¡Cuidado con Natalia!; ‘Acacias 38’

La pequeña de los Quesada no duda en coquetear con Antoñito ante la atenta mirada de su esposa, Lolita, que teme perder a su marido. La1. Del 20 al 24 de julio. 17.20h

acacias 38
Pedro Valdezate

QUÉ HA PASADO

• Sabina salva a Lolita de ser atracada en su negocio.

• Los hermanos Quesada llegan al barrio de Acacias.

• Miguel desconfía de la actitud de sus abuelos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
acacias 38
Pedro Valdezate

Los Bacigalupe organizan una fiesta en su vivienda para sus vecinos. Lolita asiste con Antoñito, que ha hecho un hueco en su apretada agenda como diputado.

acacias 38
Pedro Valdezate

Allí se encuentran con Aurelio y Natalia, que acuden por sorpresa y se presentan ante los invitados como unos antiguos amigos de los anfitriones.

acacias 38
Pedro Valdezate

La recién llegada empieza a charlar amigablemente con el político, despertando los celos de la mantequera, que pide a su amado que se marchen. Ya en su hogar, tienen una fuerte discusión.

acacias 38
Pedro Valdezate

Estoy harta de tu actitud, estás ausente, no haces caso a tu familia, ni siquiera te gustó la idea de que tuviéramos otro bebé”, afirma ella. Tras decir la última palabra, la mujer comienza a sentirse mal y cae al suelo desmayada.

antoñito no se rinde pero el bebé se lo pone difícil en acacias 38
Pedro Valdezate

Su esposo la recoge y la lleva a la habitación. Después de que la examine el doctor, no se separa de su lado ni un momento. “Lo siento, pero no tengo claro lo que sufre, quizá sea un desvanecimiento sin importancia”, explica el médico.

acacias 38
Pedro Valdezate

Al día siguiente, Genoveva se levanta de su cama y va a leer el correo. Entre las cartas ve una misiva dirigida a Felipe, y la remitente no es otra que Laura. Cuando la señora pregunta a su marido por la carta, él dice no saber nada de su existencia, ni el motivo por el que la ha recibido.

acacias 38
Pedro Valdezate

Después, se pone a la defensiva y, para desviar la atención, pregunta a su esposa sobre los anónimos que ha estado recibiendo. Esta decide dar por zanjada la charla.

acacias 38
Pedro Valdezate

Horas más tarde, la pareja conversa tranquilamente en el salón cuando el abogado menciona sin querer la muerte de Úrsula. “¿Cómo recuerdas ese suceso?”, duda su mujer. Álvarez-Hermoso explica que fue Liberto quien se lo contó.

acacias 38
PEDRO VALDEZATE

Ella no le cree y va a hablar con Ramón, pues piensa que su cónyuge finge la amnesia que padece y Palacios está ayudándolo. El empresario le asegura que está equivocada: “No debería desconfiar así de la persona a la que tanto dice amar”.

acacias 38
Pedro Valdezate

Por su parte, Felicia tiene un grave enfrentamiento con Susana tras escucharla hablar mal de su hija. “No voy a permitir que la calumnies. Si sigues por ese camino, nuestra amistad se romperá”, afirma herida.

Fashion, Outerwear, Photography, Fur, Street, Style,
Txuca Pereira

Rosina, que observa la disputa, interviene y consigue que ambas se reconcilien. Superado el enfado, la hostelera se va a su piso.

acacias 38 capítulos 1259 al 1261
Pedro Valdezate

Allí, se decide a dialogar con Marcos y le pregunta qué relación tiene con los nuevos vecinos, los Quesada. “Simplemente nos conocemos de México. Fui socio de su padre durante muchos años y mi hija se llevaba bastante bien con Natalia. No hay de qué preocuparse”, contesta el señor. No obstante, ella no queda convencida con la respuesta y piensa seguir con los ojos abiertos para averiguar qué ocurre en realidad.

acacias 38
Pedro Valdezate

Cerca de allí, Anabel pasa una bonita velada con Pablo. Los sentimientos de los dos jóvenes cada día van a más y se sienten muy a gusto el uno con el otro.

acacias 38
Pedro Valdezate

Están besándose por primera vez cuando son interrumpidos por Aurelio, quien empieza a soltar comentarios inapropiados a la muchacha. Su acompañante sale en su defensa y consigue que el chico se vaya y los deje en paz.

Acacias 38
Pedro Valdezate

Al caer la tarde, mientras termina sus labores como portero, Jacinto escucha un sutil ruido en casa de los Domínguez. Cesáreo lo observa subir hasta el apartamento y lo detiene justo cuando va a abrir la puerta.

acacias 38
Pedro Valdezate

“Vete o empezarás a ver fantasmas. Yo no escuché nada”, dice con sorna. Cuando el sirviente se aleja, el sereno entra en el inmueble y comenta a Becerra que debe ser más cuidadoso: “Si sigues montando tanto jaleo te descubrirán, es mejor que te marches”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38