Un duro golpe en ‘No sueltes mi mano’

Azra y Mert pierden a su padre en una extraña explosión. Divinity. Del 28 de octubre al 1 de noviembre. 16.45h

No sueltes mi mano

Azra, que se ha labrado una prometedora carrera como cocinera en Estados Unidos, vuela a Turquía para asistir al cumpleaños de su padre, el empresario de alimentación Kemal Günes. Su compañero en el avión es Cenk, heredero del grupo de restaurantes Çelen, que regresa para romper con su familia y rehacer su vida. Ambos se caen mal y cuando llegan a Estambul se despiden aliviados pues no volverán a verse. Mientras tanto, en la mansión Günes, Mert espera con ilusión la llegada de su hermana. No así Sumru, la madrastra, que solo está pendiente de su hija, Cansu.

Ajeno a esto, Kemal recibe una inquietante llamada: por culpa de su amigo y socio Mesut está arruinado y amenazado si no salda su millonaria deuda. Sin embargo, se olvida de todo cuando ve a su adorada Azra. Antes de ir a casa, Cenk se cita con Cansu, a quien confiesa que lo expulsaron de la universidad. La chica se molesta porque se da cuenta de que sigue viéndola como a una amiga.

Luego, le informa de que su abuela Feride, con quien tiene una tensa relación, también ha vuelto a Estambul. De hecho, en ese momento la reciben en la mansión Arda y Melis, sus otros nietos, y su nuera, Serap. Ninguno imagina que ha vuelto para reordenar la empresa.

La ira puede con la ambiciosa Sumru

Sumru se altera al saber por su marido que están en bancarrota y, contradiciendo su deseo, aprovecha la cena familiar para anunciarlo. Azra se preocupa, pero su padre le quita importancia. Esa noche Kemal muere en una explosión ocurrida en su despacho. A los pocos días, la señora la expulsa a ella y a su hermano de la casa. Después de reunirse con su familia, Cenk se da cuenta de que se llevó por error la maleta de su antipática compañera de avión y la llama por teléfono.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela