Mario Cimarro cumple 45 años, envuelto en polémica

Repasamos la trayectoria de uno de los actores más controvertidos de las telenovelas que ha vuelto al mundo profesional con la telenovela ‘Vuelve temprano’

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tal día como hoy de 1971 llegaba al mundo Mario Cimarro (El cuerpo del deseo), uno de los actores cubanos más internacionales gracias tanto a sus actuaciones como a sus polémicas. El actor celebra su 45 cumpleaños en medio de polémica y un rumor sobre su falso fallecimiento.

 

El galán cubano debutó en las telenovelas en 1995 participando en Acapulco, cuerpo y alma. Después participaría en La mujer de mi vida y, en 1998, La usurpadora, siendo ya uno de los personajes principales.

En el 2000, Amor latino le ofreció uno de sus papeles protagónicos, junto a Coraima Torres, Diego Ramos, Ana Claudia Talancón o Dora Baret.

Más tarde, compartió escena con Marlene Favela en Gata salvaje, con quien repetiría años más tarde.

Pero no fue hasta 2003 que no llegó el papel de su vida. En ese momento comenzó a grabar Pasión de Gavilanes, el título que se convirtió en un trampolín internacional.

Allí interpreteba a uno de los hermanos Reyes, Juan, quien urde sus planes de venganza contra la familia Elizondo, aunque después de enamorarse de Norma (Danna García), los olvida. 

Sus escenas de pasión y la química que desprendía en pantalla con Danna García (Las Amazonas) mantenía enganchada a la telenovela a miles de fans a lo largo del mundo.

El boom de la telenovela en España, un año después de su grabación, hizo que el actores viniera de gira al país donde despertó la locura de miles de fans que le seguían a cualquier lugar al que acudiera.

Durante su estancia en el país realizó varias entrevistas y realizó diferentes entrevistas donde explicó algunos detalles sobre su compañera en Pasión de Gavilanes: “Danna García es un ángel, y tiene una naturalidad muy poco común”.

Después de la resaca del éxito de la telenovela, Cimarro volvió a protagonizar una telenovela con El cuerpo del deseo, junto a Lorena Rojas.

Una pareja que mostraba un gran feeling en pantalla y fuera de ella pese a que, en la realidad, la desaparecida actriz confesó que “nunca hubo una relación cordial de trabajo en ningún sentido”.

Después de ello, el galán participó en las películas Rockaway y Puras joyitas para después regresar a las telenovelas en 2008 con La traición, ambientada en el siglo XIX, y que ha calificado como “la más complicada”.

En ella volvió a coincidir con Danna García, quien siempre le ha calificado como un “gran compañero, muy creativo y una excelente persona”.

Desde el éxito de Pasión de Gavilanes y su divorcio con la hasta entonces su mujer, Mario Cimarro ha sido relacionado sentimentalmente con varias compañeras de trabajo, entre las que destacan Danna García.

Un año después comenzaron las grabaciones de Mar de amor con Zuria Vega, la cual fue emitida por La 1 en España. También coincidió en ella con Ninel Conde, quien acusó al actor de haberle agredido durante el rodaje, algo que el actor negó.

Una de las últimas telenovelas que hemos podido ver en España del perfecto galán fue Herederos del monte, protagonizada junto a Marlene Favela.

Durante su rodaje, Cimarro disfrutó de varios momentos divertidos con sus dos caballos, Zeus y Diamente. “Zeus, por ejemplo, trató de montar a una yegua con jinete incluido. Reaccioné a tiempo y pude impedirlo (risas)”.

En España, el galán estuvo rodando en 2012 el thriller Mediterranean Blue, en la que coincidió con el padre del gran director Quentin Tarantino.

Después de unos años apartados de las telenovelas, Mario Cimarro vuelve ahora a la pequeña pantalla con Vuelve temprano, la adaptación de la producción del mismo nombre, la cual se estrenará próximamente.

En ella interpreta a un policía que investiga el asesinato de un adolescente, hijo y estudiante modelo del que se descubre un lado oscuro.

Un proyecto que, según fans españolas, no tenía fondos suficientes por lo que el actor pidió dinero a su club oficial en España para poder sufragarlo. Después de habérselo prestado y haber conseguido su objetivo, el actor se niega devolverlo, según el testimonio de las fans. Mario Cimarro aún no se ha pronunciado al respecto.

Ahora, el actor entra en los 45 años disfrutando de volver a la parrilla de Telemundo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela