David Chocarro, irreconocible como ‘El Santito’

Con una imagen muy diferente, el actor ha acudido a este barrio de México para poder entrar en la piel de su personaje de la serie ‘El Recluso’.

David Chocarro forma parte de la nueva producción de Telemundo "El Recluso". En ella interpreta a ‘El santito’, un personaje para el que ha decidido realizar un brutal cambio de imagen en el que está irreconocible.

Para ello, el actor decidió raparse el pelo y utilizar una prótesis dental con la que verse aún más desmejorado. Todo, como parte de su proceso para mostrar a los espectadores la personalidad del personaje y hacerlo aún más creíble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"El personaje "Diosito" que es la versión argentina, ya tiene los dientes así, no tan mal como los míos, pero tiene los dientes muy mal y se hace muy pintoresco porque a pesar de lucir como luce, de la marginalidad que tiene, de la agresividad que tiene, es un personaje que es muy tierno y que en el fondo es un niño, que necesita del cariño, necesita de la familia, de las amistades y la gente se terminó encariñando mucho, entonces un poco acá queríamos encontrar esa misma esencia en donde lo interior traspase lo físico", manifiesta.

Para investigar sobre su personaje, se adentró en el barrio de Tepito, considerado uno de los lugares más peligrosos de la Ciudad de México. “Yo tenía mi propia versión (Santito), ya me había mandado a hacer mi prótesis de dientes, ya me había hecho cosas, en el pelo y demás, me rapé una parte del pelo y fui con un amigo, Mauricio Isaac, que él había hecho una experiencia en Tepito que se llamó ‘Safari Tepito’”, indica David Chocarro.

“Fue muy fuerte porque en un momento si pensé en salir corriendo. Ya habíamos llegado a donde supuestamente era la zona segura con Mauricio, y fuimos a comprar unas cervezas ahí, como para relajar. Yo iba en personaje total obviamente y en un momento me empecé a sentir muy observado, mientras esperaba a que nos dieran las cervezas, era un grupo de cinco hombres ahí que nos miraban y nos miraban, yo pensé ‘estos ya se dieron cuenta que estoy maquillado, se dieron cuenta que no soy de acá’, no sé, empecé a fantasear cualquier cosa y le digo a Mau ‘ya vámonos’, ‘No, este es tu reto para hoy’, me dice. No sabía ni donde meterme; si fueron como los cinco minutos de terror”, platica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras pasar ese momento donde aparentemente entró en pánico, Chocarro señala que logró convivir con una familia y pudo entender la forma de ser de los que habitan en esta comunidad.

"Estuvimos como tres horas, "chelas" (cervezas) de por medio, anécdotas, fue increíble porque fue muy nutritivo poder hablar no solamente con "La Vero", conocí a sus sobrinos, a su familia, al vecino y hay un código de hermandad muy grande. Es muy interesante darse cuenta que todo tiene que ver con el entorno. Muchas veces nosotros desde acá juzgamos a personas que hacen diferentes cosas, llamémoslas "bandalidades" para no poner ejemplos más fuertes, sin embargo, cuando entiendes el mundo en el que viven, empiezas a entender por qué lo hacen, al final es una cuestión de supervivencia y ese tipo de código, que pueden ser agresivos y de supervivencia, se transforman en códigos de amistad", expresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela