El prometido; ‘Hercai’

Yaren trata con desprecio a Harun aunque lo encuentra muy atractivo. Nova. Del 26 al 30 de octubre

yaren y harun hablando en una fiesta en hercai

QUÉ HA PASADO

• Elif confiesa a Reyyan que está enamorada de Azat.

• Hazar descubre que Miran es su donante anónimo.


Zhera no soporta ver a Hazar hundido y se sincera con Reyyan y Miran para que lo perdonen. “Yo lo convencí para que acusara a tu marido de haberlo empujado. Lo hice para protegerte”, dice a su hija llorando. Ella le recrimina su forma de actuar y abraza a su esposo para que sepa que jamás volverá a desconfiar de él. Este le aconseja que no se enfade con su madre: “No la culpes por cometer un error. Ámala mientras esté a tu lado”.

Por casualidad, Nasud se entera de que Cihan intenta vender la casa donde vivían antes de recuperar la mansión familiar y lo humilla delante de Yusuf. Después, le explica el porqué de tal reacción: “Ese sitio tiene un lugar muy especial en el corazón de tu padre”. Horas antes de recibir al novio que le han impuesto, Yaren trata con desprecio a Reyyan cuando lleva a Gül de vuelta al palacio: “Falsificar tu firma en los papeles del divorcio es lo menos grave que voy a hacer. Prepárate porque no pienso parar hasta acabar contigo”. La chica la abofetea para demostrarle que no le teme.

Azize desconoce lo que trama su nuera

Sultán se reúne con Azat para proponerle que se case con Elif: “No te es indiferente y ella te ama. Azize va a obligarla a dejar el país porque es un estorbo para acabar como Reyyan. Si os casáis, mi suegra tendrá que olvidarse de su venganza”. Desde el balcón, Yaren contempla la llegada de los Bakircioglu al palacio, pero no consigue ver a Harun, su prometido. Minutos después y mientras las dos familias charlan en el salón, el muchacho sale a tomar el aire y se topa con ella. Ambos se gustan pero Yaren lo trata con desprecio, lo que a él le atrae más.

De vuelta a la sala y sin comentar su divertido encuentro, el joven recibe con una pícara sonrisa el café que ella le ofrece, como al resto de los invitados. “Espero que esté tan dulce como tú”, le susurra sin que nadie se percate. Enseguida queda cerrado el compromiso con la aprobación inesperada de la prometida.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hercai