Lidia San José graba ‘Nada personal’: “En México me siento como en casa”

La actriz que nos encandiló en ‘Ala... Dina’ ha cumplido su sueño de grabar en el país azteca y lo hace a lo grande, como hija de Juan Soler y esposa de Valentino Lanús, con quien planea volver a trabajar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras cinco meses de intenso trabajo, el 5 de agosto Lidia San José acabó de grabar Nada personal. Volverá a España para descansar y estar con la familia, pero regresará a México, un país que le fascina. “Si existiera la reencarnación, en otra de mis vidas me gustaría ser mexicana”, confiesa.

¿Qué te ha llevado a esta tierra?

La cultura azteca me atrae desde que estudié Antropología y me especialicé en América Latina. Siempre tuve en mente vivir aquí pero me parecía arriesgado.

¿Por qué has dado el paso ahora?

A principios de año sentí que era entonces o nunca y me vine sin proyectos a la vista. Gracias a un amigo fotógrafo, conseguí representante y me llegó el casting de Nada personal. Fue duro pero estaba inspirada. Hice la mejor prueba de mi vida.

¿Cómo te has sentido en la piel de una villana de telenovela?

He aprendido y me he divertido mucho, es mi primera mala y mi primera telenovela, ni siquiera había visto una. Creo que está muy bien escrita y mi personaje me ha puesto retos complicados, como hacer de borracha y, sobre todo, hablar con acento mexicano porque me sentía rara y falsa.

Luego también están las expresiones, que pueden generar confusión. A los extranjeros nos pusieron profesor, pero a mí es a la que más le ha costado.

¿A quién te refieres?

Juan Soler, que hace de mi padre, es argentino, pero lleva mucho tiempo en México. También está Margarita Muñoz, la protagonista que es colombiana y el chileno Matías Novoa.

¿Conocías a alguien?

No, ignoraba que fuera a trabajar con actores de tanto peso. De hecho tengo una anécdota divertida: la primera escena la grabé con Juan y ese día se lo dije a una amiga y se volvió loca (risas). Ella sí lo conocía. Poco a poco descubrí al resto de mis grandes compañeros: Kika Edgar, Mónica Dionne, Valentino Lanús que hace de mi marido..

¿Tienes algún favorito?

Los adoro a todos, he tenido mucha suerte. Sé que he hecho amigos para toda la vida.

¿Lanús o Soler?

Prefiero no elegir, son diferentes pero igual de maravillosos. Los dos me lo han puesto muy fácil. Juan es divertidísimo, siempre gasta bromas y está de buen humor. Valentino es como mi hermano, de hecho me recuerda mucho a él. Tenemos una química brutal, parece que nos conociéramos de toda la vida. Ya hemos hablado de la posibilidad de trabajar juntos de nuevo.

¿Cómo ha sido la despedida?

No he dejado de llorar, me ha dado mucha pena. A mis compañeros les ha hecho gracia, me han dicho que lo he vivido con la emoción del primerizo.

¿Cómo llevas estar lejos de casa?

Echo mucho de menos a los míos porque soy muy familiar, pero por lo menos hablamos a diario. Además, estoy feliz aquí, me siento como en casa, no extraño el modo de vida de allí. Me encanta la comida y hay lugares espectaculares; es un país muy bonito. Solo llevo mal la contaminación y el tráfico.

México también destaca tristemente por la violencia...

A mí hasta ahora no me ha ocurrido nada. Voy con cuidado pero no he tenido miedo, no se puede vivir con él.

¿En algún momento has sentido que te has equivocado?

No, ni siquiera al principio que parecía que no tenía opciones. Este es el luar donde quiero y debo estar. Me hacía iluisón vivir en el extranjero.

¿Qué te dice la familia?

Cuando me despedí de ellos en el aeropuerto parecía que me iba a la guerra de lo que lloraban. Mi padre incluso me chantajeó diciéndome que si lo hacía por dinero él me lo daba (risas). Pensaban que me había vuelto loca porque suelo ser bastante sensata.

¿Y ahora qué piensas hacer?

Pasaré dos semanas en Madrid y volveré a México. He tenido una experiencia maravillosa y quiero repetir, se me ha quedado corta.

¿Puedes contarnos alguna anécdota de tu estancia allí?

Un día fui al teatro y a la salida se acercó Víctor Huggo Martín, que participó en la original Nada personal. Me felicitó por mi trabajo en la telenovela y me comentó que me conocía por A las once en casa, cuando era una niña. No me lo podía creer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela