Erika de la Rosa es Mireya en ‘Médicos, línea de vida’

Una de las villanas más solicitadas del género asegura que para lograr olvidarse de los personajes necesita verse físicamente diferente.

erika de la rosa posa en la premiere de 'dulce familia' film red carpet
NurPhotoGetty Images

Inició su carrera en 2003, cuando le dieron su primera oportunidad en La hija del jardinero. Entonces tenía 21 años y muchos sueños por cumplir. Consciente de su atractivo se presentó a Nuestra Belleza Chihuahua y ganó. Tras está victoria, empezó a recibir ofertas, casi todas para ser la mala de la historia. A sus 37 años, acaba de finalizar Médicos, línea de vida y espera su segundo hijo, al que llamará Dante.

¿Cuándo decidiste ser actriz?

Desde pequeña recibí clases de interpretación y canto. Por suerte, mis padres siempre me apoyaron. Empecé con teatro musical, luego hice algo de pasarela y me apunté a un concurso de belleza, que gane.

¿Repetirías esta experiencia?

Sí, porque me confirmó que quería formar parte de ese ambiente: estar frente al público y de las cámaras. También me di cuenta de que debía prepárame para hacer las cosas bien y me puse a estudiar, lo que me dio seguridad y firmeza.

Y te ofrecieron tu primera oportunidad en televisión…

Así es, con un papel en La hija del jardinero. Después, llegaron varios proyectos con los que aprendí a manejarme con más soltura. Casi todos fueron de villana. Y yo encantada. Me gustan los personajes con varias capas y las malas las tienen. Recuerdo con cariño mis papeles en Eva, la trailera y Caer en tentación. Fueron todo un reto.

Siempre que te vemos, pareces una mujer distinta. ¿Por qué?

(Risas). Ya, es que cada vez que acabo una novela cambio de look. Necesito soltar al personaje, desprenderme de él, y tener el pelo de otro color u otro corte, me ayuda a lograrlo. No sé por qué, los cambios físicos me sitúan.

erika de la rosa, de rubio, en 'bajo el mismo cielo'
Erika de la Rosa en ’Bajo el mismo cielo’

¿En qué crees que se basa el éxito de una carrera como la tuya?

En la constancia y la disciplina. Han valido la pena los esfuerzos y ahora estoy disfrutando más de lo que tengo.

Médicos, línea de vida ha sido tu último trabajo. ¿Qué destacas?

Estoy contenta de formar parte de esta serie. Habla de un tema delicado como es la salud y había que ser muy respetuosos. Soy la jefa de enfermeras y, antes de grabar, entrevisté a varias. Me impactó que son gente súper apasionada, con un amor al servicio muy latente. Todo el tiempo están tratando de ayudar y prevenir.

¿Cómo es Mireya Navarro?

Es una mujer que tiene un pasado difícil, pero ha luchado por salir adelante y ha logrado que le vaya bien. Es la que más manda y nadie en el hospital duda de que es la mejor en su profesión. Tanto es así, que a veces se excede y piensa que es la dueña. De nuevo me ha tocado la mala y soy consciente de que el espectador puede odiarla en determinado momentos.

erika de la rosa de castaño claro en 'médicos, línea de vida'
Erika de la Rosa en ’Médicos, línea de vida’

¿Recibisteis algún curso de enfermería o de medicina antes de empezar a rodar?

Documentarme fue algo que decidí yo misma. Lo único que nos dieron a los actores fue una base de primeros auxilios para aprender a suturar, los diferentes instrumentos que utilizan los médicos… Poco más.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela