Manuel Regueiro: “Las series son un campo apasionante para un actor”

Acostumbrado al ritmo del formato diario, el actor gallego, que vive en Madrid con su mujer y sus hijos, reconoce que le gustan las telenovelas, variar de personaje y tocar todas las épocas.

image
Ana Ruiz HEARST

Ha trabajado en más de treinta producciones televisivas, entre ellas telenovelas tan emblemáticas como Acacias 38, donde estuvo un año, o Amar es para siempre. Y no faltan en su currículum míticas series como Al salir de clase, Física o Química, El tiempo entre costuras u Hospital Central. Ahora, Manuel Regueiro continúa su recorrido por el género diario en El secreto de Puente Viejo gracias a Ignacio, un empresario que se enfrenta a la déspota marquesa doña Isabel (Silvia Marsó).

Como en Acacias, vuelves a ser un hombre de clase alta. ¿Te atraen más que los humildes?

Es cierto que tanto Arturo como Ignacio son adinerados, pero tienen una manera muy distinta de entender la vida y relacionarse con los demás. Lo que a mí me gusta de este trabajo es dar vida a personajes cuanto más distintos mejor, con sus antecedentes, circunstancias y realidades.

¿Qué tal ves la relación con tus hijas en la ficción?

Las tres son encantadoras y guapísimas, aunque me dan algún que otro quebradero de cabeza.

¿Las cortejarán?

Habrá amores más o menos prohibidos y eso causará nuevos problemas con la marquesa.

Tú tienes dos, de 15 y 17 años. ¿Te dan problemas también?

Los que somos padres sabemos que los hijos nos dan tanto felicidad como desvelos. De los míos, por suerte, no tengo ninguna queja. Me encuentro con más problemas domésticos en el set de grabación (risas).

¿Qué tal con Silvia Marsó?

Es un placer para mí volver a encontrarme con esta estupenda actriz. Nos llevamos genial y siempre hemos trabajado muy a gusto juntos.

En la novela sois enemigos…

Ella es una aristócrata altanera e Ignacio es mucho más campechano. Nuestra relación laboral es estrecha, pero vemos las cosas de distinta forma. No nos entendemos pero nos necesitamos.

Manuel Regueiro en El secreto de Puente Viejo
Pedro Valdezate

¿Y con el resto del elenco?

Somos una gran familia. Paso más tiempo con ellos que con la mía propia.

Has trabajado en muchas series diarias. ¿Te atrae el género?

Lo conozco bien y me parece un campo apasionante para un actor. Estos personajes te permiten recorrer un camino lleno de diferentes estados, emociones y registros en un amplio espacio de tiempo. Es un reto conseguir defender todo ese trayecto.

En la profesión, ¿se le da el mismo valor que a otros formatos?

Todos sabemos el mérito que tiene involucrarse en este tipo de proyectos, por la dedicación que exige y su dificultad.

Y como espectador, ¿te gustan?

Creo que a todos nos ha atraído alguna en un momento u otro. Nos enganchamos a las series con Falcon Crest.

image
Productora

¿Te interesan más las de época?

Me parecen atractivos todos los momentos para dar vida a un personaje: actuales, pasados o futuros. Las producciones de época son muy vistosas por el vestuario, los decorados y el hecho de revivir sucesos de antes. Cualquier papel es interesante y todo trabajo, bienvenido.

Vives en Madrid desde hace años, pero trabajas a veces en tu Galicia natal. ¿Sigues muy unido?

Ejerzo mucho de gallego; mi tierra está siempre presente en mi vida. En Pontevedra tengo mi casa familiar, donde viven mis hermanos, y también hay primos, tíos… Así que viajo a menudo, sobre todo en vacaciones cuando voy con mi mujer y mis hijos. Además, mi carrera se ha desarrollado allí y cuando salen trabajos me traslado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo