elecciones en México.

Hay mucho enfado y rabia por lo ocurrido en los últimos seis años y eso va a verse en el voto. Cada uno mira por su seguridad, economía y trabajo y no se lucha por hacer las cosas bien.

Te vemos tan atractivo como siempre. ¿Cómo lo consigues?

La edad es la que es y hay que saber disfrutarla, sobre todo si haces lo que te gusta. Soy muy disciplinado con el ejercicio y la alimentación, aunque los fines de semana como lo que me apetece. No bebo, ni soy fiestero y me preocupo por mi salud. Al final, eso influye en la apariencia.

¿Has pasado por quirófano?

No, pero tampoco estoy en contra. Quizás algún día me dé la locura de hacerme algo.

Siempre has sido muy trabajador.

Hubo una época en la que estaba en el teatro y la tele sin descansar y caí en una depresión. No es sano trabajar tanto; hay que hacer escapadas de vez en cuando.

En el teatro compartes escenario con Ignacio López Tarso. ¿Qué tal?

Es un hombre impresionante, con una gran energía a sus 93 años y del que nunca dejas de aprender. Ojalá todos llegásemos a esa edad con su vitalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela