Prueba de lealtad; ‘Hercai’

Azize entrega a Mahmut un arma para que se quite la vida. Nova. Del 25 al 29 de mayo. 22.45h

azize y mahmut en hercai
Hercai

QUÉ HA PASADO

• Elif colabora con Azat.

• Reyyan entrega a Azize una inquietante nota.


Azize intenta recomponerse después de leer el mensaje en el que le anuncian que pagará por sus crímenes. Ajeno a la angustia de su abuela, Miran dice a Hazar que estaba en lo cierto al pensar que su familia tenía un enemigo mayor que los Sadoglu, aunque rechaza una alianza: “Yo solo acabaré con él”. Luego, va con Firat a interrogar a algunos hombres sobre lo que vieron el día del secuestro de Reyyan, pero su amigo entorpece la investigación sin que él se dé cuenta.

Más tarde y para dar una alegría a su esposa, Miran telefonea a Melike y le comunica que puede visitarla cuando lo desee. La muchacha se cuela en su habitación para llevarle ropa, pero Zhera se lo impide. Azat, que aún cree que su prima está a la fuerza en la mansión Aslanbey, se cita con Elif para que lo ayude a hablar con ella. Cihan los espía y urde un plan: “Acabaremos con Azize si mi hijo se enamora de su nieta. Yo me encargaré”. Mientras tanto, Nasud y Yusuf se reúnen con unos hombres poderosos a espaldas de la familia.

Elif convence a Reyyan para que se vea con Azat

Al salir de su cuarto, Azize mira recelosa a Sultán, pues sospecha que está detrás del anónimo. Después, exige a Mahmut, quien ha acatado algunas de sus órdenes más crueles, que la lleve a las afueras de la ciudad. De camino, y con las amenazantes palabras de la nota atormentado su cabeza, la señora ordena al chófer que pare y le entregue su arma. Fuera del vehículo, le recuerda que lo crió desde niño para que le fuera leal y le pregunta si lo es apuntándole con el revólver.

Aunque el joven responde afirmativamente, le exige una prueba así que coge el arma y le pide su bendición antes de quitarse la vida. Al disparar descubre que está descargada y la mira confundido. Ella sonríe y le ordena regresar a la mansión. Melike visita a su amiga, pero no es bien recibida por Gönül, Sultán ni Azize, que ya ha regresado. Reyyan la defiende y también Miran, que llega en ese momento: “Tiene mi permiso para venir cuando lo desee”. El joven, aún alterado por lo ocurrido, se enfada cuando su mujer, después de hablar con Elif, le comunica que va a ver a Azat.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hercai