Juan Gareda, de ‘Acacias 38’: “Echo de menos tener ocio”

A pesar de la dureza de las grabaciones, Gareda se muestra encantado con su personaje, que regresa renovado a La 1.

Juan Gareda
LARDIEZ

Desde pequeño supo que la actuación era la suyo. A pesar de que solo había realizado algunos papeles esporádicos en Centro médico, cuando le llegó la oportuninad de interpretar a Samuel Alday en Acacias 38 no se lo pensó ni un minuto.

Llevas un año y ocho meses en Acacias, que está significando esta serie para ti.

Pues es mi sueño. Reconozco que el miedo está ahí y tener que dar vida a uno de los vecinos de esta serie que es tan importante pues el difícil. Pero la emoción por hacer lo que te gusta se impone y para mi significa todo, es mi gran oportundiad.

El barrio de Acacias ha sufrido un salto temporal de 10 años ¿Os ha costado al reparto acostumbraros a este cambio de década?

No, todo lo contrario. Ha resultado sencillo. Yo creo que este salto del que hablas le va a dar mucha frescura a la serie y los personajes nuevos que entran están buscados con esa intención, con darle un poquillo más de vidilla, más juego. Las tramas van a ser mucho más divertidas, más cómicas, aunque Acacias siempre termina teniendo su parte dramática, pero está compensada con todas las personas que entran.

Tenéis nuevos vecinos en el barrio ¿Cómo está siendo la relación con los nuevos compañeros?

Es verdad que por las tramas que tenemos cada uno, todavía no he coincido mucho con ellos. Pero lo poco que he hablado con ellos, me han parecido unas grandísimas personas y también muy buenos profesionales. Es un gusto sumar a gente así al equipo.

Acacias 38
Gema Checa HEARST

¿Cómo afrontas tú esta nueva etapa de Acacias 38?

Con muchas ganas, porque he tenido mucha suerte con este personaje, ya que me ha permitido entrar en registros diferentes, porque ha pasado por etapas muy distintas. Para mí es un reto y lo afronto con mucha ilusión.

¿Cómo va ser Samuel después de estos diez años?

Pues la imagen que tenía el público de Samuel ahora va a ser totalmente distinta. Durante todos estos años él se ha ido del barrio a viajar, a intentar encontrarse a sí mismo, a buscarse la vida y lo consigue cuando conoce a Genoveva que es su esposa y es un amor a primera vista y digamos que ese amor le cura. Porque toda la maldad que siente Samuel al conocerla a ella todo cambia y vuelve a ser un hombre bueno.

Encontramos una versión de este personaje redimida y con la intención de no volver a actuar como lo hizo en el pasado. Un hombre nuevo y con las ideas totalmente cambiadas y con una claridad mucho más bondadosa y arrepentido de lo que hizo. No va a sorprenderos con volver a la maldad.

Después de este cambio tan radical en la personalidad de Samuel ¿Qué parte te ha resultado más atractiva de él, la buena o la mala?

Yo he disfrutado mucho siendo el Samuel malo, porque creo que los villanos son personajes con muchos más matices, te dan más posibilidades donde agarrarse, donde jugar y también, más registros. Pero, también reconozco que he sido tan malo que justo ahora volver a cambiar, pues me siento muy a gusto, pero es un bombón de personaje por esos registros.

Acacias 38
Pedro Valdezate / Productora

A pesar de esa maldad que destilaba Samuel, es un personaje que ha tenido buena aceptación por parte del público. Yo creo que la clave esta en que aunque es un malo malísismo, en cierto modo se logra empatizar con él por todo lo que ha sufrido durante algunos episodios. Es verdad que ha hecho las cosas muy mal, pero la gente consigue entender que es lo que le ha llevado a provocar ciertas situaciones. O por lo menos eso espero, que no me odien mucho (risas)

¿Son duras las grabaciones en Acacias?

Un poco sí, creo que por la rapidez con la que trabajamos. Nosotros solemos grabar cinco días por semana durante más de ocho horas y vamos a una velocidad de 1 capítulo y medio por día. Por lo que el ritmo de grabación es bastante intenso. Te recogen a las 7 de la mañana y terminas a las 7 de la tarde y luego llegas a tu casa para ponerte a estudiar los guiones del día siguiente.

¿Qué es lo más positivo y negativo de trabajar en una serie diaria?

Lo más positivo sin duda son las tablas que coges, que de hacer un trabajo tan exigente diariamente al final es cómo más aprendes. Cuando solo llevaba tres meses trabajando aquí ya tenía la sensación de llevar mucho más tiempo que en las escuelas. Y lo negativo sería el tiempo que se consume, quizá echas de menos tener un poco más de ocio.

Yo me inicié con Acacias, no había trabajado antes en series y al empezar noté que era un ritmo muy estresante, más aun si tienes la suerte de entrar con una trama protagónica como que ocurrió a mi. Pero al final los que trabajamos en esto es porque amamos la profesión.

Acacias 38
Gema Checa / HEARST

Entonces eres actor vocacional

Sí, desde pequeño me gustó el arte. A los 14 empecé a dar clases de piano y luego me decidió por el bachiller de Artes Plásticas. Cuando acabé supe que la interpretación era lo mío.

Después de tantos episodios ¿Hay alguna anécdota o momento que te haya marcado en Acacias?

Pues me marco mucho cuando tan solo una semana después de estar trabajando aquí, me dijeron que mi próxima trama iba a empezar con un terremoto que había en el barrio y me impactó mucho porque nadie nos dijo cómo se iba a hacer. Nos comentaron que solo teníamos que hacer el movimiento, pero al final resultó que si que hubo una explosión de humo y como nadie lo esperaba, porque no lo dijeron, ver una enorme nube de humo venir hacia ti de golpe, pues me marcó. Es un gran recuerdo que tengo.

¿Tienes algún otro proyecto en mente?

Estoy intentando compaginar nuevos trabajos con Acacias y me encantaría poder decirte voy a compaginarlo con esto, pero es verdad que todavía estoy a la espera. Ya he hecho algunas pruebas para ver si puedo estar en varios trabajos a la vez, pero todavía no han dicho como han salido. Y si no lo consigo, pues seguiremos aquí (risas) y si salieran más cosas bienvenido sea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38