Tuba Büyüküstün, la pasión turca de Nova

Es una de las actrices más populares de su país y su fama la ha llevado a defender los derechos de los niños como embajadora de Unicef. Así es Tuba Büyüküstün.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vocación tardía

Apasionada de la pintura desde niña, Tuba Büyüküstün nunca se planteó actuar hasta que decidió ganar algún dinero haciendo anuncios en televisión mientras estudiaba. Eso la llevó a sus primeras telenovelas y de ahí a la fama que tiene hoy tanto en su país como fuera. "No esperaba tener esta profesión, pero así es la vida; ahora sé que amo la interpretación", dice con entusiasmo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Autosuficiente

Nacida en Estambul el 5 de julio de 1982, es la única hija de un ingeniero eléctrico y una empleada de banca: "Mis padres trabajaban todo el día, por eso a menudo me tocaba esperarlos sola en casa. Desde bien pequeña, aprendí a hacer arroz y macarrones”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
También diseñadora

Comenzó interesándose por las ciencias y las matemáticas. "Me gustaba mucho la biología y quería ser ingeniera genética". Sin embargo, pronto recordó lo que más le gustaba y encaminó sus pasos hacia el Diseño de Escenografía y Vestuario, titulándose en la Mimar Sinan Arts Academy. "Me encanta diseñar de todo. Esa faceta es una parte de mí y actuar es otra. No puedo dejar ninguna de las dos", afirma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nominada a los Emmy

En 2003, con 21 años, le llegó su primera oportunidad como actriz con la serie de televisión Sultan Makami y más tarde, en 2006, se estrenó en la pantalla grande con Sinav, donde trabajó al lado del actor estadounidense Jean-Claude Van Damme. Los premios no se hicieron esperar. Cuando aún daba sus primeros pasos, recibió el galardón como Mejor Actriz por Gülizar en el Festival de Televisión de Serbia y Montenegro en 2005. Pero su gran salto al reconocimiento internacional llegó unos años después, en 2013, con la nominación a los Emmy por su papel en la película 20 Dakika (20 minutos) en la que compartió cartel con Firat Çelik, el atormentado Mustafá de Fatmagül. Se convertía así en la primera actriz turca en la historia del prestigioso certamen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alérgica a la fama

Amor de contrabando, al año siguiente, le concedió la posibilidad de trasladar a la pequeña pantalla su pasión por el diseño a través de su papel de Elif, una creadora de joyas. La pareja que formó con Engin Akyürek (Ömer) en la novela caló tan hondo entre el público que fueron bautizados como Elmer y colocados en los trending topic de las redes sociales. Ambos vieron reconocido su trabajo en esta producción en los Kristal Fare 2015 de Turquía. Su fama no ha dejado de crecer
en estos años, sin embargo, a Tuba no le agrada demasiado, ya que se define como alguien "distante" que necesita "creer que la persona que está delante es real". Poco amiga de las entrevistas, procura moverse en la discreción:
"Me gusta la paz y necesito sentirme segura; por eso, paso mucho tiempo en mi casa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su faceta de madre

Madre de gemelas, Maya y Toprak, de 6 años, la actriz contrajo matrimonio en París en 2011 con el también actor Onur Saylak, a quien conoció durante las grabaciones de la serie Asi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ruptura matrimonial

Pero la relación, que parecía idílica y ella misma había definido como "la más bella combinación de amor y paz", llegó a su fin en junio de 2017. Según se publicó, los motivos podrían haber sido sus apretadas agendas y un desacuerdo en el cuidado de las niñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su novio

Lejos de rendirse a la tristeza, rehizo su vida. Meses después era fotografiada con el dueño de unos conocidos restaurantes y de un club en Estambul. El noviazgo nació con escándalo: Umut Evirgen estaba comprometido en ese momento y reaccionó violentamente contra el paparazi, lo que provocó su arresto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Embajadora de UNICEF

Uno de los rasgos más destacables de Tuba es, sin duda, su solidaridad. En 2014, Unicef la nombró Embajadora de Buena Voluntad por su lucha en favor de los derechos de la infancia: "Visitamos entornos rurales y escuelas porque los niños son los que más sufren. Todos deberían recibir amor, educación y salud". Fiel a su objetivo de "dar a la gente buenos sentimientos", este año ha hecho realidad el sueño de una joven turca con síndrome de Down que deseaba conocerla en persona. Además, en 2015, su activismo social recibió el Premio Giuseppe Sciacca, que reconoce a los que luchan por la dignidad de las personas. Tuba, que ha sabido sacar partido a su elegancia convirtiéndose en imagen para Oriente Medio de la marca española de joyas ARTE Madrid y de la firma de relojes de lujo suizos IWC Schaffhausen, prepara su incursión en el cine japonés. Hasta el país nipón viajará para protagonizar una película de la que no se han dado detalles pero en la que seguro brillará como la estrella que es.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo