Ximena Herrera nos habla de su último reto, ‘Mujeres de Negro’: “No podemos permitir el maltrato”

La actriz está segura de que papeles como el suyo en la novela son importantes para concienciar a la sociedad.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En 2003 dejó su tierra, Bolivia, para trasladarse a México con la ilusión de cumplir su sueño y lo consiguió más rápido de lo esperado. Doce años después, es una de las actrices más reconocidas de las telenovelas y no para de enlazar trabajos: Infames, El Señor de los Cielos, El hotel de los secretos y Mujeres de negro han sido sus últimos éxitos. A sus 37 años, nos habla de su vida y de cómo afronta el futuro inmediato.

¿Siempre quisiste ser actriz?
Desde niña me llamaba la atención el mundo de la interpretación y se lo comenté a mis padres. Ellos prefirieron que estudiara una carrera universitaria e hice Mercadotecnia.

Pero ganó tu vocación…
Sí, cuando terminé la universidad viajé a México para buscar una oportunidad en la televisión. Salió y he tenido el privilegio de dedicarme a lo que me apasiona y conocer a gente muy importante, aunque también he hecho bastantes sacrificios.

¿Cómo cuáles?
El principal ha sido no poder estar junto a mis seres queridos en ocasiones especiales.

¿Qué buscas en tu profesión?
No estancarme. Por eso intento explorar diferentes facetas y afrontar distintos papeles.

¿Estás en la posición de elegir?
No siempre tengo esa oportunidad. Lo que más me interesa es sentir una conexión especial con el personaje que me llega. Eso es muy importante para mí.

¿Has rechazado propuestas?
Me ofrecían muchos roles de niña buena y un día me negué a aceptarlos porque quería dar vida a una mujer con carácter. Por suerte, lo conseguí.

Corriste un riesgo…
Sí, pero no me arrepiento ni me dio miedo. Desde siempre he considerado que los artistas tenemos que ser flexibles y una de mis metas es trabajar para todos los públicos.

Acabas de grabar Mujeres de negro. ¿Qué tal la experiencia?
Muy bien. Es mi primer papel protagonista en Televisa y ha llegado justo cuando la productora estaba haciendo cambios muy positivos. Estoy encantada.

Preséntanos a Katia Millán.
Esta mujer ha sido un gran reto para mí. Me emocioné desde que el productor Carlos Moreno me habló de ella y por eso, aunque estaba muy cansada y quería tomarme un descanso después de El hotel de los secretos, me fue imposible rechazarla.

¿A qué achacas el éxito que ha tenido la novela?
El guión es novedoso y el público conecta en seguida con las ‘mujeres de negro’: Mayrín Villanueva, Alejandra Barros y yo.

Es una historia muy actual que habla de la violencia de género.
Vivimos en una sociedad machista, pero también hay hombres maltratados. Atravesamos una época de abuso psicológico en todas las edades.

¿Algún caso te ha impactado?
Hace poco en Bolivia un muchacho mató a su novia por celos y en la serie tocamos un tema muy parecido. No podemos permitir el maltrato y gracias a hablar de ello en la televisión se crea conciencia, aunque en este caso se trate de ficción.

¿Te incomoda que se publiquen asuntos de tu vida privada?
Llevo muchos años de carrera y siempre he intentado estar alejada de los chismes y escándalos. Siento que esa es la forma fácil de lograr la popularidad, pero a mí no me interesa. Prefiero seguir mi camino poco a poco.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

En 2012, dio vida a Lola Medina en Infames, la segund aparte de la exitosa producciones El octavo mandamiento.

Fue la camarea Cristina Omedo en El hotel de los secretos, la adaptación mexicana de la serie española Gran Hotel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela