¡Descubiertos!; ‘Acacias 38’

Sabina y Roberto ven que el túnel que han construido para colarse en el banco ha sido saboteado por alguien.

acacias 38
Pedro Valdezate

QUÉ HA PASADO

• Bellita no quiere seguir encerrada en su casa.

• La salud de Lolita empeora gravemente en la clínica.

• Anabel y Natalia charlan como dos viejas amigas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
acacias 38
Pedro Valdezate

Sabina y Roberto están muy contentos. Finalmente han terminado el butrón que conecta su restaurante con el banco y podrán realizar el robo, que tanto tiempo llevan planeando, al día siguiente. No obstante, su dicha se acaba al amanecer, cuando al entrar al túnel observan que está inundado.

acacias 38
Pedro Valdezate

“Así no podremos acceder nunca a la sucursal ¿Será intencionado? ¿Estamos ante un sabotaje?”, pregunta la hostelera. “He sido yo quien ha destrozado vuestros planes”, dice una voz a sus espaldas.

acacias 38
Pedro Valdezate

Resulta que se trata de Miguel, que descubrió a qué se dedicaban realmente sus abuelos y quiso ponerles un alto. “No voy a consentir que sigáis robando a la gente”, asegura. El matrimonio no tiene más remedio que renunciar a la única vida que conocen: “A partir de ahora, seremos los honrados dueños de un bar, solo eso”.

acacias 38
Pedro Valdezate

Por otro lado, Bellita ha descubierto que el acosador por el que tuvo que hacerse pasar por muerta ha llegado al barrio. Una tarde llaman insistentemente a la puerta de su casa. La señora cree que es él, se arma de valor y abre.

acacias 38
Pedro Valdezate

La sorpresa es mayúscula cuando ve que se trata de Arantxa, que ha venido a la ciudad para ver cómo se encontraba su señora. Tras una amigable conversación, se despide para volver al País Vasco, pero no piensa hacerlo sola.

acacias 38
Pedro Valdezate

La criada sale a la calle en busca de Cesáreo para declararle su amor. “Desde que me fui no he parado de echarte de menos, cásate conmigo y vámonos de aquí”, le propone ella. El sereno acepta al instante sin dudar.

acacias 38
Pedro Valdezate

Esta no es la única marcha que se produce en el vecindario. Felipe siente que tras la muerte de Marcia ha cerrado una etapa en Acacias y decide irse. Sus amigos, entre los que se encuentran Ramón y Liberto, están presentes en su despedida. “Gracias por haber estado a mi lado”, afirma Álvarez- Hermoso.

acacias 38
Pedro Valdezate

También asiste su todavía esposa, aunque sin invitación, para reprocharle que jamás la haya amado como se merecía y amenaza con hacerle daño a Tano por sus desplantes. El abogado no se deja amedrentar y le jura que siempre estará dispuesto para batallar contra ella.

acacias 38
Pedro Valdezate

Horas más tarde, Genoveva decide tomar como su pupila a Natalia. Ha visto que tiene cosas en común con la joven y puede ser su gran aliada para comenzar su venganza contra sus enemigos. “Estoy segura de que haremos un buen equipo”, reflexiona en su hogar.

acacias 38
Pedro Valdezate

Cerca de allí, Aurelio visita a Anabel. En un descuido, vierte una droga en la copa de la señorita con el fin de adormecerla y poder abusar de ella. La chica bebe y comienza a perder el conocimiento. El hombre la besa, pues la tiene ante él indefensa y a su disposición. Afortunadamente, Soledad irrumpe en la habitación.

acacias 38
Pedro Valdezate

Quesada se defiende, diciendo que Bacigalupe se desmayó y solo intentaba socorrerla. La empleada opta por creerle y no le comenta nada a Marcos, con quien ha iniciado un acercamiento.

acacias 38
Pedro Valdezate

Por su parte, Lolita ha decidido perdonar a Antoñito. Este, que ve de nuevo un futuro junto a su mujer, intenta buscar un remedio para su enfermedad, pero los médicos dicen que no tiene cura.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38